Reportajes

Vanguard Veo ED 10x42

Un binocular con muy buen precio y mejores prestaciones

Proporciona buenas imágenes, es ergonómico, ligero, está bien equipado y se puede utilizar en condiciones extremas de uso. Es el Vanguard VEO ED, un nuevo y sorprendente binocular que solo cuesta 199,90 euros.

Juan Francisco París

Fotos: Autor

27/10/2020

Star Star Star Star Star (11)

«Binoculares a precio moderado con prestaciones suficientes para poder utilizarlos en caza»

«El VEO ED posee algunas características que solo las ofrecían modelos mucho más caros»

«Se ofrece con prismas en techo»

«El Vanguard VEO ED posee una óptica de cristal que proporciona buenas imágenes»

«No se le puede pedir más ni siquiera en equipación porque está acorde con su precio y es completa»


El VEO ED se suministra con tapas para los objetivos y oculares, correa cómoda para el cuello, bolso de transporte con correa, instrucciones y toallita de limpieza.

Los avances en tecnología y en métodos de fabricación en serie, así como el empleo de nuevos materiales ha hecho posible algo que hace una década era impensable: que se puedan comercializar binoculares a precios moderados e incluso bajos con prestaciones suficientes para poder utilizarlos en caza.


El nuevo Vanguard VEO ED 10x42 solo pesa 622 g porque su cuerpo es de composite de carbono, un material muy ligero y resistente.

Sin embargo, hasta que Vanguard no ha comercializado —en julio de 2020— su modelo VEO ED todos estos prismáticos modernos de bajo precio no podían competir en prácticamente ningún aspecto con los modelos de gama media o alta modernos, cuyo precio en algunos casos es más de 10 veces superior. Sólo, como acabamos de decir, se trata de binoculares que se pueden utilizar para cazar porque sus prestaciones lo permitían.

Pues bien, esto ya no es exactamente así gracias a Vanguard porque su nuevo modelo VEO ED sí posee algunas características que, hasta la fecha, solo la ofrecían modelos mucho más caros.

Un binocular sobresaliente

Se ofrece con prismas en techo y prácticamente con las mismas características en dos versiones: 8x42 y 10x42, que solo se diferencian por los aumentos, el campo de visión y poco más, siendo el de 10x42 el que hemos examinado y probado para redactar estas notas. Las más importantes son:

  • Cuerpo con un solo puente con rosca localizada en la parte inferior para acoplar el adaptador Vanguard BA-185, un accesorio que se vende por separado al precio de 17,90 euros y sirve para montar los prismáticos en un trípode. No se aprecia a simple vista porque la rosca donde se acopla el adaptador está tapada con un embellecedor que se retira desenroscándolo.
  • Rueda de enfoque central sobredimensionada y con estrías longitudinales para que se pueda utilizar cómodamente, incluso con guantes.
  • Conchas oculares giratorias para usuarios o no de gafas que no tienen posiciones de parada intermedias entre la baja y la más alta posible, por lo que permiten personalizar totalmente el ajuste.
  • Anillo estriado para regular las dioptrías. Está localizado debajo del ocular derecho y proporciona un ajuste muy amplio: +/— 4 dioptrías.
  • Muy compacto. Mide 145x125x53 mm, por lo es más pequeño de lo que normalmente son los binoculares 10x42 con prismas en disposición en techo, que se caracterizan porque los tubos son rectos.
  • Muy ligero: 622 gramos en 10x42.
  • Cuerpo ergonómico sintético: el nuevo Vanguard pesa tan poco porque su cuerpo es de composite de carbono, que es un material sintético reforzado con fibra de carbono muy resistente que se caracteriza por su bajo peso y, por ejemplo, se usa también en la industria aereoespacial y aeronáutica, entre otras. La parte posterior de los tubos posee zonas para apoyar los pulgares. Exteriormente posee una armadura antideslizante de goma de color verde que tiene un tacto muy agradable.
  • Elegante y bien terminado: En la parte delantera derecha del puente lleva escrita la marca Vanguard en caracteres de color blanco, al igual que en la parte superior de la rueda de enfoque, en la que además se indica el modelo y otras características. Y debajo del ocular izquierdo y en caracteres blancos y verde, se puede leer el modelo, los aumentos y el campo de visión expresado en grados (60) que terminan de proporcionarle un colorido toque extra de elegancia al ya de por sí diseño elegante que posee este binocular.

La foto permite apreciar el diseño de la rueda central de enfoque y el del anillo de las dioptrías, que se pueden ajustar en +/- 4. Son antideslizantes.

En la parte posterior posee zonas de apoyo para los pulgares que permiten realizar observaciones cómodas y estables.

Y también «brillante»

Pero, además de compacto y elegante, el Vanguard VEO ED posee una óptica de cristal que proporciona buenas imágenes: está equipado con prismas Bak-4 (de cristal de bario) que se utilizan normalmente en binoculares de mayor precio porque producen imágenes nítidas de muy buena calidad. Y también con lentes de cristal ED —ED significa dispersión extrabaja— que reduce la aberración cromática y mejora la definición del color y el contraste y que, como los prisma Bak-4, las equipan normalmente modelos de mayor precio.

Si a todo lo dicho añadimos que tiene un campo de visión de 105 m —110 m en 8x42—, que las lentes de los objetivos están tratadas para que repelan el agua para que se pueda utilizar lloviendo y que Vanguard garantiza que el VEO ED puede soportar temperaturas extremas y que es totalmente impermeable —«100 por cien a prueba de agua y de niebla»—, yo creo que por 199,90 euros no solo no se le puede pedir más sino que dudo que existan otros prismáticos que tenga una relación precio-prestaciones tan alta. Yo al menos no lo conozco.


Debajo del puente se aprecia la rosca que permite montarlo en un trípode utilizando el adaptador opcional BA-185 que se vende por separado.

No se le puede pedir más ni siquiera en equipación porque está acorde con su precio y es completa: se suministra con tapas para la óptica, con correa para el cuello de buena calidad y con bolso de transporte con correa.

Repaso lo escrito y quisiera aclarar que, aunque un campo de 105 m pueda parecernos pequeño comparado con el que tienen los binoculares actuales de alta gama, el del VEO ED 10x42 solo es 5 metros inferior al que tenían los binoculares 10x42 de mayor gama y más caros que se fabricaban hace tan solo 10 años y, por tanto, es más que suficiente para cazar a rececho durante el día, que es la mejor aplicación cinegética que se le puede dar teniendo en cuenta sus aumentos, prestaciones y campo de visión.


Las conchas de los oculares para usuarios o no de gafas son giratorias y permiten personalizar totalmente el ajuste.

Saber más

Especificaciones VEO ED 10x42

Aumentos: 10x.

Diámetro del objetivo: 42 mm.

Campo de visión: 105 metros a los 1.000 metros.

Dimensiones: 145x125x53 mm.

Peso: 622 gramos.

Otras características: Enfoque mínimo: 2,8 metros. Ajuste interpupilar: 55-75 mm. Distancia del ojo al ocular (alivio del ojo) : 16 mm. Rueda de enfoque central antideslizante. Anillo de corrección dióptrica antideslizante localizado en la parte superior del ocular derecho. Rango de ajuste de dioptrías: +/–4. Oculares giratorios para usuarios o no de gafas que permiten personalizar totalmente el ajuste.

Cuerpo ergonómico de composite de carbono con apoyo para los pulgares en la parte posterior de los tubos. Lentes ED. Prismas Bak-4. Impermeable. Resiste temperaturas extremas. No se empaña.

Accesorios: Se sirven con tapas para el ocular y los objetivos, correa para el cuello, bolso-funda de transporte con correa, toallita de limpieza para las lentes, instrucciones y garantía.

P.V.P. recomendado: 199,90 euros.

Versiones: También se comercializa en 8x42.

Más información: www.vanguardworld.es

Pruebas

He tenido la oportunidad de probar muchos binoculares modernos de precio moderado, pero hasta la fecha ninguno me ha impresionado tanto como el Vanguard VEO ED.

Incluso con su prestación más modesta, que es la distancia mínima de enfoque, me he llevado una grata sorpresa porque según Vaguard es de 2,8 m pero he comprobado que enfoca a 2,5 m.


Colgado del cuello o sosteniéndolo en la mano, casi no notas el peso y se puede utilizar durante horas.

Sus prismas Bak-4 y lentes ED proporcionan imágenes nítidas y contrastadas.

Como el fabricante no indica que es sumergible, solo que es totalmente impermeable, no lo he sumergido pero sí lo he metido debajo del grifo con el fin de comprobar que, en efecto, no entra agua en el interior y que las lentes la repelen.

Y realizando observaciones en varias sesiones a diversas horas del día, que es ergonómico y que es su calidad óptica es más que suficiente para practicar la caza a rececho. No es comparable con la calidad de visión que proporciona un binocular de alta gama, pero se ve muy bien. Mejor que con muchos modelos más caros que he probado.


Esta prueba demostró que el prismático es impermeable y que las lentes de los objetivos repelen el agua.

En resumen, el Vanguard VEO ED es un binocular totalmente recomendable teniendo en cuenta su precio, sobre todo para los cazadores porque se puede utilizar en condiciones adversas.

 

Steiner LRF 1700 8x30

Steiner LRF 1700 8x30

Juan Francisco París

Pulsar AXION XQ38 LRF

Pulsar AXION XQ38 LRF

Juan Francisco París