Reportajes

Ojeos sociales de perdiz autóctona en la campiña gaditana

40€ por un día de caza inolvidable

La Peña de Cazadores Cruz del Valle de San José del Valle permite a todos los socios que lo soliciten disfrutar de un ojeo tradicional y un almuerzo de convivencia por el módico precio de 40€. Sí, repetimos, 40€.

CdC

20/10/2019

Star Star Star Star Star (7)

«Son actualmente 65 socios los que la componen, y gestionan 1.700 hectáreas de terreno»

«Los socios pagan una cuota anual de 500 €»

«La perdiz roja solo se caza una vez al año en su ojeo tradicional»

«El reclamo se caza en las zonas de monte donde no se realizan los ojeos»

«El ojeo no es sólo una modalidad elitista, como muchos pueden pensar»

Esta peña fue fundada en 1991por un grupo de amigos de los cuales muchos siguen siendo socios activos a pesar de su avanzada edad.

Su primer presidente fue Juan Cortés Herrera y la secretaría la gestiona Salvador Cantó, que lleva casi tres décadas ostentando el cargo, media vida dedicada a la gestión de esta peña de amigos.

Son actualmente 65 socios los que la componen, y gestionan 1.700 hectáreas de terreno, algo inferior al terreno con el comenzaron, que era más del triple de esas hectáreas, con 210 socios, pero la carestía de los terrenos y la crisis económica les obligó a dejar varias fincas y, con esto, disminuir el número de integrantes.

Los socios pagan una cuota anual de 500 €, que les da derecho a cazar el conejo, la media veda y los zorzales en puesto fijo, de mañana y tarde. También comparten caza con un pequeño grupo de socios que solo cazan el zorzal a puesto fijo a un económico precio de 300€ por temporada.

La perdiz roja solo se caza en un único ojeo

La perdiz roja solo se caza una vez al año en su ojeo tradicional. Eso sí, si la población de estas lo permite. Y esto nos lo cuentan poniendo un reciente ejemplo: en el año 2017 no se celebró debido al mal año de cría la perdiz en sus terrenos.

Pero también recuerdan grandes ojeos, como el celebrado hace ya 12 años, en 2007, cuando se llegaron a abatir 800 perdices. Eran otros tiempos.

A pesar de los cuidados y mimos que le dispensan a nuestra reina roja, la perdiz ha entrado en regresión aquí, al igual que en muchas zonas de España.

El reclamo se caza en las zonas de monte donde no se realizan los ojeos, pudiendo tirar los socios que practican esta modalidad, que en su mayoría son personas mayores, solo los machos.

Moratoria en la caza de la liebre

Los compañeros de la Peña, dadas las dificultades que está pasando nuestra liebre, han decidido no cazarla hasta que remita la enfermedad y se recupere la población, sumándose a la iniciativa de Club de Caza y Cazadores de Cádiz.

Para conocer esta iniciativa, pulsa en la foto

Ojeo de gente sencilla con Manolete como protagonista

El ojeo no es sólo una modalidad elitista, como muchos pueden pensar. En esta sociedad, por solo 40 euros, los socios asisten a un ojeo de perdiz autóctona en el que las premisas y lo que impera es la convivencia y la amistad.

Hemos tenido la gran fortuna de poder asistir al de este año 2019. Participaron gentes de todas las edades, desde compañeros octogenarios a morraleros que no superaban los diez años.

Fue un día excepcional.

Tenemos que hacer una mención especial a Manolete, labrador de color negro de nuestro compañero Bernardo, que era capaz de cobrar las perdices a pares.

Almuerzo de convivencia

En San José del Valle, tras finalizar el ojeo, los asistentes disfrutaron de un almuerzo campero con los suculentos chicharrones de jabalí elaborados por Manuel Pérez León, socio fundador y que lleva 30 años haciendo las delicias de los asistentes.

Los compañeros estuvieron de tertulia entre risas comentando los lances del día hasta altas horas.

Tengo que decir personalmente que el ambiente fue excepcional.

Resultado del ojeo: compañerismo y amistad

Ahora muchos preguntarán ¿Qué se abatió? ¿Realmente importa? Se abatieron unas cien perdices, ya que se organizaron ballestas cortas y a las 11 de la mañana se dio por finalizada la jornada, dada las condiciones meteorológicas excepcionales que estamos viviendo, con el calor como protagonista.

Desde Club de Caza y Cazadores de Cádiz queremos agradecer a la Peña Cruz del Valle y a su presidente, Juan José Márquez Moreno, que nos permitiera compartir este día con ellos.