En Profundidad

Madrid da la espalda a los ganaderos y no les permitirá defenderse de los lobos

«La ganadería en Madrid está condenada a desaparecer»

Hoy se ha conocido que la Comunidad de Madrid ha rechazado la propuesta que formuló la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos que incluía la posibilidad de que los ganaderos que sufran ataques de los lobos puedan defender a sus animales con armas de fuego. «La ganadería en Madrid está condenada a desaparecer», sentencian desde UPA.

CdC

07/11/2018

2767 lecturas

Lobo

Hemos contactado con la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, que fue la organización que trasladó a la Comunidad de Madrid la propuesta de que los ganaderos que sufran daños por parte de lobos dispongan de la opción de realizar disparos disuasorios ante ataques de estos predadores y, en última instancia y ante daños inminentes, puedan abatir a los ejemplares que entren en las fincas privadas.

Presiones animalistas

Hoy, varios periódicos han publicado el rechazo de la Comunidad de Madrid, citando fuentes de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio. Parece ser que el Consejo de Gobierno Autonómico se reunió ayer en La Cabrera, en plena Sierra Norte de Madrid, y decidió«no permitir»que los ganaderos puedan disparar a los lobos que atacan a sus animales.

Todo esto después de fuertes presiones de grupos animalistas, que han amenazado con una «ofensiva judicial si se hubiese aprobado la medida», como así manifestó la dirigente del partido animalista Pacma. Según este partido, en la Comunidad de Madrid hay una veintena de lobos. Pero estos datos sin contrastar chocan directamente con las cifras oficiales de ataques que UPA hacía públicas el lunes.

Daños lobo

Cada año, más ataques

En Madrid, los lobos atacan cada vez más y los ganaderos madrileños están «alarmados por el incesante incremento de los ataques de lobo a sus animales». Esta organización ha compartido datos oficiales para mostrar que «el lobo campa a sus anchas en la Comunidad de Madrid».

UPA Madrid ha explicado que los datos en el último año con registros, 2017, confirman que los ataques aumentaron más del 140% (353 ataques registrados frente a los 251 detectados en 2016). «El incremento de los ataques es inaudito, si nos remontamos solo cuatro años, entre el año 2013 y el 2017 aumentaron más de un 2.353%», han señalado los ganaderos.

En estos últimos datos proporcionados por la Administración también se comprueba que el número de animales afectados aumentó más del 162% entre el 2016 y el 2017. En los últimos cinco años registrados las cabezas de ganados afectadas aumentaron casi un 940%.

Los lobos se atreven cada vez con presas de mayor tamaño, lo que implica mayores pérdidas económicas

UPA Madrid también ha destacado que «los lobos se atreven cada vez con presas de mayor tamaño, lo que implica mayores pérdidas económicas». Entre 2016 y 2017, los ataques a ganado ovino y caprino aumentaron un 1,25%, si bien los ataques al ganado vacuno y equino en este mismo período aumentó un 237,5%.

De la misma manera, los ganaderos han asegurado que «en el campo no dejamos de avanzar en nuestro modelo de producción para asegurar una convivencia con la fauna silvestre». Así, UPA Madrid ha explicado que están impulsando iniciativas como el proyecto GELOB (Gestión de la Ganadería Extensiva en Hábitat con Lobos) que permitirá geolocalizar y monitorizar al ganado que pasta por el monte para prevenir y evitar ataques.

«Los ganaderos estamos en peligro de extinción»

Precisamente hemos contactado con Jesús Anchuelo, secretario general de UPA Madrid, que se ha visto sorprendido al enterarse por nosotros de la negativa a su propuesta por parte del Gobierno Autonómico. «A nosotros aún no nos han comunicado nada. Nos aseguraron que iban a valorar la propuesta. Es posible que con las presiones de grupos radicales y con el revuelo que se ha montado, su decisión haya sido la de dar un paso atrás. Cuando conozcamos la decisión de manera oficial y los motivos que la han motivado, plantearemos cómo actuar».

Daños lobo

Al parecer, la Comunidad de Madrid se apoya en que, si se hubiera accedido a la reivindicación de los ganaderos, esto habría infringido la normativa estatal y europea, que protege al lobo ibérico y prevé sanciones de hasta 200.000 euros por abatirlos.

Preguntamos a Jesús qué supone esta negativa por parte de la Administración: «Esto demuestra que no valoran el servicio de la ganadería, no valoran nuestro trabajo, y valoran por encima de esto a los grupos ecologistas y animalistas. Nosotros somos los que más cuidamos el medio ambiente en la Comunidad de Madrid, y los que estamos en peligro de extinción somos los ganaderos, no los lobos».

Algo que ya se hace en Francia

Hablamos con el secretario general de UPA Madrid sobre las razones que ha esgrimido la Comunidad para negarles el acuerdo, sobre todo amparándose en la normativa estatal y europea. Pero Jesús tiene claro que estos motivos no son excluyentes: «Nuestra propuesta es algo que se está llevando a cabo ya en Francia, y en Castilla y León ha sido la Consejería la que la ha puesto encima de la mesa».

Jesús nos detalla el contenido de la propuesta que presentaron a los responsables de Medio Ambiente: «El disparo sería el último recurso, puesto que nos comprometemos a tener unas fuertes medidas de seguridad, como los pastores electrónicos y perros mastines, pero el lobo está burlando esto. Para cuando estas medidas fallan, queremos poder defender a nuestras ganaderías en nuestra explotación. Lo ideal es poder efectuar disparos al aire a modo intimidatorio, pero si estos animales persisten y atacan, queremos poder hacer algo para que no sigan masacrando a nuestro ganado. Todo bajo la legalidad vigente, con los correspondientes permisos de armas y licencias de caza».

Daños lobo

Indemnizaciones

La supervivencia de la ganadería está en peligro por culpa de esas presiones animalistas. Las indemnizaciones han obligado a la Comunidad a multiplicar la partida reservada para indemnizar a los ganaderos que sufren ataques confirmados por parte de lobos. Las cifras han pasado de 60.000 a 300.000 euros en cuatro años, que se suelen atribuir en cantidades de entre 60 y 1.200 euros de indemnización por cada animal que haya resultado herido, aunque recientemente se han producido sentencias que han multiplicado estas cantidades hasta llegar a cantidades de 25.000 euros en algunos casos, pero hay otras 15 demandas en espera de resolución. ¿Está la Comunidad de Madrid preparada para hacer frente a lo que se le viene encima en forma de indemnizaciones?

También hay problemas con los perros, pero no los asilvestrados

Jesús nos cuenta otro de los problemas a los que se enfrentan los ganaderos madrileños a raíz de un vídeo que ha publicado hoy mismo uno de los afiliados de la asociación. Se trata de Jorge Izquierdo, ganadero de ovino de Colmenar Viejo, que denuncia el daño que están ocasionando los perros que la gente saca a pasera sin controlarlos en las zonas donde hay ganado pastando.

El vídeo es estremecedor, y muestra una oveja que estaba a punto de parir y que los perros han matado, otra más joven que han destrozado por dentro y una tercera que tiene la zona frontal del tronco totalmente «en carne viva» debido a los mordiscos de los canes.

Aquí dejamos el vídeo, que debe conseguir la mayor difusión posible:

Más artículos En Profundidad