Los Foros del Club

 La Caza

 Perros de Caza

 Armas, municiones y óptica

 La Becada

 El Reclamo

 Migratorias

 Gestión cinegética

 Tiro y competiciones

 

Búsqueda avanzada

 

Ayuda y Normas de Uso

 

 

 La Caza -- Ideas, opiniones, dudas...

 Aquedados escrito por Lobón el 4/11/2020

 Agradecimiento escrito por PISMIG el 4/11/2020

 Un fuerte abrazo escrito por Orix el 5/11/2020

 Una satisfación escrito por venatorum el 13/11/2020

 Un placer  escrito por PEPEJUAN el 14/11/2020

 Lobón y JC escrito por Papillón el 14/11/2020

 Lobo escrito por DeXinla el 16/11/2020

 pues ya ve usted: una mínima muestra escrito por SantosPérez el 16/11/2020

 Otro punto de vista escrito por DeXinla el 17/11/2020

 JC y Papillon escrito por Julián Coca Borrego el 20/11/2020

 Papillón, JC  y su discusión por una mier..a escrito por Lobón el 20/11/2020

 Sobre lobos escrito por JC antes Munchausen el 18/11/2020

 E-Q-U-I-L-I-B-R-I-O escrito por DeXinla el 20/11/2020

 Con alegría escrito por Cerrojo el 19/11/2020

 Sobre amigos y lobos escrito por Julián Coca Borrego el 19/11/2020

 Recuerdos que me trae un "chisme" escrito por Julián Coca Borrego el 22/11/2020

 Mira que tranquilos escrito por Lobón el 22/11/2020

 La vieja conseja ... escrito por Julián Coca Borrego el 22/11/2020

 de esta noche escrito por Lobón el 22/11/2020

 Abundancia, ¿DE QUÉ? escrito por DeXinla el 23/11/2020

 


 

20/11/2020
Lecturas: 313
Papillón, JC y su discusión por una mier..a
Papillón, un placer leerle.
Recuerdo aquella vieja discusión sobre la existencia o no de lobos en la sierra madrileña que mantuvisteis JC y tú basada en el avistamiento de una cagada lobuna en la zona donde vives.
La oportuna cagada sirvió –además de motivo del debate – para fundamentar aquello , en lo que siempre he creído, de que: “por sus obras los conoceréis” Innecesario decir que aplicando a esas “obras” el significado, consistencia y plasticidad propia de la última acepción del verbo “obrar” que nos da ( o nos daba) la mismísima RAE (hoy …desaparecida en defensa del español o castellano que hablamos 500 millones de personas en el mundo) que no era otra que: cagar, deponer, defecar o hacer de vientre (fino lo de hacer de vientre, eh)
Hasta las vacas sagradas de la India cagan, pero puede que haya quien crea imposible que lo hagan estas divinidades. Verbigracia: ante pruebas no valen…exaltaciones; ver foto.
Papillón, como recuerdo te envío algo de lo que entonces escribimos: ““A la escuela con lobos” --- ¿Cuántas veces hemos dicho que del lobo se debe hablar en la semipenumbra de una buena chimenea, en la intimidad de las tertulias con los amigos, mientras, fuera, tirita el campo y caen los falampos de la nieve ..?
Así es imposible. Casi tanto como el verlos.
Me alegra que al fin Papillón haya llegado a la conclusión de que en su pueblo hay lobos. Ha sido preciso que apareciese uno atropellado.
Le faltó, en su día, la fe. La fe del creyente, la clásica, la del Padre Astete que nos decía aquello de: “fe, es creer lo que no vemos”
El no los veía y no creía que los hubiese. Normal, es lo más frecuente. Con el lobo lo habitual …
Pero haberlos, los había y JC los reconoció muy anticipadamente y saltó la discusión en estos foros. Felizmente no ha ido a mayores: Todos ya amigos.
JC, en su sabiduría de hombre de letras, aplicó la acepción más escatológica del verbo obrar, la que yo digo que es transitiva y expulsiva, y vio lo que vio en un camino cercano al pueblo de Papillón y se acordó que alguien le había dicho en estos foros, que (a los lobos) : “por sus obras les conoceréis” .
No sé si aquel día llevaba en el bolsillo el frasquito de “hachedosodos” y le soltó unos asperges a la cagada para ver si era de lupus o de domesticus. Da igual. El caso es que se adelantó y dijo: “habemus lobo” y lo hubo.
Papillón se ha convencido. Hay cosas que no se aprenden en las universidades; es preciso haberlas mamado en miles de horas de campo y haberlas padecido desde la escuela primaria, y no es retórica.
Hay quien ha tenido que dejar de ir a la escuela muchos días de crudo invierno por causa de los lobos. Por miedo al lobo. O ir, otros muchos días, acompañado de alguna persona mayor o de un grande y fiel mastín leonés, pardo y atigrado, llamado Arrogante, cuyas punzantes carlancas habían probado todos los lobos de la zona…
Después de eso, las largas conversaciones y, a veces, agrias discusiones, con Felix, con J. Ant. Valverde, con Salvador Teruelo o con Pepe el de Fresneda, y no digamos con estos nuevos “contadores” de lobos, son temas menores.
Un abrazo para mis amigos …. esperando el invierno para hablar de lobos. J. Lobón””
Como ves, todo sigue casi igual.
En este maldito distanciamiento antisocial hay que echar mano de los buenos recuerdos y del humor.
Cordialmente para ti, para JC y los que nos lean.
J. Lobón





Foto Foros

 

Responder a este mensaje