Reportajes

La vacuna del conejo aporta algún grado de protección a la liebre frente a la mixomatosis

Aprovechando una jornada de trabajo e investigación sobre mixomatosis en liebre ibérica, hemos hablado con los responsables del proyecto para que nos adelanten los últimos avances que se están produciendo en la lucha contra una enfermedad que está afectando a nuestras queridas liebres.

CdC

24/07/2019 - 10377 lecturas

Star Star Star Star Star (4)

«La liebre ibérica necesita que se avance en las investigaciones»

«Con estas extracciones se comprobarán los anticuerpos y la inmunidad celular»

«Las analíticas se realizarán en el IRTA y en Marchamalo»

«Las liebres vacunadas están identificadas mediante marchamo»

«Todo apunta a que esta vacuna probablemente aporte algún grado de protección»

Hemos estado en el Centro de Investigación Apícola y Agroambiental de Marchamalo, concretamente en el cercón de liebres que gestiona el Iriaf, donde se ha llevado a cabo una Jornada de Identificación, Desparasitación y Análisis de sangre en las liebres que allí crían en cautividad para realizar investigaciones con respecto a la lucha contra el virus de la mixomatosis.

La liebre ibérica necesita que se avance en las investigaciones que pretenden erradicar el efecto del virus de la mixomatosis que está afectando a poblaciones de la especie en ya demasiados puntos de nuestra geografía.

José Alberto Viñuelas de la Fuente, director del Centro de Investigación Apícola y Agroambiental de Marchamalo IRIAF, biólogo y veterinario, nos explica en qué ha consistido esta jornada de trabajo: «Tenemos hecho un corral para facilitar la captura de las liebres. Hemos instalado una red que desemboca en unos tubos, y dejamos un pasillo. Hoy las vamos a intentar ojear para meterlas al corralito, de ahí a los tubos y de estos a las cajas. Cuando las tangamos, las sacaremos sangre para seguir investigando acerca de la mixomatosis».

Viñuelas ha querido agradecer el constante y valioso trabajo realizado por el doctor Ignacio Badiola Saiz, del IRTA de Barcelona, coordinador del grupo Mixolepus de Fundación Artemisan.

El lunes comenzaron a organizar los corralitos y a montar las redes para poder capturar las liebres. El objetivo ha sido capturar estos animales que habían sido vacunados el pasado 25 de junio. Con estas extracciones se comprobarán los anticuerpos y la inmunidad celular que hayan podido desarrollar las liebres contra la mixomatosis.

Las 21 liebres capturadas se han manejado reduciendo al mínimo el estrés para poder sacarles sangre de una de las venas de la oreja y así poder efectuar un estudio de anticuerpos y de células, que nos permite llevar a cabo un estudio de inmunidad celular. Las analíticas se realizarán en el IRTA y en Marchamalo, sobre todo la parte de serología, uno de los análisis que nos podrán revelar si los animales responden o no a la vacuna.

Las liebres vacunadas están identificadas mediante marchamo. Esto permite a los técnicos conocer su edad y llevar un registro detallado de lo que arrojan los análisis.

Badiola nos explica que las vacunaciones pueden cumplir el objetivo de poder repoblar con liebres inmuno resistentes en aquellas zonas más castigadas por la mixomatosis.

La vacuna apunta a que aporta protección ante la mixomatosis

Se está probando la vacuna que ya se había desarrollado para el conejo, y Badiola nos comenta que «todo apunta a que esta vacuna, por lo que estamos estudiando aquí, a pesar de haberse desarrollado para el conejo, es probable que aporte algún grado de protección. Los estudios que realizamos están encaminados a demostrar científicamente si las liebres quedan protegidas por la vacuna».

La enfermedad es similar a la que afecta al conejo, pero diferente. EL último estudio revela que existe una inserción dentro del genoma del virus que lo posiciona como un postvirus diferente. Es una enfermedad nueva.

Propagación del virus en España

Las condiciones meteorológicas son propicias para que la mixomatosis se frene. Debemos tener en cuenta que este virus, a temperaturas de más de 40 grados, se inactiva. Y en la zona centro y sur estamos superando estas temperaturas día tras día. Pero en el otoño debemos mantener la guardia. Estamos ante una enfermedad nueva, con un año exacto que ha cumplido este mes de julio.

Confiemos en la resistencia de la liebre y en que se inmunice pronto en campo, y que no vaya a más.

La transmisión entre ejemplares, una de las maneras de contagio, es menos frecuente entre liebres que en el caso de los conejos al no vivir en madrigueras.

¿Cómo podemos ayudar a las liebres en el campo?

José Alberto Viñuelas recomienda que alimentemos a las liebres en el campo con avena. Tras la siega de cereales, queda poco alimento para las liebres, y la avena las reforzará. Al lado de los bebederos, debemos poner comederos con avena en estos meses donde la comida más falta. Esto les fortalecerá, que es uno de los mecanismos de defensa que tienen las liebres ante el virus.

Viñuelas también nos aconseja «salir al campo a vigilar que las liebres muertas por mixomatosis no queden en el campo. Hay que seguir los protocolos y avisar a las autoridades».

Toda la información, el próximo sábado en Lances de Radio

Información coordinada por Lances de Radio. Podrás escuchar las entrevistas a los responsables de la Jornada el próximo sábado, en tu programa de radio favorito.