Los Foros del Club

 La Caza

 Perros de Caza

 Armas, municiones y óptica

 La Becada

 El Reclamo

 Migratorias

 Gestión cinegética

 Tiro y competiciones

 

Búsqueda avanzada

 

Ayuda y Normas de Uso

 

 

 La Caza -- Ideas, opiniones, dudas...

 Aquedados escrito por Lobón el 4/11/2020

 Agradecimiento escrito por PISMIG el 4/11/2020

 Un fuerte abrazo escrito por Orix el 5/11/2020

 Una satisfación escrito por venatorum el 13/11/2020

 Un placer  escrito por PEPEJUAN el 14/11/2020

 Lobón y JC escrito por Papillón el 14/11/2020

 Lobo escrito por DeXinla el 16/11/2020

 pues ya ve usted: una mínima muestra escrito por SantosPérez el 16/11/2020

 Otro punto de vista escrito por DeXinla el 17/11/2020

 JC y Papillon escrito por Julián Coca Borrego el 20/11/2020

 Papillón, JC  y su discusión por una mier..a escrito por Lobón el 20/11/2020

 Sobre lobos escrito por JC antes Munchausen el 18/11/2020

 E-Q-U-I-L-I-B-R-I-O escrito por DeXinla el 20/11/2020

 Con alegría escrito por Cerrojo el 19/11/2020

 Sobre amigos y lobos escrito por Julián Coca Borrego el 19/11/2020

 Recuerdos que me trae un "chisme" escrito por Julián Coca Borrego el 22/11/2020

 Mira que tranquilos escrito por Lobón el 22/11/2020

 La vieja conseja ... escrito por Julián Coca Borrego el 22/11/2020

 de esta noche escrito por Lobón el 22/11/2020

 Abundancia, ¿DE QUÉ? escrito por DeXinla el 23/11/2020

 


 

20/11/2020
Lecturas: 296
JC y Papillon
Julián Coca Borrego
Una alegría volvernos a encontrar, algo más que agradecer al lobo y sus cagadas, recuerdo muy bien nuestras discusiones en este foro por aquel asunto; yo jugaba con ventaja, desde pequeño había visto huellas de lobo y cagadas de lobo, me las enseñaban unos maestros en el tema, tres guardas, Angel “El Cololo”, Faustino y Jerónimo “Malejo”, un mayoral de ovejas que sabía de ovejas, mastines y lobos muchísimo, de niño muy niño, mientras no tuve derecho a caballo, mi cabalgadura fue un viejo pollino al que se comieron los lobos cuando yo ya montaba caballo, me crie con un mastín “Leal” al que destrozaron los lobos cuando tenía catorce años y casi no tenía dientes, en una ocasión perseguí a una pareja de lobos montado sobre “Lucera” una pura-sangre inglesa, ese día me salvé por los pelos, esos que casi dejo en las ramas de un alcornoque o un encina, además desde hace años cazo algunos días en la zona más lobera de Zamora. Cuando en “El Atazar” vi la cagada y las huellas del lobo no lo dudé, y así se lo dije a mi hijo que me acompañaba al que le expliqué in situ las diferencias con las de un perro grande, yo había visto muchas cosas de lobos y mis maestros fueron buenos, tu empezaste entonces a ir a la lupina escuela, ahora tienes más clases prácticas que yo, cosas de la vida.
Cuan largas fueron nuestras discusiones, pero … al final terminamos amigos y así seguimos, un fuerte abrazo, JC

 

Responder a este mensaje