Reportajes

Tu arma, con el aspecto que tú quieres gracias a la hidroimpresión

¿Imaginas tener la posibilidad de darle el aspecto que desees a tu escopeta o rifle? Ese camuflaje que tanto te gusta, aspecto de fibra de carbono, incluso apariencia de reptil o del pelaje tu animal favorito. La hidroimpresión es lo que buscas.

CdC

27/03/2020

Star Star Star Star Star (6)

«El proceso de hidroimpresión en armas es muy complejo»

«Solo los armeros pueden realizar esta técnica en armas»

Para hablarnos de esta técnica aplicada a nuestras armas, nos trasladamos a Polop de la Marina, en el norte de Alicante, donde nos recibe en su taller armero y de taxidermia José Gabriel Fernández.

La hidroimpresión: un proceso muy complejo

El proceso de hidroimpresión en armas es muy complejo, ya que consta de muchos pasos, todos ellos delicados y que requieren de una gran concentración y profesionalidad.

A esto hay que añadir el coste de las piscinas profesionales, la gestión de residuos… Todo conlleva que quien se encargue de realizar hidroimpresión en armas debe ser un verdadero profesional cualificado, ya que recordemos que entre solo los armeros pueden realizar cualquier modificación y reparación en nuestras armas. Esto implica que solo los armeros pueden realizar esta técnica en armas, entendiendo por armas cualquiera de las partes fundamentales de las mismas.

Procesos para realizar la hidroimpresión

  • Desmontaje completo de sus partes. Si solo vamos a actuar sobre culata y guardamanos, es todo más sencillo, pero si vamos a realizar el arma completa, el proceso se vuelve mucho más complejo.
  • Desengrasado de las piezas.
  • Lijado de las piezas para abrir todos los poros.
  • Desengrasado secundario.
  • Imprimación especial de todas las piezas, varias capas.
  • Imprimación secundaria de color de fondo o base según película a realizar.
  • Lijado de la pieza para reparar imperfecciones.
  • Última capa de imprimación.
  • Última capa de base o fondo.
  • Calentamiento del agua y limpieza de la piscina.
  • Una vez tenemos la piscina a 25º C y, después de todos los pasos anteriores, ya podremos meter la película.
  • Una vez hidratada la película, procedemos con el bañado o hidroimpresión de cada una de las partes por separado.
  • Una vez lavadas y secas, al día siguiente ya podemos empezar con el lacado en brillo o mate, según haya encargado el cliente.