Actualidad

Escándalo

Una protectora investigada por diversos delitos: perros robados, muertos, enfermos…

El presidente y el coordinador de la Asociación Defensora de los Animales de Elda (ADA) han quedado en libertad con cargos, en calidad de investigados, a la espera de juicio después de que se les imputasen diversos delitos y muchas faltas administrativas. Los agentes de Seprona encontraron 11 perros muertos, muchos enfermos y uno que había sido robado, supuestamente, por la protectora.

05/06/2019 18:44:33 | CdC | Archivado en:  Valencia.

Protectora investigada

Cuando se dio aviso a los agentes del Seprona de un posible caso de tráfico ilegal de animales de compañía, comenzó la investigación, que ha concluido con los responsables de la Asociación Defensora de los Animales de Elda (ADA), tanto su presidente como su coordinador, imputados en calidad de investigados. Se les investiga por ser supuestos responsables de una posible red de tráfico de animales de compañía referentes a perros de raza Samoyedo.

Delitos y faltas

Estos responsables de ADA son dos varones de 64 y 48 años y se les ha imputado, respectivamente, un delito de maltrato animal y otro de apropiación indebida de un perro que sustrajeron a su propietaria tras decirle que se había escapado.

Pero las acciones judiciales no acabarán ahí. Los agentes del Seprona han levantado más actas, las más importantes en lo referente a infracciones administrativas por ausencia de núcleo zoológico, por una incorrecta gestión de los cadáveres, por ausencia de una correcta identificación de los animales, ausencia de control sanitario y tratamientos veterinarios necesarios en animales enfermos, ausencia de registro en el censo municipal de los animales, ausencia de libro-registro de entrada y salida de animales, por no comunicar al Ayuntamiento correspondiente los episodios de ataques entre los animales, por no poner en cuarentena a los animales que han protagonizado ataques entre sí, ni tampoco darles los tratamientos de sociabilidad pertinentes en estos casos, por realizar traslados de animales sin tener el certificado veterinario preceptivo y por haberlo hecho en vehículos no autorizados para ello, es decir, sin las medidas de seguridad obligatorias. Una larga lista que convierte a esta supuesta protectora de animales en un verdadero infierno para los animales que entraban en ella.

La investigación

La investigación se centró en sendos responsables, y ha llevado a seguir sus operaciones a nivel nacional, localizando una posible sede que podría estar ubicada en una finca de la localidad murciana de Mazarrón. Desde allí, se descubrió un traslado de unos 40 perros de la raza Samoyedo, de la finca investigada en Mazarrón, con destino a otra finca localizada en el paraje de Camara, dentro del término municipal de Sax, a pocos kilómetros de Elda.

Condiciones pésimas y cadáveres de perros

Los agentes realizaron una inspección en la finca, y fue cuando se destapó que los responsables de la Asociación protectora carecían del documento de núcleo zoológico.

Pero lo peor fue cuando los agentes se internaron en la supuesta protectora, descubriendo un espectáculo dantesco. Las deficiencias eran evidentes, sobre todo en materia de sanidad, seguridad, de las instalaciones en las que mantenían a los 36 perros que allí encontraron, junto a ocho cadáveres pertenecientes a cuatro cachorros recién nacidos y cuatro animales adultos que presentaban heridas por, supuestamente, haber sido atacados por otros perros. Todos de la raza samoyedo.

Así lo confesó el presidente de la protectora, diciendo que «ataques de otros perros» habían causado la muerte a esos ejemplares y de otros tres perros que se localizaron en una segunda inspección. En total, once perros muertos en una teórica asociación protectora de animales. Entre los 27 perros vivos, solo cuatro de ellos estaban sanos. El resto presentaba algún tipo de dolencia: encontraron nueve enfermos de Leishmania, 13 que han dado positivo a la prueba de Rickettsia y/o Erlichia. No se ha presentado ninguna documentación que pruebe que los animales enfermos estaban recibiendo tratamiento veterinario.

Los animales han sido entregados a otra protectora de manera temporal, donde se realizará un seguimiento de tratamientos para los animales enfermos.

Uno de los perros muertos tenía propietaria, a la que habían mentido

Los agentes del Seprona descubrieron que uno de los perros muertos tenía microchip. Al ponerse en contacto con la titular de la propiedad del perro, esta les aseguró que desde la asociación les aseguraron que su perro se había escapado.

 

Noticias relacionadas

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.