Revista de Prensa

Agro Diario Huelva

Huelva

Asaja Huelva reclama a la Junta de Andalucía que clarifique los criterios de la gestión de caza y poblaciones silvestres

La organización agraria Asaja-Huelva ha remitido un escrito al delegado territorial de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, y de la cual aun no se ha recibido contestación, en el que le solicita que se clarifiquen los criterios a la hora de autorizar los permisos para el control de daños, la caza de gestión o la caza de control de poblaciones de especies de caza mayor y perros errantes y gatos asilvestrados.

31/08/2018 | Agro Diario Huelva

Asaja Huelva reclama a la Junta de Andalucía que clarifique los criterios de la gestión de caza y poblaciones silvestres La administración deniega por sistema estos criterios, en el mejor de los casos, ya que tal y como afirma la patronal en base a las numerosas quejas recibidas por parte de sus socios, muchas veces la Delegación no llega ni a contestar a las solicitudes o se otorgan de forma totalmente inviable y sin criterio técnico, concediendo un solo día o dos al mes para controlar el daño, como si de un obsequio se tratara, y sin considerar la enorme relevancia de estos daños.

Sin embargo, la propia Consejería, conjuntamente con la de Agricultura, publicó recientemente en el BOJA la Resolución de 12 de julio por la que se declara el área de emergencia cinegética temporal por daños y riesgos sanitarios de jabalí y cerdo asilvestrado en varios términos municipales de las provincias de Cádiz, Córdoba, Huelva, Jaén, Málaga y Sevilla, lo que da muestra de la forma de actuar totalmente ilógica e incongruente que mantiene la administración.

Las especies de caza mayor, principalmente ciervo y jabalí, tienden a reproducirse de forma masiva y causan graves daños en los territorios en los que viven. Es habitual que provoquen accidentes de tráfico, destrozos en cultivos agrícolas e infraestructuras de riego, contagio de enfermedades al ganado porcino y vacuno –tan graves como la tuberculosis bovina-, rotura de alambradas, daños a forestaciones de quercíneas e incluso merma en la montanera, con el consiguiente perjuicio en el rendimiento económico de la misma.

Por su parte, los perros y gatos asilvestrados ocasionan también importantes daños, sobre todo a otras especies, ganaderas o cinegéticas, de menor tamaño.

Por estos motivos, los planes técnicos de caza, que constituyen el documento básico de gestión de un coto de caza, contienen la planificación de las medidas de control de daños y de control de poblaciones que se deben aplicar en los casos necesarios. Son aprobados mediante resolución expresa de la Delegación al amparo de la normativa vigente, por lo que desde Asaja no se comprende por qué se deniegan las solicitudes de control de daños, caza gestión o caza de control de poblaciones hasta el punto de que se descontrolen estas especies provocando una emergencia cinegética.

La vida y los animales en el campo no entienden de plazos administrativos, burocracia y de valoraciones económicas, por lo que hay que situarse en la realidad, cosa que actualmente no ocurre en la gestión que se aplica.

Asaja-Huelva ha transmitido al delegado su confianza en que la situación se normalizará a partir de ahora y le ha recalcado que el único interés que mueve a la asociación es la de defender una caza sostenible y compatible con los aprovechamientos propios de una finca, ya que la caza en sí misma constituye un aprovechamiento más de entre el conjunto de posibilidades que ofrece una explotación para alcanzar una rentabilidad aceptable, pero lógicamente, sin que estos recursos cinegéticos dañen al resto de la explotación.

« Ver más noticias