Blogs

Miguel Ángel Romero

Desde mi Tronera

Miguel Ángel Romero

Colaborador habitual de publicaciones cinegéticas

«Perdices cazarás, las que siembres y pocas más»

Por mucho que llueva y nieve por estas fechas, siempre será bueno para el campo. «Año de nieves, año de bienes».

10 feb. 2021 - 16.070 lecturas - No hay comentarios

Lo más valorado son estas nevadas que a medida que se van licuando homogéneamente empaparán la tierra de los sembrados y de las vides cuyas reservas garantizarán una buena primavera e incluso facilitarán la maduración hasta su cosecha con un par de lluvias previas que empapen bien y varias de menor cuantía (qué no sean tormentas de abril) que limpien esa cantidad de insumos que tanto atenta contra la biodiversidad en general y contra la perdiz y las colmenas en particular. Pero no nos engañemos, tal y como está el tema, de poco servirá una meteorología buena. Pues esos insumos son capaces de matar vilmente hasta al Lucero del Alba.

Saliéndome un poco del tema les diré que si llueve mucho las fincas sembradas de cereales se encharcan y hay que desaguar haciendo un surco que lleve el agua encharcada al arroyo de desahogo cuya maleza hará salir el agua por otro lado, eso si no son rectos y cogen velocidad… Las fincas antes de la Concentración Parcelaria estaban bien allanadas, pero ahora tienen muchos humedales artificiales que son rellenados con los escombros de las casas de los pueblos caso de que sean adobes o tapiales.

Este enero ha sido de los más húmedos y fríos del siglo XXI (AGRODIGITAL – 10-02-2021). Estos fríos, más las humedades, paralizaron el ciclo perdicero. La reserva hídrica española se encuentra al 58%de su capacidad. (AGRODIGITAL 10-02-2021).

¿Qué hay de nuevo en la caza de perdiz con reclamo macho?

He escrito y publicado en el Club de Caza el primer artículo de Caza de perdiz con reclamo, basándome en la adversa meteorología, viendo los bandos sin romper en el campo y suponiendo lo que vendría detrás. NADA. No acerté ni una y llegada la temporada no se puede dejar de opinar de un tema que nos incumbe a todos los cuquilleros. Tampoco se puede hacer un artículo lleno de morcillas mezcladas con las ahora tan traídas y llevadas fake news. Ni poner cuatro letras de esas que no dicen nada. Letras que los cuquilleros sabemos de memoria. Letras adornadas con unas fotos que todo ello no dice nada nuevo y lo único que puede pasar es que confundamos al personal. Por eso arremetí contra la situación basándome en la información de los granjeros con buen corazón y de los amigos que uno tiene en Extremadura, Zafra, La Hinojosa, etc. etc. Mi coto fue el de los Santos de Maimona (Badajoz). Un coto donde después de pagar la cuota durante muchos años, fui una sola vez a cazar con el pájaro y las perdices eran de granja. Se acercaban al pájaro de la jaula en busca de compañía. Por cierto, con la Federación Extremeña de Caza siempre me unió la misma amistad que unía la citada entidad con el resto de los cazadores de Extremadura repartidos por toda España, motivo éste por el que puedo asegurarles que los empleados federativos de Extremadura son unas personas con vocación de servicio.

¿Cómo está el campo?

Hoy, día 05-02-2021, llueve y hace frío. Así la perdiz ni rompe bandos (picadilla), ni entra en celo (hacer pares), si bien es cierto que en una España tan rica en ecosistemas no se puede generalizar, pero no hemos tenido una época propicia para que la perdiz se empareje y el macho se desgañite guardando su terreno. Bueno, a principios de enero hubo unos días de una incipiente picadilla, pero enseguida se deshicieron los bandos y su comportamiento fue el de una pollada aterida por el frio, la nieve y el hielo. Unas polladas donde la cantidad de depredadores y algún que otro furtivo dejaron bien marcada su existencia en un hipotético censo.

¿Cómo están las granjas?

Las granjas están hasta los topes de perdices que no han podido vender por la pandemia y sus mal planificados y deshomogeneizados confinamientos, pues varios honestísimos granjeros se quejan de que no se ha podido vender ni un 30% de perdices y eso significa seguir manteniéndolas tanto en comida como en farmacología, calefacción, mano de obra, desinfecciones y vuelos controlados para que no se les estropeen las plumas y puedan venderlas con la apariencia de perdices de campo. En fin, la cría de perdiz está en un limbo que no sé si les darán ayudas por estos inconvenientes como consecuencia de la Cobid19 y la meteorología. Los confinamientos son muy caros y por eso, los de la parte económica, tratan de confundir bajo cualquier pretexto y ya empiezan los enfrentamientos tales como los de la Organización Mundial de la Salud (OMS), quién ha estado trasladando y poniendo un gran empeño en la importancia de desinfectar superficies para prevenir contagios de coronavirus. Sin embargo, y sin quitar importancia a las medidas necesarias para eliminar el virus de cualquier zona, el organismo ha estado descuidando otros elementos de prevención que pueden ser aún más importantes, tales como la transmisión del virus por el aire.

En los informes diarios piden a las autoridades competentes que, ahora que hay acuerdo en que el virus se transmite por el aire, «los esfuerzos deben enfocarse en mejorar la ventilación e instalar limpiadores de aire probados rigurosamente». «Hay que insistir en mascarillas y distancia», remarca el escrito al que termino de hipervincularles.

Bueno, esto no es nada para lo que vendrá en un futuro cuyo fin se desconoce. Pero si todavía estamos con lo de Bárcenas, el Emérito y las rastras de los caciques pueblerinos que están dejando España vacía, labor que comenzaron sus abuelos y demás parentela y en ella siguen emperrados hasta desertizar sus futuras posesiones (repartidas por varios pueblos e incluso cuentas bancarias fuera de España) para luego cercarlas tumbando la ley actual. Esos tienen una pata en la ciudad y otra en el pueblo y en ambos sitios roban y corrompen forzando voluntades hacia sus intereses importándoles tres narices el sufrimiento de los demás. Así nos va con gentuza tal. Y encima se postulan como los salvadores de España. ¿Y los otros?: los otros son harina del mismo costal, pues a estos últimos les ha dado por las puertas giratorias y pronto olvidan el torno, la fresadora, la lima y hasta la madre que les parió.

¿Cómo están los cazadores?

Los cazadores sociales están enfadados, muy enfadados y terriblemente desolados pero exasperados, pues los confinamientos de esta última pandemia han posibilitado que muchos hayan pagado y no hayan podido ir a cazar por los confinamientos deshomogeneizados y descoordinados. Además, aun cuando se sepa que las respetables autoridades hayan dado prioridad a la economía en vez de a la salud no les va a gustar. Muchos han ido al paro con una misérrima pensión y cada vez son más largas las colas de Bienestar Social. Muchos han abandonado los canes en las perreras, otros los han vendido a precio de saldo y aun cuando los Mandamases Figurones comparen el futuro con la Lámpara de Aladino, ellos —los cazadores— callan, aprietan los dientes y cambian de conversación.

¿Hay en España lugares donde sólo hay perdices de campo?

Sí, ya lo creo que hay lugares donde no se ha metido ni una sola perdiz de granja aun cuando se hayan colado ellas por descuido o lo hayan hecho los interesados de que la genética de todas sea la misma, cosa imposible debido a que se están mixturando perdices desde varios años antes de la venida al Mundo de Nuestro Señor Jesucristo. Y no se lo pierdan, entre esas personas abunda la gente corriente sin esas grandes posibilidades económicas de algunas fincas de la mitad sur Peninsular. Personas que cuando llegan las nevadas ponen acomodos para que no se mojen sus perdices e incluso les aportan las dietas que les aportaban sus abuelos para que aguanten el tirón. Gente buena. Gente que ama al campo. Gente comprometida con la sociedad sin creerse, por ello, mejores ni peores que los demás. Gente de corazón que lejos de premiarles les endosan una sanción o les ensucian el coto con perdices del montón. Bueno, y no falta el espabilado que cubre el descalabro con un manto que lo denomina: selección natural. En las naciones donde existen esta clase de aves se matan mediante reclamo los machos viejos que no hacen más que incordiar y no dejan criar. Adecuan el campo para que sus lugares de descanso, comederos y similares sean naturales. Tengan muy presente que todas las perdices que se han soltado en lugares no escogidos por ellas (lugares naturales) han muerto o se han marchado.

Redondo del Departamento de Ciencias Agroforestales. Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica Agrícola. Universidad de Sevilla. Estudios Agrosociales y Pesqueros nº 204,2004 (pp 179-203. Pinche aquí.

Leerse el anterior hipervínculo es FUNDAMENTAL para conocer en profundidad cómo se ha mixturado la Perdiz Roja y entonces comprenderán a personas que quieren a las perdices pero de verdad y no para hacerse supermillonarios robando a la biodiversidad.

El gravísimo problema de la perdiz de granja (Una extracción del documento de la hipervinculación anterior).

La hibridación de la perdiz roja con la griega o con la chúkar es una aberración cuando el destino es la repoblación cinegética. Repoblaciones fraudulentas con híbridos se constataron en Portugal (Días, 1992), en Inglaterra (Snow y Perrins, 1998) y en España, donde ya a mitad de la década de 1970 el ICONA tomó cartas en el asunto; en palabras de Manuel Aulló, director general de dicho Organismo (Trofeo, 1975):

«… a ICONA no sólo le preocupa el tema de la importación de perdiz griega, sino también, y es mucho más grave, la posible importación de productos de mestizaje de perdiz roja con perdiz griega o chúkar, por lo cual se ha elaborado una Orden Ministerial prohibiendo la importación de las tres …el problema que más preocupa por sus posibles repercusiones sobre nuestra población de perdiz roja».

Efectivamente, el ICONA elaboró la Orden 15 de julio de 1975 sobre normas complementarias sobre ordenación zootécnico-sanitaria de las granjas cinegéticas, publicada en el B. O. E. del 13 de agosto de 1975, cuyo artículo primero decía textualmente:

«Queda prohibido en todo el territorio nacional la suelta y repoblación con perdiz chúkar (Alectoris chúkar), con perdiz griega (Aleetoris graeca) o sus productos de hibridación con perdiz roja (Alectoris rufa)».

Por otra parte, la repoblación con perdices rojas criadas en cautividad ha acarreado otros problemas. La cría en cautividad produce un cierto amansamiento de los perdigones debido al contacto con el criador. También existen riesgos de transmisión de enfermedades a las poblaciones silvestres cuando se liberan ejemplares criados en granja en condiciones deficientes. Y un fenómeno cuyos efectos no se conocen aún es el derivado de la reducción de variabilidad genética de las subespecies y ecotipos silvestres que habitan en distintas regiones de la Península, como consecuencia de la repoblación con animales criados masivamente en granjas con diferente localización.

La situación actual de las poblaciones de perdiz roja se caracteriza porque globalmente no se encuentra amenazada (Del Hoyo, Elliott y Sargal al, 1994), catalogándose como SPEC 2 —vulnerable— (Blanco, Virgos y Villafuerte, 2003), pero se constata un declive generalizado en la Península Ibérica, su área nativa, a partir de la década de 1980 motivado por las alteraciones del hábitat, la excesiva presión cinegética y las repoblaciones indiscriminadas realizadas frecuentemente con animales sin calidad cinegética y a veces hibridados con las especies griega y chúkar (Del Hoyo, Elliott y Sargatal, 1994; Snow y Perrins, 1998; Blanco, Virgos y Villafuerte, 2003).

La difusión de la producción intensiva de perdiz roja en cautividad ha propiciado una mayor oferta de piezas de caza, pero no ha resuelto en España la situación de las poblaciones silvestres, probablemente debido a que buena parte de las repoblaciones no se acompañan de una adecuada gestión cinegética que contemple medidas adicionales como la restauración del hábitat, el control racional y autorizado de predadores y la regulación de la presión cinegética.

De hecho, en algunos lugares la perdiz, roja se encuentra en expansión gracias a la realización de repoblaciones, como en Inglaterra (Snow y Perrins, 1998), pero en estos casos las repoblaciones se realizan en el contexto de una adecuada gestión cinegética, en la que países como Inglaterra tienen mayor tradición, mientras que en España todavía alcanza poco desarrollo.

Como consecuencia de la proliferación de las repoblaciones de perdiz roja y de la problemática que originan en las fincas donde no se realizan racionalmente, ha surgido, ya en la presente década, por parte de gestores (Ñudi, 2001) y de propietarios (Ñudi, 2002) de cotos perdiceros, una reacción tendente a gestionar la perdiz autóctona sin el recurso a la repoblación con ejemplares procedentes de cría en cautividad, como forma de preservar el patrimonio genético y cinegético original de la especie en España.

La situación por la que ha pasado la gestión cinegética y la producción en cautividad de la perdiz roja también se da en otras especies cinegéticas, tal como está ocurriendo más recientemente con el conejo silvestre en la Península Ibérica, cuyo declive iniciado con la incidencia de la mixomatosis en la década de 1950, y acentuado tras la incidencia de la enfermedad hemorrágica vírica a partir de 1988, ha propiciado el incremento de las repoblaciones y el recurso a la cría en cautividad, repitiéndose errores ya cometidos con la perdiz, tales como el mestizaje ilegal del conejo silvestre con razas domésticas cuando se recurre a la cría intensiva, con las consiguientes consecuencias negativas de alteración del patrimonio genético de las poblaciones autóctonas al soltar conejos mestizos (González Redondo, 2003). El conocimiento del caso de la perdiz roja debería permitir aplicar la experiencia para evitar errores similares con el conejo silvestre y con otras especies cinegéticas…

Motivos por los que escribo sobre un posible cierre de la perdiz roja

Yo no soy ningún científico reputado para ver, opinar y diagnosticar la solución sobre una biodiversidad muy maltratada en España por personal que presume de científico sin serlo.

Soy, eso sí, un cazador y pescador que ama hasta la última brizna de hierba del campo y a partir de ahí: digo, escribo, contrasto y fotografío lo que veo bien y mal. En ocasiones hago un «copy paste» denunciando o enunciando lo que hay y no debiera de haber. Me convierto en fedatario de un Mundo en el que nací, al que amo con todas mis fuerzas, lo que no ha sido óbice para que fuera en su día asambleísta de la RFEC más otros muchos cargos en cotos sociales y entidades de caza o pesca similares pero sin «animus lucrandi».

Me ofrecieron por activa y por pasiva la presidencia de una Federación Vasca y renuncié a ella. Pues durante más de 25 años he sido directivo de un Centro de Cálculo Oficial y eso de mandar no lo valoro como divertimento lúdico. Y ya, para terminar, aún conservo el carnet de Juez de Caza con Perdiz de Reclamo Macho.

Motivos de la pretendida veda perdicera

Decirles que en Inglaterra se ha procedido lo mismo que en España en materia de cría y repoblación de la perdiz roja y —a Dios gracias— no tienen nuestros problemas. Y no los tienen como consecuencia de que fueron asesorados por unos científicos de los de verdad. Y en España tenemos los mejores científicos del Mundo, no lo duden, pero los majaderos les ponen zancadillas y no hay nadie que vigile ese criminal acoso. Aquí, quienes tienen o dicen tener un título pero no son capaces de entrar en un centro oficial, alquilan una oficina, ponen un cartel, se afilian a un partido y a practicar el «yo te doy si tú me das». Con sujetos así tenemos a la biodiversidad desamparada pero aquí nunca pasa nada.

Referencias mediante hipervínculos de lo que escribo sobre la posible veda de la perdiz roja en España.

Y por si fuera poco lo antes expuesto:

  • Unidas Podemos se empeña en prohibir la caza de la tórtola y ahora también la de la codorniz. El grupo parlamentario morado no cesa en su intención de paralizar la caza de la tórtola en España basándose en datos proporcionados por SEO/ BirdLife.
  • El esperanzador futuro del lobo ibérico. El Gobierno ha dado un paso crucial para la conservación del lobo ibérico, la prohibición de su caza en todo el territorio al incluirlo en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial.
  • Y mañana qué… En España se ha dado prioridad al lobo en detrimento de los últimos moradores de una España a punto de ser cerrada por derribo. Pero estos salvadores son quienes se llevan el dinero y empujan a los abismos a los últimos moradores, quienes son los últimos guardianes del campo donde roban hasta las campanas de los campanarios. ¿O no?
  • Efecto del calentamiento global sobre la muda del plumaje de las aves: el caso de la perdiz roja. Aquí interviene el IREC y esa entidad me merece toda fiabilidad, lo que ocurre es que a mi modesto entender, entidades superiores (¿? …) lo eclipsan para que los verdaderos científicos queden opacados por la insólita maldad de personajillos que si por sus méritos fuera, no ganarían una oposición en toda su vida.
  • 200.000 millones como mínimo para realizar la transformación verde en cuatro años. Abay Analistas ha elaborado el estudio económico de 117 medidas propuestas por la organización ecologista internacional para poner a España en la senda de un Green New Deal transformador. La inversión a realizar, equivalente al 4,8% del PIB, se financiaría casi a partes iguales por el sector público y privado El modelo prevé un rápido avance hacia la descarbonización del sistema energético y su transformación hacia uno más verde, justo e igualitario. Los fondos europeos suponen una oportunidad única para transformar el sistema, pero Greenpeace recuerda que no se puede hacer a espaldas de la sociedad civil. Greenpeace ha presentado hoy en el Nueva Economía Fórum Tendencias el informe Darle la vuelta al sistema: Un 4,8% del PIB para entrar en números verdes, elaborado por la consultora Abay Analistas para Greenpeace, que revela que una inversión de 197.000 millones de euros en los próximos cuatro años (equivalente al 4,8% del PIB) permitiría poner en marcha un paquete de 117 medidas para recuperar y transformar el país en clave verde y justa. ¿Se imaginan los estudios, auditorias, cursillos, seminarios y mamandurrias por el estilo que caben en una partida presupuestaria plurianual? Veremos a esas empresas (por darles una denominación vigente). Decía que veremos a esas empresas físicas y jurídicas por los pasillos de los responsables presupuestarios como les hemos visto en tantas y tantas ocasiones. ¿Por qué no probamos a hacer una auditoria con personas de valía sugeridas por personas, que las hay, de reconocido prestigio y procedemos en consecuencia.

Nota final

Este artículo (post) no era mi primera intención en escribirlo, pero cambió la meteorología y los bandos andan juntos otra vez pero más despistados que el boxeador Oscar Ringo Bonavena en su último combate. Y para más I.N.R.I, hoy (día 08-02-2021) tenemos sol en Vitoria después de pasar el día de ayer: nublado, con niebla, con frío y con periódicas lluvias. Ahora le hace falta a la perdiz tierra arenosa donde bañarse. Estamos en época de picadilla y celo, pero distorsionadas por la meteorología. Ahora la perdiz necesita tierra para bañarse (insisto por ser fundamental) y si en vez de tierra es arena, mejor todavía . Miren ustedes, la perdiz cuando es pollo necesita comer saltamontes y hormigas y a falta de esos manjares perdiceros, necesitan unos gusanos que venden en las pajarerías que se llaman tenebrios además, hasta los puede comprar por Amazón.

Ahora los pájaros ya están enverdinadas, pero necesitan bañarse en arena o por lo menos en tierra arenosa. Si la meteorología no nos falla, pronto oiremos, otra vez, la picadilla y el celo. Después o mientras tanto oiremos a los machos cantar por alto para decir este terreno es mío. Pero es imprescindible que puedan bañarse en tierra arenosa (mejor arena).Tomen nota de lo que ocurre en su coto y de donde van ubicándose los machos para luego instalar su jaula de manera que puedan escuchar al pájaro enjaulado y entren en plaza con esa armonía y sosiego que tienen todas menos algunas de granja. Esas perdices que se tiran a las de la jaula como los gallos de corral ajenos a los visitantes no asiduos. Un mundo precioso que se nos va.

Espero que la meteorología se encarrile para no tener que incluir ningún artículo como éste. Por el momento doy por sabido todo lo inherente a: cantos, terreros, tantos, etc. etc. Pero eso ya está reescrito, superpuesto y hasta yuxtapuesto por otros muchos que me precedieron y por mí mismo. Por todo ello he creído importante escribir lo que he escrito.

No contentos con robarnos a manos llenas, nos están acosando sin miramiento alguno

El acoso al que estamos sometidos las cazadoras y cazadores de España, es una patada en salva sea la parte al pueblo y por ende a la democracia. La Covid19 nos impide hacer cualquier demostración de fuerza que saque la gente a la calle, pues de esa cobarde manera quieren dirimir nuestras diferencias que no son tales, pero no podemos permanecer impasibles ante un teórico fuego amigo qué está demostrando todo lo contrario y encima disminuyen todas las aves de las que se ocupan estos vividores que ahora se han convertido, muchos de ellos, en ecoterroristas.

 

• 
 •

Inicia sesión o Regístrate para comentar.