Revista de Prensa

Navarra

La niebla y el viento sur reducen la captura de palomas en Etxalar

Los practicantes de la ancestral modalidad de caza de paloma con red en Etxalar califican el balance de capturas de este año de “nada bueno”. La temporada, iniciada el 1 de octubre, concluirá oficialmente hoy. La suma de capturas es de 68 docenas y 2 palomas o, lo que es lo mismo 818, cuando por estas mismas fechas el año pasado se elevó a 91 docenas y 10 palomas (1102).

22/11/2018 | Diario de Navarra | Natxo Gutiérrez

La niebla y el viento sur reducen la captura de palomas en Etxalar Las razones del acusado descenso son “los numerosos días de niebla y viento sur, que imposibilitan la caza” -señalan los especialistas-, y la tendencia cada vez más notoria de escorarse las bandadas hacia la costa. Lo que se ha convertido en hábito de los últimos años, la paloma busca el resguardo del litoral en su migración hacia tierras cálidas para sortear los rigores del invierno.


Contrastada la estadística que manejan los diferentes puntos del Pirineo unidos por la práctica de la caza con red, este año Etxalar ha quedado en cuarto lugar según el número de capturas. La nómina ha quedado encabezada por el paso de Napal con 1374 palomas. Lanne es segundo con 1200; mientras que el tercer lugar corresponde a Oskix, con 1015. Etxalar contabiliza 818 por delante de Lantabat (582) , Lecunberry (207), Behorlegi (104) y Aldude ( 93). La clasificación se completa con Sara (77). Los seguidores de la práctica antigua de ambas vertientes de los Pirineos coincidirán el 1 de diciembre en la tradicional comida de hermandad, que este año se organizará en las palomeras de Napal.


En otro orden de cosas, alrededor de 300 personas han podido conocer estas semanas atrás los entresijos de la captura con red en el collado de Iarmendi, en la divisoria de Etxalar con la localidad francesa de Sara. Algunos de ellos tuvieron “la suerte de ver de primera mano las palomas y el trabajo que se realiza con ellas”, como enfatizan los responsables de las visitas guiadas.

La mayoría de los participantes procedían del País Vasco y de distintos puntos de Navarra. Especial mención en la demostración ancestral tiene el Domingo de Palomeras, convertido en una fiesta en el collado que tiene su continuidad por la tarde en el centro urbano de la localidad de Cinco Villas.


Sorteo de 12 palomas


Los responsables de mantener viva la tradición celebran la respuesta del sorteo de 12 palomas vivas que tuvo lugar el día 9, coincidiendo con el concurso gastronómico Memorial Jaime Gaztelu. Según recuerdan, el número ganador fue el 3013.


El segundo premio -cena para dos personas en el restaurante Elutsa, de Etxalar- correspondió al 3933. Tercero -lote de productos de palomeras- recayó en el 3901. Así como se conocen los portadores de los boletos galardonados con el segundo y tercer premio, el anonimato protege al agraciado con el primero. La organización del sorteo pone a su disposición el teléfono 690 26 77 56 para reclamar el premio. Debe contactar antes de 3 meses.

« Ver más noticias