Internacional

EE.UU.

Una APP de citas lleva a Agentes Medioambientales a multar a una mujer furtiva

Abatió un ciervo de manera ilegal. Por la noche, se conectó a una App de citas y ‘presumió’ con su ligue de la hazaña, sin saber que se trataba de un agente del medio ambiente. Los oficiales lo han hecho público en su página de Facebook.

08/01/2019 20:18:28 | CdC

«Nuestra vida personal a menudo queda en el aire cuando hablamos de redes sociales, teléfonos móviles y aplicaciones de citas», ha escrito en su muro de Facebook el Departamento de Conservación de Vida Salvaje del condado de McInstosh, Oklahoma, tras la última anécdota vivida por uno de sus agentes, Canon Harrison.

El agente Harrison se dedica a la prevención del furtivismo en dicho condado. Revisa cámaras de fototrampeo, investiga y rebusca en áreas remotas que pueden ser frecuentadas por furtivos, pero nunca podría imaginar que atraparía a un furtivo gracias a un chat. Así le ocurrió hace pocas semanas, en diciembre, al comenzar a utilizar una App de citas basada en la ubicación.

Bumble encontró una posible cita en su zona

Esa misma noche recibió un mensaje de la chica en su teléfono, iniciando una conversación. «¿Qué tal? ¿Qué haces?», preguntó Harrison, y la chica le respondió que estaba muy feliz porque acababa de abatir un viejo ciervo.

Pensó que se trataba de una broma

Realmente, aunque en su perfil no indica ningún dato profesional, en su zona, donde viven unas 20.000 personas, mucha gente podría reconocerlo por la foto del perfil y pensó que quizás le estaban gastando una broma.

Decidió averiguar más datos

Canon Harrison se propuso indagar más para saber si estaba siendo víctima de una guasa, así preguntó a la chica si había abatido el ciervo con ballesta, única modalidad autorizada en esta época.

La conversación terminó con una multa por furtivismo

«¡Qué bueno! ¿Lo hiciste con una ballesta?», preguntó Canon, a lo que la chica respondió: «Mejor no hablemos de eso».

«Le has echado la luz», una práctica considerada antideportiva y condenada por muchos cazadores. «Siiii», respondió ella.

«¿Tienes una foto?».

La conversación terminó cuando la chica, cuyo nombre no ha trascendido, le envió la foto. Con el nombre y la fotografía, el agente medioambiental buscó a la chica por redes sociales y logró localizarla con la ubicación aproximada. A la mañana siguiente una patrulla se personó en la vivienda de la joven.

La chica confesó haber abatido el ciervo de manera ilegal fuera de la temporada de caza, utilizando una linterna y un rifle, por lo que ha sido condenada a pagar una multa de 2.400 dólares.

Un caso viral

Los agentes colgaron en Facebook las capturas de pantalla facilitadas por el agente Harrison, agradeciéndole haber compartido tan curioso caso. Rápidamente se ha hecho viral, tanto en medios de comunicación como en redes sociales.

 

« Ver más noticias

 

Noticia bajo licencia Creative Commons Licencia de Creative Commons