Actualidad

Valladolid

Le detienen tras no querer entregar sus rifles y le pillan con armas ilegales, 21.000 cartuchos y especies protegidas

Se le había retirado el permiso de armas en enero de 2017, contaba con antecedentes por delito de estafa, apropiación indebida y alcoholemia. Cuando se le requirió que entregase las armas que tenía a su nombre, ha ido cambiando de domicilio.

30/11/2018 12:08:39 | CdC | Archivado en:  CyL.

Guardia Civil
Guardia Civil

La Guardia Civil informaba ayer que había detenido en Valladolid a un hombre de 51 años, cuya identidad se corresponde con las siglas J.A.B.T., como presunto autor de los delitos de desobediencia a la autoridad, tenencia y depósito de armas y munición.

Habían denominado a la operación con el nombre de Choquer. Todo se desarrolló los pasados días 22 y 23 de noviembre, cuando el hombre fue detenido en una céntrica calle de la capital vallisoletana. Fue el paso inicial para proceder al registro de tres viviendas, dos en la capital y otra en la localidad de Cabezón de Pisuerga.

Infracciones de la Ley de Caza

¿Por qué estos registros? La explicación está en que el detenido se había negado a entregar sus armas cuando le revocaron la licencia el pasado mes de enero. Esta retirada se llevó a cabo tras conocer que el individuo acumulaba seis infracciones de la ley de caza impuestas por el Seprona en las provincias de Valladolid, Soria, Palencia y León, y tenían sospechas de que pudiera estar en posesión de restos de diversas especies protegidas. La sospecha era más bien certeza, pues durante un incendio en su domicilio en Valladolid, la Policía Local comunicó a la comandancia que había observado armas y munición a la vista, así como cabezas de animales, en el domicilio incendiado.

Detención y registros

Esta desobediencia comenzó cambiando de domicilio en varias ocasiones, incluso repartiendo los rifles entre familiares y amigos. De ahí que los registros se centraran en viviendas que eran frecuentadas por el detenido y donde se sospechaba que se encontraban las armas.

Lo que no esperaba la benemérita era encontrar más de los seis rifles que el ahora detenido tenía a su nombre. En total, encontraron trece armas: ocho rifles, tres escopetas y dos pistolas, así como 21.0000 cartuchos de munición de diversos tipos.

En el registro también se incautaron dos cráneos y tres cabezas disecadas de lobo ibérico y una de avutarda, dos especies protegidas.

Tras la detención, la Guardia Civil ha explicado que el detenido acumulaba una serie de infracciones que entendieron que eran «incompatibles con el uso de las armas», hecho que motivó que se iniciase el expediente de revocación de la licencia y le pidieron que depositase seis rifles registrados a su nombre. Este expediente tenía un plazo máximo: agosto de 2017. Fue cuando se abrió una nueva infracción por desobediencia a la autoridad.

Incluso en el momento de la detención, se volvió a negar a facilitar a los agentes el acceso al lugar donde se encontraban las armas.

Armas requisadas

Entre las armas requisadas, se encuentran cuatro de los seis rifles con documentación que se habían requerido al detenido. Los otros dos rifles que tenía a su nombre ya habían sido entregados voluntariamente por una mujer y por un vecino del arrestado. Pero también se encontraron tres rifles inutilizados sin documentación alguna y uno con la numeración borrada, dos escopetas de calibre 12 y una del 28, las tres careciendo de documentación; dos pistolas, una de dos cañones, sin documentación, y otra de avancarga que está inutilizada.

Penas a las que se enfrenta

El detenido se enfrenta a penas desde seis meses hasta dos años por tenencia si se consideran agravantes; de dos a cuatro años por depósito de armas y munición, y de otros dos por delito ambiental, por no poder certificar la procedencia de las cabezas de las dos especies disecadas protegidas.

 

Noticias relacionadas

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.