Reportajes

Media veda con Solognac

El tiempo de media veda es quizás el más esperado por la mayoría de los cazadores de menor. Tan solo unos pocos días al año, los amantes de la paloma, la tórtola y la codorniz podemos disfrutar de esta apasionante modalidad de caza.

CdC

11/09/2018 - 4219 lecturas

«Decidimos sólo disparar sobre palomas y no tórtolas, muy a nuestro pesar»

«Ropa cómoda, traspirable y holgada nos harán la jornada algo más amena»

«El puesto es sencillo y rápido de montar»

«Las botas de caza están pensadas y diseñadas para cazar en época estival»

«No hace falta llevar un pantalón corto para ir ligero y fresco»

Un grupo de cuatro amigos, Carlos, Fede, Víctor y Vanessa, cazamos el primer día de media veda en Extremadura.

Por unanimidad, decidimos sólo disparar sobre palomas y no tórtolas, muy a nuestro pesar. Ubicamos cuatro puestos en un rastrojo: el uno era un puesto natural; el dos, un puesto de pacas de paja y en el tres y el cuatro colocamos una pantalla de camuflaje de Solognac. Por la tarde volvimos a sortear para variar el puesto que nos tocó por la mañana y probar diferentes suertes con los pasos de las palomas.

La comodidad es básica a la hora de salir al campo

El calor ha sido sofocante en la zona de La Siberia, llegando a alcanzar máximas de 38 grados, por lo que ir bien equipado llega a ser algo imprescindible; agua fresca, una gorra que nos proteja la cabeza y ropa cómoda, traspirable y holgada nos harán la jornada algo más amena.

Decathlon, con sus productos Solognac, en su dedicación de vestir a todos los cazadores, nos ha demostrado, una vez más, que no hay excusas para sufrir innecesariamente. Entre sus productos encontramos diseños de calidad a precios asequibles para cualquier bolsillo.

Así hemos logrado ir bien equipados sin aumentar mucho más el precio de la jornada.

Puesto de caza Light Camuflaje

El puesto es sencillo y rápido de montar, no te roba más de dos minutos.

La tela es de red, amplia, silenciosa y muy liviana, con un camuflaje realista y exento de brillos, que es una de las premisas principales que los cazadores tenemos en cuenta a la hora de adquirir un puesto tanto para cazar en media veda, migratorias o recechos, como para realizar tareas de observación o fotografía.

Incorpora dos elásticos en los extremos de las esquinas para sujeción, pero se echan en falta algunos en la parte central de la red.

Las varillas de montaje son resistentes, hechas en acero, y su diseño permite clavarlas fácilmente en el terreno gracias a las puntas de uno de sus extremos y a una pieza que lleva soldada para ayudarte empujando con el pie. Pesan lo suficiente para evitar que el puesto se caiga cuando sopla un poco de brisa, además su diseño permite amarrarlo con cuerdas auxiliares a un árbol, por ejemplo, si fuese preciso.

Botas de caza Light Shoes marrones

Estas botas de caza están pensadas y diseñadas para cazar en época estival y eso se nota principalmente por el peso y en la flexibilidad. ¡Cualidades en las que estas botas se llevan un punto!

Pese a estar diseñadas para cazar en tiempo seco, poseen efecto perlante, que permite que las gotas se deslicen por el tejido.

Son ligeras, para hacernos una idea, en una talla 43 el peso ronda los 495 gramos. El interior y exterior son 100% de poliéster, lo que permite que el pie transpire cuando cazamos con mucho calor, como ahora.

¿Por qué no llevarlas también de rececho en berrea? Nos ha sorprendido su resistencia frente a los arañazos de la vegetación más agresiva, como hemos podido comprobar en el puesto natural de jaras y aulagas, ubicado además en una zona de bastante piedra suelta. Así hemos podido comprobar también la adaptabilidad de sus suelas de goma a cualquier tipo de terreno. Sus tacos anchos, separados y profundos favorecen el agarre y permiten la evacuación natural de tierra, piedrecillas y barro cuando caminas o golpeando las suelas una con otra.

Estar cómodo es imprescindible para tirar bien

Está claro que cada cazador tiene su estilo, pero la ropa que elegimos debe ayudarnos lo máximo posible a adaptarnos a las condiciones del terreno y sentirnos tan cómodos que permita olvidarnos de todo y centrarnos solo en cazar y tirar bien. En este caso, el conjunto se ha adaptado perfectamente tanto al entorno como a la tradición y a los cazadores, permitiéndoles libertad de movimiento y frescura, gracias a sus cualidades transpirables.

Pantalones SG 500 BBR

No hace falta llevar un pantalón corto para ir ligero y fresco, basta que un pantalón reúna las cualidades necesarias en su tejido para ser ligero y poseer un gran confort térmico, además nos ayudan a evitar las picaduras de insectos y a protegernos del sol. Lo que en este modelo se hace más efectivo al trae incorporado con un filtro de protección solar.

El pantalón trae tres bolsillos con cremallera. Para la mayoría de los cazadores los bolsillos con cremalleras son imprescindibles para salir al campo.

Las rodillas preformadas nos dan mayor libertad de movimiento y el tejido de algodón favorece la evacuación de la sudoración. Si lo unimos a su resistencia al desgaste —confeccionado con costuras dobles y punto de refuerzo en todas las zonas sometidas a tracciones como bolsillos, trabillas y parte inferior de la bragueta— y a la variedad de colores disponibles —marrón corteza, caqui y camuflaje en tonos marrones o verdes— tenemos pantalones para varias temporadas y para todas las modalidades de caza que se practican con tiempo caluroso.

Camisa 500 verde

Pensamos que es muy importante que una camisa o camiseta para cazar sea de algodón, nunca de fibra, para que sea transpirable. Este modelo además de ser de algodón lleva una abertura en la espalda que favorece la ventilación, así en ningún momento de la jornada la camisa se ha empapado ni pegado al cuerpo a causa del sudor.

Además es súper ligera, 180 gr en la talla L. Dispone de costuras dobles en los hombros y las sisas que proporcionan resistencia a los movimientos bruscos del encare y desencare.

Gorra caza Light verde

¿Qué mejor para protegernos la cabeza del sol que equiparnos de una gorra? Sobre todo cuando se trata de una ligera, de apenas 44 gr, adaptable, transpirable, para evacuar rápidamente el sudor, cómoda y resistente.

Además es muy fácil de lavar, realmente económica y polivante. Totalmente recomendable hasta para el día a día en el campo, tanto en su versión verde como en la camo.