Entrevistas del Club

Josu Bernaras. Campeón de España San Huberto 2018 en Spaniels Levantadores

«Y ahora, a por el Mundial»

Tras publicar las entrevistas que realizamos a los campeones nacionales de San Huberto en las categorías de Hombres y Damas, le llega el turno al campeón en la modalidad de Spaniels Levantadores. Josu Bernaras ha respondido a nuestras preguntas para compartir con todos nosotros su experiencia alcanzando la cima en tan señalada cita..

Star Star Star Star Star (0)

—Hola Josu. En primer lugar, muchísimas felicidades por tu reciente proclamación como Campeón de España de San Huberto Spaniels 2018 y, además, muchas gracias por aceptar esta entrevista.

—Muchísimas gracias a vosotros por contar conmigo.

—¿Nos podrías citar un breve currículo tuyo en esta modalidad de San Huberto?

—En San Huberto, a nivel autonómico, he sido Campeón de Guipúzcoa y de Euskadi los últimos cinco años de manera consecutiva. A nivel nacional, he sido Campeón de España en 2013 (Ribarroja del Turia-Valencia) con mi perra Xaxa, Subcampeón de España 2016 (Navas del Rey-Madrid), Campeón de España 2017 (Navas del Rey-Madrid) y Campeón de España 2018 (As Pontes-A coruña). Todos estos resultados desde 2016 con mi perra Kimba.

En cuanto a nivel mundial, he sido Tercero por Equipos en 2013, junto a mi compañero Julián Olaya, en Croacia, con mi perra Xaxa, y Subcampeón por Equipos 2017, junto a mi compañero Miguel Fornell, en Francia, con Sara, una perrita cedida por mi buen amigo Paco López.

Ahora que tengo la oportunidad de hablar en esta entrevista, me gustaría decir públicamente que me siento mal y siento que le debo a mi compañero Miguel Fornell el que no haya podido ser doble Campeón del Mundo en Francia, tanto individual como por equipos y espero que algún día lo pueda lograr y, si es juntos, mejor. También citar que he ganado alguna prueba más por el panorama nacional pero sin la importancia de lo anteriormente mencionado.

—Cuéntanos cómo ha sido la temporada de San Huberto de este año, desde el principio hasta ahora, que te has proclamado Campeón de España. ¿Cómo ha sido la preparación para tus competiciones?

—Este año 2018 empecé temporada en Madrid, compitiendo en la prestigiosa prueba del Trofeo Villa de Madrid, organizado por mi buen amigo Miguel Ángel Huerta, donde quedé segundo clasificado. Después, me volví a proclamar nuevamente Campeón de Guipúzcoa y Campeón de Euskadi, y ahora vuelvo a proclamarme Campeón de España. Así que, en cuanto a la temporada, decir que ha sido una campaña de ensueño, al igual que lo fue el año pasado y, sobre todo, lo más importante para mí, disfrutando cada día tanto de la competición como de la gente, grandes amigos a los cuales suelo ver de año en año y es una alegría volver a juntarme con ellos.

En cuanto a preparación, decir que para las pruebas autonómicas tan solo me centré en el físico de la perra y en practicar el tiro, sobre todo en puesto durante la veda. Cuando concluyó la media veda, me centré en el físico del perro solamente. Ahora, para el Campeonato de España es cuando más he entrenado, empecé un mes antes, en agosto, saliendo tres días a hacer solo físico y el cuarto día con caza, así durante 30 días continuados hasta llegar al nacional.

—Háblanos de tu perro. ¿Qué destacas de él y qué porcentaje del título le atribuyes?

—Mi perra Kimba es una springer que destaca sobre todo en dos aspectos: uno es la nariz que tiene: es una perra que siempre da con la caza y siempre encuentra, aunque esté muy escondida. El otro es la nobleza, es una perra muy noble y eso la ha hecho entender el adiestramiento muy bien y también eso contribuye a que formemos un buen binomio y que nos compenetremos muy bien. También diría que es una buena cobradora y que no tiene reparos en recuperar una pieza complicada y resolver el cobro a la perfección.

Yo quiero atribuirle a la perra el cien por cien de los campeonatos, ya que sin mi compañera no podría participar, sin ella no soy nadie, lo mío es muy poco para todo lo que hace ella y para llegar a la altura a la que está ella. Nosotros podemos ser muy buenos, pero si no tenemos un buen perro al lado, lo más seguro es que no hagamos nada.

—¿De dónde te viene tu afición a la caza y sobre todo al San Huberto?

—La afición a la caza me viene a través de mi padre, el cual no era cazador, pero era un amante de los pájaros y de las aves. Esto hacía que, en nuestras salidas, sobre todo en época de caza, pasáramos por las líneas de puestos, en las que los cazadores tiraban sobre aves migratorias, palomas especialmente. Al ver a la gente con las escopetas, ver cómo abatían la caza y ver a los perros cómo las cobraban, sentí que eso me gustaba mucho y que yo tenía que hacerlo. Poco a poco lo fui practicando y enganchándome cada vez más a la caza.

En cuanto a la competición, me metí porque tengo dos amigos que competían y yo les acompañaba e incluso hacía de sembrador. Esto me hizo engancharme cada vez más, porque eso que hacían ellos y, sobre todo lo que hacían los perros, me gustaba cada vez más, hasta que un día probé y aquí sigo. También decir que me enchanché a San Huberto al ver a Fermín Mourenza, un grandísimo competidor, de sobra conocido por todos y que lo hacía tan bien que me maravillaba verlo, para mí es un referente.

—¿Por qué San Huberto y no otra modalidad?

—Elegí San Huberto porque me parece que es una modalidad de caballeros y que, dentro de todas las competiciones de caza, para mí es la más ética. Hablamos de una competición en la que tienes que pasar muchas horas con tu perro, y esto, además de disfrutar de una pasión común que nos gusta a los dos, es algo que me gusta mucho. A demás, a través de San Huberto aprendes a valorar mucho más la naturaleza y el campo, así como la seguridad cuando manejas un arma de fuego.

—Josu, háblanos de la Semifinal, ¿cómo fue tu turno?

—El turno salió un poco regular porque, a pesar de no hacer mal recorrido, el campo era bastante complicadillo. Aunque el terreno me gustaba, era un campo con bastante maleza y yo, para un Spaniel, lo prefiero así y no que sea más limpio y llano. La perra me embocó la primera perdiz que encontramos y la segunda me salió hacia el sol y me obligó a fallarla, pero aun así quedé muy contento por el recorrido, que creo que no fue malo y, sobre todo, porque la perra trabajó de maravilla, y eso me hizo pasar a la final con buenas sensaciones.

—Y la Final, ¿cómo fue?

—En la final, el campo era más sencillo para andar que el del día de la semifinal, y creo que realicé uno de los mejores recorridos que haya completado desde que llevo compitiendo. El turno salió redondo, ya que a los tres minutos de empezar la perra desaloja la primera perdiz, que es respetada, abatida y cobrada perfectamente. Seguimos el recorrido moviendo todo el campo y, sobre el minuto 11, la perra desaloja la segunda perdiz, un ave que estaba en un matorral muy grande y situada en una zona de salida complicada para el tiro, ya que no la veías prácticamente salir. Sucedió de la siguiente manera: la perra la desaloja, pero yo la escuchó salir. Cuando consigo verla, iba larga, pero arriesgué en el tiro y me quedé con ella. La perra no la vio caer, debido al respeto, pero cobró a ciegas a la perfección. Pero quería bordarlo aún más y fui a por la tercera perdiz, aunque no hubo suerte. Cuando salí del campo, lo hice satisfecho y contento porque sentía que lo habíamos hecho bien y había posibilidades de revalidar el título.

—¿Qué pensaste al enterarte de que eras Campeón de España de nuevo? ¿Lo intuías?

—Algo sí que intuía, porque la mayoría de los participantes no salían a gusto ni contentos del campo, cosa que yo sí hice. Además, desde mi modesta opinión, viendo el resto de turnos y hablando con la gente, vi que podía tener posibilidades.

En el momento en el que te proclaman Campeón de España no piensas nada, sientes mucha alegría y felicidad por ti y por el perro. Y van pasando por tu mente pequeños recuerdos de lo que has tenido que luchar y trabajar para llegar a lo más alto.

—¿Qué recuerdo te quedarás para siempre de este campeonato?

—Un recuerdo muy bueno que siempre recordaré fue, una vez acabado el barrage de hombres, que mi amigo Miguel Ángel Huerta y yo nos fuimos a tomar una cerveza y hablar un poco de cómo nos veíamos. Ambos pensábamos que podíamos ganar y soñábamos despiertos con ello, además de charlar de cómo había sido el campeonato y de lo bien que lo habíamos pasado en todo el fin de semana. En resumen, que ha sido una de las mejores cervezas de mi vida y, por otro lado, a nivel de competición, me quedo con el segundo lance de la final, por lo difícil pero bonito a la vez, que fue.

—Josu, ahora ¿qué te depara el futuro?

—Seguir disfrutando de los perros, que es lo que más me gusta, independientemente de la competición. Seguir compitiendo con la intención de disfrutar con la gente de San Huberto y, evidentemente, ir al Mundial. Intentaré entrenar bien con las ilusiones hasta arriba, además poder ir con mi compañero Carlos Tiburcio al Campeonato del Mundo. Es como un premio que ya nos tocaba después de no poder ir en 2016 a Dinamarca, por la normativa de los rabos cortados. Ojalá estemos los dos en lo más alto y el Mundial se pueda quedar en casa.

—¿A quién dedicas este Campeonato de España?

—Este campeonato y también los anteriores quiero dedicárselos a unas personas que me han ayudado mucho. Citar en 2013 a Manolo Faubel, en 2017 a Miguel Ángel Huerta y ahora, en 2018, a Pepe Sanmartín. Porque durante estos años citados, cada uno de ellos me han ayudado en los días previos al campeonato a encontrar sitios donde poder entrenar y por el buen trato que han tenido conmigo. Quisiera agradecer a Paco López que el año pasado me dejara la perra para poder concursar en el Mundial, y le debo el hecho de no poder conseguir algo más con la perra, porque ella lo merecía. A la Federación Gallega y a la Española, por la buena organización de este año, a mi federación, a la cual represento, y a todo el mundo que ha estado apoyándome siempre, familia y amigos. Quisiera desde aquí agradecer a Piensos Arion que me puedan ofrecer su pienso para mis perros, que tan bien los pone en forma y los alimenta a las mil maravillas, particular mención a los que yo utilizo: durante todo el año el Winner y en competiciones el Titanium Pro.

—Muchísimas gracias Josu por concedernos esta entrevista y mucha suerte para el mundial.

—Muchísimas gracias a vosotros y espero que tanto la perra como yo podamos dar una alegría a todos los aficionados.