Reportajes

De caza a la torcaz

Cada vez más abundante en nuestros campos

La llegada del amanecer del primer día de la temporada arrastra muchas ilusiones, pero también mucho esfuerzo y trabajo para conseguir esa jornada que cumpla, tanto en la cantidad de torcaces que entren a los puestos como en la calidad de esos lances. A continuación, vamos a repasar todo lo que entra en juego para conseguir una jornada de caza inolvidable a la torcaz.

Jaime Ledesma

04/09/2018 - 3567 lecturas

«Debemos dedicar muchas horas de trabajo y campo para tener una tirada exitosa»

«El viento influye si las palomas lo llevan de cola»

«Los movimientos de las aves suelen empezar al amanecer»

«Si nos levantásemos antes de tiempo, la paloma nos localizaría y cambiaría el vuelo»

«Debemos efectuar un adelanto del doble de lo que estimemos aportuno»

Para tener u organizar una tirada exitosa debemos dedicar muchas horas de trabajo y campo, madrugando para darle uso a los prismáticos y así trazar sobre el terreno los pasos de las torcaces en sus vuelos, tanto mañaneros, en dirección a las áreas de alimentación y abrevaderos, como más tardíos, cuando la torcaz se dirige a los dormideros.

Aves de costumbres

Podemos fiarnos de lo que veamos en estos días de observación, ya que estas aves suelen ser de costumbre fijas, a no ser que suceda algún tipo de contratiempo como, por ejemplo, que ese día se levante viento. Esta circunstancia puede conllevar que el paso que teníamos estudiado se vea modificado y la querencia de los pájaros los lleve a cruzar otras fincas y otros itinerarios.

El viento influye, sobre todo, si las palomas lo llevan de cola, lo que las lleva a alcanzar alturas que las alejan, no solo del alcance de los plomos, sino incluso de la vista del cazador más avezado. En días en los que encuentran el viento de cara o ligeramente lateral, se sienten cómodas a alturas más bajas. Y si la velocidad del viento les obstaculiza el vuelo, las veremos entrar casi a ras de suelo.

Horario de paso

Los movimientos de las aves suelen empezar a primera hora de la mañana, al amanecer, y vuelan en dirección a los comederos. Después, se dispondrán a acercarse hasta los bebederos para, a media mañana, dirigirse a sus zonas de sesteo, donde pasarán las últimas horas de la mañana y las primeras de la tarde. A las 17:00 horas aproximadamente empezarán de nuevo a moverse. Este segundo paso se prolongará hasta más o menos una hora antes de la puesta de sol.

El puesto

Una vez tengamos claro y fijado el paso en nuestro cazadero, debemos marcar y construir los puestos. Desde mi experiencia, recomendaría que la construcción de los mismos fuese con materiales lo más naturales posible, para que la paloma no recele de puestos que destacan de su entorno. Siempre tenemos que contar con la gran capacidad visual de la que disfrutan las torcaces, ya que son capaces de localizar cualquier cuerpo o figura extraña a largas distancias. Aunque también tenemos excelentes opciones de puestos elaborados con lona y otros materiales sintéticos, con múltiples modelos que pasan desapercibidos en cualquier entorno natural.

Cómo afrontar el disparo

Una vez llegue el día de la tirada y nos encontremos en el puesto, debemos permanecer lo más inmóviles posible desde que divisemos las palomas en el horizonte hasta que las tengamos totalmente encima. Si nos levantásemos antes de tiempo, la paloma nos localizaría y cambiaría el vuelo.

Una vez las tengamos sobre nuestra posición, nos levantaremos rápidamente y efectuaremos el disparo sobre aquella paloma que hayamos fijado, así lograremos obtener un mayor número de lances con éxito. Cuando comencé la práctica de esta modalidad, los cazadores más expertos me decían: «ni te levantes ni tires si no eres capaz de ver el anillo del cuello».

Cuándo cobrar los pájaros abatidos

Una vez se vayan produciendo los lances que tanto deseamos, debemos tener en cuenta y saber valorar cómo salir a por las palomas. La forma de cobrarlas depende mucho de cómo transcurra la tirada. Si el paso es lento y por rachas, podemos salir a cobrar rápidamente. Pero si las palomas cumplen en el puesto de manera continuada, debemos memorizar la zona en la que caen las que abatamos para, una vez tengamos un lapso de tiempo tranquilo, salir a cobrar. Pero siempre intentando no molestar ni cortar ningún posible lance a nuestros compañeros de tirada. De igual manera obraremos en el caso de hacernos acompañar de un perro de cobro: sin molestar ni cortar el paso.

Arma, chokes y munición eficientes para la caza al paso

Desde Tuescueladetiro siempre recomendamos utilizar el arma que más seguridad nos transmita o sencillamente nuestra escopeta de caza de toda la vida. Independientemente de si nuestra escopeta dispone de chokes intercambiables o no, será mas que suficiente las combinaciones de ****/** estrellas o de ***/*.

En cuanto a la munición a utilizar en esta modalidad, sera más que acertada y suficiente la elección de plomo del número 7 o del 8 con una carga de 32 gramos.

Consejo para un disparo certero

Referente al disparo, vamos a compartir un consejo que siempre ponemos en práctica en «Tuescueladetiro». Debido a la altura y a la velocidad que pueden alcanzar las palomas, debemos efectuar un adelanto del doble de lo que estimemos aportuno o, como se dice en el argot del mundo del tiro, tira a fallarla por delante.

Esto, sin duda alguna, nos llevará a obtener un mayor número de lances exitosos y así evitaremos dejar los tiros traseros, cortando pluma de la cola. Cuando esto sucede, muchas veces llegamos a la conclusion de que las palomas son muy duras, pensando que debemos emplear más carga en nuestros cartuchos, como, por ejemplo, 34 o 36 gramos. Pero el problema está en que los disparon no llegan a la zona de impacto que conseguirá abatir a las palomas porque los dejamos traseros.

Nuestra elección de equipo

El equipo que utilizamos para esta modalidad de caza en Tuescueladetiro es:

  • Escopeta Blaser F16
  • Chokes ***/*
  • Cartuchos JG Super Caza con plomo del número 7 y carga de 32 gramos