Revista de Prensa

Desde Soria

Soria

Las rehalas sorianas reciben 18 sanciones y piden soluciones antes del 23 de septiembre

Las rehalas sorianas han recibido 18 citaciones judiciales en el marco de la ‘Operación podenco’ por lo que continuarán con la huelga de no cazar en la provincia si esto no se soluciona “antes del 23 de septiembre” que es cuando se desveda la caza.

16/09/2018 | Desde Soria

Las rehalas sorianas reciben 18 sanciones y piden soluciones antes del 23 de septiembre Representantes del mundo de la caza a nivel provincial y regional han lamentado la persecución administrativa que está sufriendo la provincia de Soria y han anunciado que si estos problemas no se solucionan antes del día 23, esa misma jornada en lugar de ir al monte a cazar acudirán con sus perros al centro de Soria.

El delegado provincial de caza José Sanz Cámara, ha reiterado el “pesimismo y la incertidumbre marcan el comienzo de esta etapa” y ha recalcado que los rehaleros siguen inmersos en una “sinrazón muy peligrosa para el futuro” en la que la Operación Podenco les está afectado en aspectos “familiares y deportivos”.

En este sentido, ha señalado que ya tienen “bastantes problemas familiares” por esta actividad que se agravan cuando llegan las “sanciones por parte de la administración”.

Sanz Cámara ha leído ante los medios un comunicado en que se relatan los diez puntos que han motivado a esta huelga en la que no cazarán en la provincia de Soria, “en ninguna batida, gancho o montería, hasta que no se retire la campaña de acoso hacia el colectivo, auspiciada por sentimientos de odio y de desprecio hacia lo que representa la caza mayor con perros y sus prácticas tradicionales”.

Asimismo, han insistido en el “odio y la obstinación hacia los rehaleros” continúa “auspiciado por populismos animalistas y contra todo lo que representa el mundo rural” con los rehaleros como principales afectados ya que llevan “más de una década soportando constantes ataques y cambios normativos ”por el manejo de estos perros de caza.

En este sentido han pedido el “mismo respeto” por su actividad “que el que tiene el urbano hacia sus mascotas” y han recalcado las “coacciones y amenazas” que lo único que pretenden es la “prohibición total” de su actividad.

Sanz ha asegurado que ellos conocen lo que es mejor para sus animales por lo que quieren “imponer con el terror de las inspecciones y medidas judiciales” y han apuntado la “crueldad” de quienes defienden a los animales “con ataques, odio y amenazas personales”.

En la lectura del comunicado ha señalado que seguirán con la “misma política de trabajo con las administraciones, trabajando y dialogando en los borradores de leyes para que sean de fácil cumplimiento” y ha insistido en que su labor está “más que justificada” ya que han convertido a Soria en la provincia con mayor colectivo de rehalas de España.

El delegado provincial ha agregado que no están dispuestos a “soportar debilidades de funcionarios aleccionados” que están en brazos del “populismo animalista radical” y enemigo de todo lo que no sean sus “intereses subvencionados.

“No se puede pedir el mismo derecho a un animal que a una persona”

El presidente de la Federación de Caza de Castilla y León, Santiago Iturmendi, ha mostrado su “apoyo total y absoluto” a las rehalas sorianas y ha lamentado que Soria sea la provincia más perseguida cuando es una de las zonas “más privilegiada y de calidad” para esta prácticas.

Asimismo, ha recalcado que desde la Federación tienen “tolerancia cero contra el maltrato animal” pero ha insistido en que no se puede pedir los mismos derechos para un animal que para una persona.

En este sentido ha pedido al Gobierno autonómico, que tiene que elaborar la Ley de Bienestar Animal, que no se deje llevar por las “posturas radicales de fundamentalismo animalista” y ha pedido que “tonterías las justas” ya que no se puede exigir desde colectivos animalistas que un perro viva entre 22º y 24º cuando a esa calidad de vida “no acceden ni muchos humanos”.

Iturmendia también ha lamentado la sobreprotección de estos animales como por ejemplo vistiendo los perros con abrigo ya que sus dueños piensan que le están “haciendo un favor” cuando en realidad “se interrumple el proceso natural que tiene que hacer de generar un pelo más fuerte”.

Persecución a Soria

El alcalde de Almazán y diputado provincial, José Antonio de Miguel, en representación del medio rural, ha lamentado que mientras se están pidiendo medidas de “discriminación positiva para Soria” a la vez solo se reciban “inspecciones” en una provincia con pocos habitantes y que quieren “tener controlada”.

En este aspecto ha pedido a la delegada del Gobierno, Virginia Barcones, que el Seprona deje el acoso a las rehalas con las inspecciones así como al delegado de la Junta en el ámbito de las inspecciones veterinarias, a ambos les ha señalado que está en su mano “levantar el pie de acelerador”.

De Miguel ha lamentado que el “populismo” que “no tiene ni idea de lo que es el medio rural” se encuentre “ganando la batalla”.

« Ver más noticias