Actualidad

Crónicas de caza

Con casi 18 años caza el jabalí con el que todos soñamos

Pol Santaró es un jovencísimo cazador de Gerona que desde que puede recordar acompaña a su padre y a su abuelo a cazar. Nos ha contado con todo detalle cómo fue el lance que le ha convertido en la envidia de todos los monteros. Si miras las fotografías del jabalí que consiguió abatir, lo comprenderás.

08/02/2019 20:20:24 | CdC | Archivado en:  Crónicas.

Trofeo jabalí
Trofeo jabalí
Este es el primer jabalí que abatió Pol
Trofeo jabalí
Pol, orgulloso junto a su padre y su abuelo, con un buen jabalí que abatió este joven cazador
Trofeo jabalí
Detalle del trofeo

Nos ha contado que el día de la batida él iba acompañando a los perros. Aunque suelen cazar con sabuesos cruzados excelentes en el rastro del jabalí, ese día el perrero que les acompañó llevaba unos podencos que le brindaron a Pol este inolvidable lance. Él mismo nos lo explica:

Los perros ladran a parado…

«Ese día iba acompañando a los perros. Cuando llevábamos un rato en el monte, oí que ladraban a parado. Me apresuré a llegar al lugar donde estaba. Cuando llegué, los perros me vieron y se lanzaron contra el jabalí, que intentó librarse de ellos.

»Subió hacia lo más alto del monte, a un lugar donde había una charca, y allí le pararon los perros. Cuando les alcancé, me aposté para intentar disparar, y el jabalí me vio. Entonces, salió huyendo en dirección contraria, momento en el que aproveché, encaré mi escopeta Hatsan, apunté bien al cochino y disparé.

El mejor trofeo que tiene… hasta ahora

»Le alcancé en la zona media del cuerpo, y murió pocos pasos más allá. Yo no le había visto el trofeo. Me di cuenta de lo que llevaba cuando me acerqué.

»Mi padre y mi abuelo están muy contentos, casi más que yo. Es el jabalí de mejor trofeo que he cazado, aunque tengo algún otro bueno, pero no tanto como este, que, como curiosidad, no llegó a pesar ni 50 kilos».

A la espera de la medición

Cuando hablamos con Pol, acababa de enviar el trofeo a un buen amigo que los prepara muy bien, pero no los ha medido, ha querido esperar a que su amigo le diga, de manera exacta las medidas y los puntos que alcanzará su trofeo.

De familia de cazadores

La batida era pequeña, con 20 paradas y cinco perreros, en Montagut, Gerona. Pol pertenece a la Colla de Montagut. La pasión por la caza le viene de familia. Desde su bisabuelo, después su abuelo y su padre, le han enseñado lo que sabe del mundo de la caza, y ha demostrado ser un alumno aventajado.

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.