En los respectivos comités de caza

APROCA traslada las inquietudes de los cazadores gallegos a la Administración

En un reciente documento presentado a la Administración gallega, Apoca Noroeste demanda la puesta en marcha de una serie de medidas que, a juicio del colectivo cinegético gallego, ayudarían a contribuir al buen desarrollo de la actividad.

08/02/2017 20:54:03 | CdC | Archivado en:  AprocaGalicia.

APROCA traslada las inquietudes de los cazadores gallegos a la Administración

Estas medidas pueden ser las siguientes:

- La puesta en marcha de manera inmediata de un Plan de recuperación de las especies de Caza menor en Galicia.
- Adelanto de la Temporada hábil de caza del conejo de cara a la temporada 2017/18.
- Incluir en la Orden de ayudas destinada a sufragar los daños provocados por el lobo, los sufridos por los perros y las especies cinegéticas, no solo las especies ganaderas.
- Modificar el número mínimo de participantes exigido para poder celebrar un gancho o batida en Galicia.
- Implantar nuevas medidas de gestión para las especies migratorias

En cuanto a la puesta en marcha de manera inmediata de un Plan para la Recuperación de las Poblaciones de Caza Menor, este debería recoger entre otros aspectos: Ayudas destinadas a mejoras de hábitat, la homologación en Galicia de los métodos selectivos para control de predadores. Dicho plan debe contar con los medios suficientes para garantizar su viabilidad y eficacia.

En este aspecto sería interesante un adelanto notable en el inicio de la temporada hábil de caza del conejo, así como cerrar con antelación para interferir lo menos posible en el ciclo reproductivo de las ya mermadas poblaciones de conejo de monte. La propuesta consensuada con los cazadores consulados sería la de iniciar la temporada de caza del conejo 1 de octubre y cerrarla el 24 de diciembre.

Dado que cada vez son más habituales los ataques por parte de la población de lobos a los perros durante la práctica de la actividad cinegética, entienden que este tipo de daños producido por el lobo también deberían estar reconocidos en la orden de ayudas que publica la Administración para paliar los daños provocados por el lobo.

Aproca propone que tras la pertinente tramitación del expediente administrativo los propietarios de los perros atacados por el lobo también tengan derecho a algún tipo de indemnización por el daño sufrido. Sirviendo al mismo tiempo la denuncia del daño para que quede constancia de los hechos a la hora de evaluar y determinar la dinámica en la evolución de las poblaciones de lobo en Galicia.

Debido a la disminución del número de cazadores y sobre todo a la despoblación del rural en grandes zonas del interior de Galicia cada día son más las Sociedades de Caza que les trasladan las dificultades con las que se encuentran para poder celebrar los ganchos (mayoritariamente de zorro y corzo) dado que son incapaces de cumplir con el requisito legal establecido de ser un mínimo de diez participantes.

Esta circunstancia les obliga a suspender la celebración de los mismos, no ejerciendo así las medidas de gestión poblacional sobre las especies en cuestión.

La solución que plantea Aproca para dar respuesta a esta situación sería que la Administración modificase el número mínimo de participantes exigido para celebrar un gancho, bajándolo de los diez miembros que se necesitan en la actualidad a solo seis, por ejemplo.

Todos los demás requisitos recogidos por la legislación para estas modalidades colectivas de caza serían compatibles en el nuevo escenario cinegético con un mínimo de seis participantes por batida o gancho.

 

Noticias relacionadas

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.