Blogs

Miguel Ángel Romero

Desde mi Tronera

Miguel Ángel Romero

Colaborador habitual de publicaciones cinegéticas

Nos viene un buen año agrícola y cinegético

El cereal verde crecido por encima de su época, los campos de colza amarillos, los lirios azules en las linderas de lo que fueron viñas y huertos hace decenios, en los humedales y en las orillas de los pantanos crecen miles y miles de lirios amarillos a punto de explotar casi al unísono, los perdidos están cubiertos de rojas amapolas que engalanan un campo liso y llano que hay que saber contemplar en conjunción con un sol naciente o momentos antes del ocaso.

17 may. 2020 - 6.887 lecturas - No hay comentarios

Da gusto verlo todo ahora y un poco más adelante nos dará más. Parece mentira que entre el vergel antes descrito se esconda un enemigo que tanto él, como sus amigos han matado a millones de personas en este nuestro Mundo que no termina de aprender la lección. No he exagerado. Hemos sufrido muchas pandemias, epidemias y brotes a los cuales me voy a referir de forma somera.

Hemos llegado a la Luna. Nuestra sapiencia tecnológica dejaría pasmado al mismo Galileo Galilei y no digo nada si Dédalo e Ícaro se encontraran con esos ultrasónicos aparatos voladores y teledirigidos. Hoy, si al Gran Capitán, Gonzalo Fernández de Córdoba, le mostraran las modernas máquinas de matar se quedaría tan atónico como cuando le pidieron las cuentas después de haber ganado batallas que intereses espurios torcieron a otros ajenos a la causa y en realidad sufrió las afrentas de quienes son fieles a causas donde no se roba o mata. La muerte de la reina Isabel fue un palo muy grande para Gonzalo Fernández de Córdoba… «Cien millones de ducados en picos, palas y azadones para enterrar a los muertos del enemigo. Ciento cincuenta mil ducados en frailes, monjas y pobres, para que rogasen a Dios por las almas de los soldados del rey caídos en combate. Cien mil ducados en guantes perfumados, para preservar a las tropas del hedor de los cadáveres del enemigo. Ciento sesenta mil ducados para reponer y arreglar las campanas destruidas de tanto repicar a victoria. Finalmente, por la paciencia al haber escuchado estas pequeñeces del rey, que pide cuentas a quien le ha regalado un reino, cien millones de ducados»» (parte de la divulgación del tópico se debe a una obra de teatro homónima, de Lope de Vega).

He perdido el hilo. Iba a decir que después de casi pedirle cuentas a Dios a través de la tecnología y otros grandes inventos (en ocasiones juguetes inservibles que se utilizan como vértices de corrupciones para captar el dinero del contribuyente con artimañas cuya mayor parte se oculta para no engrosar la lista de ladrones sibilinos. Otra vez se me va la mente. Decía que después de todo esto nos encontramos con una pandemia que para combatirla, se actúa con retraso y a regañadientes, faltan medios humanos y técnicos, donde los grupos políticos en vez de preocuparse por el pueblo al que dicen servir, aprovechan la ocasión para revolcarse en el barro con sus peleas propias del Corral de Monipodio y argucias de una cárcel bananera. O sea: ni estábamos, ni estamos preparadas para hacerla frente. Señores, este geoide que ocupamos es sumamente frágil donde las mal llamadas catástrofes naturales se suceden sin miramiento alguno. Y lo que es de «ópera bufa» es que los mal denominados ecologistas se encarguen de un Cambio Climático y de unas miras de futuro cuya única solución no va más allá de prohibir la pesca del cangrejo rojo. ¿Qué comerían esos peces y aves que se nutren de lo alóctono?

Los agricultores no encuentran trabajadores para cosechar los frutos de ahora y encima están vendiendo bajo costes. Pero la verdad es que en el súper esa fruta no está barata. ¿Ni mucho menos? No entiendo cómo los sucesivos gobiernos no se ponen de acuerdo y el dinero de los intermediarios se barema de otra manera y se le somete a un seguimiento que evite que vaya la Guardia Civil acompañando a los inspectores. Eso de pasar necesidades por estar más cerca del patrón no es de recibo y nadie quiere esas donaciones, pero con 4.000.000 millones de parados (sin contar los esquiladores) hay que tomar medidas sin traducirlas a votos. Señores, hemos avanzado en tecnología sucia y elitista, pero hemos retrocedido en humanidades.

Mientras hayas políticos capaces de poner palos en las ruedas a quienes quieran priorizar la vida a la economía, pasaremos a la historia como unos verdaderos criminales.

El enemigo invisible (no es de ahora)

La peste negra

La Peste Negra en la Edad Media se cobró la vida de 200 millones de personas en el mundo, entre 1347 y 1351. En un principio se asoció a la bacteria Yersinia Pestis, alojada en las ratas negras provenientes de los barcos de China. Pero fueron las pulgas de dichas ratas las que transmitieron la bacteria a los humanos. Solo con grandes incineraciones de ratas, cuerpos infectados y pulgas se logró a duras penas controlar la pandemia.

La viruela

Tan antigua como el mesolítico, tuvo uno de sus peores brotes en la conquista de América. La viruela es una enfermedad tan antigua que data de las poblaciones humanas del año 10.000 antes de Cristo. Aunque a lo largo de la historia, los científicos atribuyen a la viruela la mayor cantidad de muertes infecciosas, superando los 300 millones de personas, uno de sus brotes pandémicos más severos ocurrió a partir de 1520 en territorio americano matando a 56 millones de nativos. Una enfermedad erradicada por completo a finales de la década de 1970, luego de exitosos programas de vacunación mundial. ¡¡¡CARO DESCUBRIMIENTO DE AMÉRICA!!!

La gripe española

La gripe española asoló a cerca de 50 millones de personas durante el fin de la Primera Guerra Mundial.

En el ocaso de la Primera Guerra Mundial, apareció en Kansas, Estados Unidos, la gripe de 1918. Llegaría a Europa por el puerto francés de Brest, lugar al que arribaban la mayoría de las tropas estadounidenses encargadas de apoyar a los aliados en la guerra. Desde allí pasó a Reino Unido, Alemania, Italia y finalmente España.

Recibió el nombre de gripe española porque mientras la mayoría de los países europeos estaban en la terrible guerra de trincheras, España era un territorio neutro y la prensa de ese país no censuró las publicaciones sobre la pandemia. Fue tan devastadora esta gripe que en un solo año mató a entre 40 y 50 millones de personas.

El sida

El virus de transmisión sexual VIH/Sida ha matado entre 25 y 35 millones de personas y… AHÍ ESTÁ.

Más recientemente, el VIH/Sida, fue una pandemia que se descubrió en Estados Unidos en 1981. Se entendió inicialmente como un virus de transmisión sexual, pero después se concluyó que también se infectaba por transfusiones de sangre contaminadas, por transmisión del virus de madre a hijo durante el embarazo, o por el uso de agujas hipodérmicas. La teoría más aceptada actualmente sobre la procedencia del VIH/Sida está relacionada con los simios y chimpancés que habrían entrado en contacto con el hombre en la década de 1920, en el centro de África.

Las prostitución africana lo habría propagado a Europa y Estados Unidos con el paso de los años. Una vez adquirida la enfermedad, el cuerpo humano pierde por completo su sistema de defensas, de allí la sigla Síndrome de Inmuno-Deficiencia Adquirida. Actualmente un venezolano, denominado como el paciente de Londres, es la segunda persona curada de sida en la historia, lo cual abre un camino de esperanza para el mundo entero.

Covid-19

Incertidumbre ante el alcance y el impacto del Covid-19 en el mundo

En el siglo XXI, el SARS en el sudeste asiático, el ébola en África, el MERS en Medio Oriente y la gripa AH1N1 en todo el mundo, han sido epidemias y pandemias que han puesto en jaque a la comunidad científica internacional.

La más reciente pandemia en la historia, por la que estamos atravesando, es el nuevo coronavirus Covid-19 que se originó en la ciudad china de Wuhan y que actualmente está presente en los cinco continentes. Los laboratorios del mundo trabajan a contrarreloj para entender su funcionamiento, dar luces sobre su impacto en los humanos y encontrar una vacuna que apacigüe su acelerada y preocupante propagación. ¡¡¡ Hay secretos que matan!!!

¿Qué pintan aquí las pandemias, epidemias, brotes y hasta cangrejos rojos y murciélagos?

Hombre, se me ha olvidado citar ciertos brotes de animales con enfermedades que se transmiten al hombre como por ejemplo la plaga de topillos (Microtus arvalis) que llevó a muchas personas a los hospitales de la «Tierra de Pan Llevar» de Castilla y León. Plaga que no termina de erradicarse y cuando los agricultores protestan, les dicen que los topillos son «cíclicos». Plaga que llevo la Tularemia a los pescadores de cangrejos, agricultores, ganaderos, cazadores, etc. etc. Todo ello sin contar a las liebres ibéricas, como principal pérdida venatoria. No, no me apetece meterme con el veneno vertido en ese campo multicolor descrito antes con nostalgia, cariño y dolor por el maltrato que se le inflige a través de los caciques que no pararán de dar cornadas hasta vaciarla de gente honrada y buena que es la inmensa mayoría.

Codorniz

La codorniz ya ha entrado en un número meramente testimonial como consecuencia de que el campo y la climatología las favorece a todas por igual, pero tendrán que subir con una prole que espero proceda como en años pretéritos. Tengan presente que entrarán más.

Perdiz

Las perdices se emparejaron pronto, demasiado pronto y se disolvieron, pero luego, en cuestión de días se volvieron a emparejar y ahora están enguerando y alguna a punto de sacar. Estas tormentas vespertinas no las habrán venido bien, pero saben ubicar el nido y cubrirlo entre la pareja si hace falta. Todo menos que se las mojen los huevos.

Liebre ibérica y la europea

Las liebres ya han parido y algunas están a punto de hacerlo. Lo que no está nada mal, pero mi preocupación es grande debido a que investigadores portugueses han identificado una nueva enfermedad en las liebres que viene a sumarse a la Tularemia, a la Mixomatosis, etc. etc. La identificación portuguesa se refiere al primer herpesvirus en liebres. Hasta hoy, nunca se había descrito una patología como la citada Una patología presente en estos animales que no lo está en ninguna otra parte del mundo.

Gaviota patiamarilla

Ahora están criando y se zampan más crías (de pelo y pluma) que muchos depredadores. Nada que ver con la fábula de Juan Salvador Gaviota del escritor estadounidense Richard Bach.

Grajo

Están sacando y algunos ya están bastante crecidos. Aquí se hacen todos los años planes de gestión, pero cada año el descontrol es mayor.

Grajilla

Dado el bajón que han pegado, en muchos lugares está prohibida su caza. Yo sigo viendo las mismas de hace 40 años.

Urracas

Las urracas se han refugiado en las ciudades y poco a poco se arriman a toda aquella persona que está comiendo en un banco o a los niños «chuches» por la calle. Lo malo es que desde que ellas tomaron las ciudades los fringílidos y demás especies arbóreas han pegado un bajón tremendo. Pero de esto no hacen caso los ecologistas y mucho menos los munícipes.

 

• 
 •

Inicia sesión o Regístrate para comentar.