Blogs

Desde mi Tronera

Miguel Ángel Romero

El imparable aumento de la paloma torcaz

Dicen que en España aumentan las aves forestales y descienden las agrícolas. Con lo cual estoy totalmente de acuerdo, pero no se hace nada para frenar los cada vez más acusados descensos de otras aves a no ser que sean de «circo al aire libre» y estén avaladas por esos cráneos privilegiados que no encuentran ni siquiera lo que tienen debajo los zapatos.

16 sep. 2019 - 5.150 lecturas - No hay comentarios

Ítem más, y retomando el tema, les diré que en el inconcluso programa SACRE de la Seo/birdlife nos dicen que las aves ligadas al medio urbano y forestal son las aves que más crecen como consecuencia de saber adaptarse lo mismo al campo que a la ciudad. Y es verdad. Tanto es así, que las torcaces se han convertido en plaga en muchas ciudades de España y las matan sin contemplaciones hasta cuando están criando. Otro de los factores determinantes del aumento de las torcaces es que ya no migran como antaño y las tenemos en nuestras ciudades y campos durante todo el año. Se nota que en las ciudades no las falta: calor, agua, hierbas y tierras medicinales, semillas, etc. etc. Y por si fuera poco lo antes escrito, es muy importante saber que hacen buenas migas con las silvestres, las domésticas y todas las demás. Es más, suelen ir en bandos todas juntas. Nada que ver con la gaviota y el charrán.

Las torcaces se están matando como plaga por matabichos profesionales en: Valladolid, Palencia, Salamanca, Zaragoza, Huesca, Las Baleares y muchos sitios más, tales como la provincia andaluza de Cádiz. Bueno, y a las silvestres y domésticas como a las ratas, sólo que con más inquina.

Las normas anuales de la caza de torcaces en pasa o contrapasa, son de una imaginación cambiante y llena de ocurrencias en el campo, todo ello hasta rozar el más increíble y absurdo esperpento o un ridículo malintencionado en el campo con muchos visos de mala fe. Bueno, para finalizar este rosario de cuentas infelices sirva decir que no se permite la contrapasa, mientras, que en las ciudades se las mata pagando durante el citado periodo. Mucho me temo que los adjudicatarios de los trabajos ¿por concurso? de dar muerte a las palomas en las ciudades se lo encarguen los responsables a algún amiguete. En España ha calado fuerte el «outsourcing» como medio de… ¿cobro o de pago?

Caza de torcaces en puestos palomeros de media veda

Quienes quieren (y pueden económicamente) cazarlas para comerlas o venderlas, habilitan una finca de girasoles, titos, guisantes, yeros, lentejas y demás leguminosas. El laboreo es igual al de las fincas que se van a aprovechar como parte de la cosecha. Lo único que hay que hacer es poner unas pantallas (puestos) donde el cazador pueda esconderse y guarecerse, pero lo imprescindible, lo más importante es el agua para las palomas. El bebedero se trata de una cavidad de cemento donde siempre haya agua limpia y fresca, eso es lo principal, repito. O sea, necesitaremos agua, siembra y puestos cuyo color no sea diferente al entorno donde vamos a cazar. De esta manera se han matado en España tantas tórtolas como en Marruecos.

Esto siempre tuvo muchas discusiones, pues si se le dan varias manos seguidas, las palomas no vuelven nunca o lo hacen tarde. Por la tarde veremos como los orgánicos sacan más bebida de la debida a fin de que no volvamos a cazarlas. Son unos pillos.

Caza de torcaces en puestos de pasa

Cada año pasan más y se abaten menos. Y es que la torcaz es muy lista.

Se construye un puesto: metálico, de piedra, de madera o sobre el suelo. Se le cubre de vegetación del entorno. Cuando las palomas pasan por encima de donde pasaron otros años, se les dispara y a otra cosa. Aquí juega un papel importante el mimetismo, los movimientos, la vestimenta del cazador, el diseño del puesto, el buen tino y toda detección de posible peligro que puedan hacer las astutas palomas. Pues todo lo mansurronas que son en las ciudades, lo son de esquivas y susceptibles en el campo.

Nota importante sobre silvestres y domésticas

La veda suele estar comprendida entre primeros de septiembre y últimos de noviembre e incluso se prolonga lo que se puede para pillar de refilón la contrapasa. Pero la contrapasa debieran de autorizarla ya, pues creo que es mejor que se pierdan huevos con carácter retroactivo (doña Fátima) que mueran pichones de inanición. Ya sé, ya sé que a ustedes los mal llamados ecologistas, les importa un cojón.

Cada año pasan más altas, fuera de los pasos tradicionales, en tres o cuatro golpes de pasa y si caen, lo hacen en unos montes inaccesibles donde no se puede entrar como consecuencia de que el ganado está estabulado y por lo tanto el monte está cerrado.

Caza de puestos palomeros de cimbeles

Se construye una txabola con material del entorno. Se ponen unas (pigüelas) palomas atadas al cimbel y de cara a los cuatro vientos, también se utilizan los cimbeles hidráulicos que se venden prefabricados para tales menesteres, se atan las torcaces con mucho cuidado a los cimbeles, pues enseguida se despluman y las espantan en vez de atraerlas. Para las caseras se utilizan unos cimbeles en forma de cruz donde se las puede mover unos metros a lo alto y a lo bajo bajo, pues sus plumas son más duras y resisten maravillosamente bien. Para mover las palomas y los cimbeles hay que saber teniendo ganas de aprender. Hombre, lo normal es que los señoritos con plumas de arrendajo en los sombreros de fieltro contraten a las palomas y a los palomeros y ellos ni siquiera las porten. Pero eso tiene un precio elevado.

Últimamente se utilizan palomas con un aditamento que las tapa los ojos. Previamente las hemos enseñado a volar en una lonja donde para no darse un coscorrón, los vuelos son de las medidas de esa lonja que ellas llevan en la cabeza y como no ven, cuando calculan que van a llegar a la pared y darse un coscorrón se posan en el suelo o se dan la vuelta. Son caras, pero muy efectivas.

Otros modos de captura de torcaces

Palomas de plástico en el suelo simulando un bando posado que las atraiga para dispararlas antes de que se den cuenta del engaño. Para cualquier paloma utilizaremos el mismo sistema incluso en las ramas de los árboles. En ambos casos hay que tener en cuenta de que quien debe de estar mejor escondido, es el cazador. Resulta muy buena esa malla de guerra americana camuflada a orillas de una rama. No puedo nombrar el reclamo magnético por estar estrictamente prohibido, pero muy usado.

Resto de palomas

Las zuritas son pequeñas torcaces, pero su comportamiento, caza, etc. es idénticamente igual al de las torcaces.

Las silvestres y las domésticas, van en bandos, comen todas juntas, beben agua a la vez, pero no se posan en los árboles. Pues sus dedos no son retráctiles.

Verán palomas mensajeras, pero a estas hay que tenerlas un respeto imponente, pues detrás de ellas hay mucha gente con alma que no pierde la calma con tan vieja manera de proceder.

Verán palomas silvestres en muchos lugares. Yo, me topé con ellas en Menorca en las cuevas que hay a la orilla del mar, cosa digna de contemplar. Lamentablemente en los palomares de Castilla y León, cada vez hay menos. Ahora dicen que tienen un plan … A lo mejor lo ponen en funcionamiento como la RUTA DE LOS PALOMARES (que no se llegó a hacer a tiempo).

Esto da de sí para escribir un libro de bastante volumen y mucho contenido, pero hoy la gente no está por la labor.

Todas las palomas, por desgracia, son depredadas muy fácilmente. Y, cómo no, son envenenadas por los insumos agrarios con los que van a salvar lo poco que queda vivo. ¡¡¡Me imagino que el futuro está en la granja!!!

 

• 
 •

Inicia sesión o Regístrate para comentar.