Revista de Prensa

Asturias

Productivo fin de semana para la caza en la comarca

El pasado fin de semana se cobraban en la comarca oriental 74 jabalíes, siete venados y un corzo. La cuadrilla cabraliega de Pepe Huerta y la llanisca de Lolo Piquero tumbaban cinco navajeros, cada una, en los lotes de El Cuera y La Mar, respectivamente. Y en Piloña se apiolaron tres venados medalla de bronce.

28/09/2018 | El Comercio Digital | GUILLERMO F. BUERGO

Productivo fin de semana para la caza en la comarca En el coto de Piloña se abatieron seis venados, tres medalla de bronce, y quince jabalíes. En El Castellanu, el llanisco Fernando Blanco Concha pasaportaba un ciervo de 172,5 puntos. En Beroñes, Diego Noval Fonseca apiolaba un venado de 172. Y en Beroñes, un turista madrileño fusilaba un ciervo de 169. Los tres con medalla. En La Carbazosa y El Estelleru, Pablo López Esmez y un turista, abatían dos venados de 162 y 160 puntos, respectivamente. En Beroñes, Ángel Luis Muñoz fulminaba un selectivo.

En Anayo, Juan Ramón Montes Marcos, Manuel Sánchez, Pedro García y José Ramón Sánchez volteaban cuatro verracos de 85, 45, 35 y 30 kilos. En Cereceda, José Carlos Escobedo, Germán Rodríguez Noriega y José Antonio Corrales prendían tres macarenos de 50, cada uno. En Cayón, Ismael Cofiño y Juan Roberto Pérez cobraban dos gorrinos de 85 y 45. En La Cueva, Daniel Revuelta apiolaba dos cerdos salvajes de 70 y 50. En Los Montes, Santiago Toraño y David Blanco fusilaban dos suidos de 50 y 35. En El Estelleru, Juan Ramón Molina fulminaba dos guarros de 45 y 25.

En el coto de Llanes se abatieron 16 navajeros. Cinco macarenos pasaportaba en el lote de La Mar la cuadrilla de Lolo Piquero. Entre Francisco Robles y Juanjo Navaz apiolaban un verraco de 85 kilos y los otros cuatro, de 75, 70, 55 y 30, los derribaban Ismael Corao, José Ramón Amor Platas, el cántabro Raúl y Dani Álvarez. En Mañanga, Didier André Viego tumbaba dos gorrinos de 55, cada uno, mientras que Juan Carlos Bueres Andión abatía otro del mismo peso. En San Cecilio, Benito Buenaga Palmero, Ramón del Campo y Manuel Llorente volteaban tres suidos de 55, 50 y 30. En La Verde, Agustín Noriega Sampayo y Florentino Díaz fusilaban dos guarros de 50, cada uno. En el Cuetu Meré, el riosellano José María García fulminaba un navajero de 80. En Sierra Plana, Nacho Santoveña Gutiérrez acertaba sobre un jabalí de 40. En el Río de Nueva, Fernando Blanco Concha atinaba sobre un bermejo de 30 kilos.

Doce verracos tumbaron los cazadores de Parres y Cangas de Onís. En La Toya, David Álvarez cobraba dos gorrinos de 45 y 40, mientras que Juan Carlos Sondesa prendía otro de 70. En Següenco, Ángel Gala Cayarga, Manuel Vega Blanco y José Ramón Blanco pasaportaban tres suidos de 65, 60 y 40.

En Teleña, Juan Carlos Morán Medina, Manuel García Marcos y Servando Escandón Escandón fusilaban tres cerdos salvajes de 45, 40 y 35. En Triongo, Guillermo Hilario Díaz y César Suárez Mata fulminaban dos guarros. En La Cuesta, José Manuel Llerandi Coro volteaba un bermejo de 30.

Triplete de Ricardo Valdés
Ocho jabalíes perdían el pellejo en Cabrales. En El Cuera, Ricardo Valdés Tejeiro apiolaba tres macarenos de 70, 50 y 40 kilos, mientras que Rafael Mier tumbaba otros dos de 60 y 40, para la cuadrilla de Pepe Huerta. En El Escobal, David Fernández Arenas, José Mier Suero y Ramón Guerra Bueno fusilaban tres verracos de 60, 55 y 30.

En el cuartel colungués de Lue, Javier Miravalles Sampedro, Argimiro Sal Castro y Pedro Sánchez fulminaban tres suidos de 75, 70 y 50 kilos, en tanto que Ismael Uría Argüelles abatía un corzo de 105 puntos. En Carrandi, Manuel Tuero García pasaportaba dos gorrinos de 60, cada uno, mientras que Renato Sánchez Tuero volteaba otro de 25. En Libardón, Manuel Fernández Iglesias cobraba un navajero de 70.

En el lote riosellano de Barréu, Miguel Ángel Colino pasaportaba dos bermejos de 30 kilos, cada uno, mientras que Matías Pendás Fonticiella apiolaba un cerdo salvaje de 50. En Llovio, Mario Ampudia Valle atinaba sobre un verraco de 60. En Moru, Roberto Capín Blanco prendía un macareno de 50.

En espacios de Cofiño, dentro de la Reserva del Sueve, la palomilla de Caravia, capitaneada por Julián el de Duyos, tumbaba cuatro jabalíes de 80, 40, 35 y 30 kilos. En el mismo lote, el colungués Ignacio Laviada prendía un venado selectivo. En el cuartel ribadedense de Ulpiones, José Ibarlucea volteaba dos suidos de 60 y 55 kilos. Y en La Franca, Pelayo Izquierdo abatía un cerdo salvaje de 60.

En tierras de Cavandi, municipio de Peñamellera Baja, Celestino Mateo Dobarganes 'Carra' y Manuel Fernández Helgueras acertaban sobre dos navajeros de 70 y 55. En Peleas, espacio de Peñamellera Alta, Felipe Trespalacios fusilaba un macareno de 70. En Maliciegu, territorio de Onís, Ramón Asprón Asprón fulminaba un gorrino de 60.

« Ver más noticias