Actualidad

Ciudad Real

Condenan a dos ladrones que entraron en una finca y robaron un galgo

Rompieron el candado de la finca, robaron un galgo y, al ser descubiertos, fueron perseguidos por propietario. En su huida, consiguieron que chocara con una barrera protectora de la carretera. Pero fueron identificados y, ahora, han sido condenados.

06/02/2019 11:19:53 | CdC | Archivado en:  GalgosCLM.

Guardia Civil galgos

Un juzgado de Ciudad Real ha condenado a un año y diez meses de cárcel a Ricardo R. S., y a un año y dos meses a Juan Francisco B. J., por el robo de un galgo a su legítimo propietario. El primero también ha sido condenado por conducción temeraria.

Robaron un galgo y huyeron perseguidos por el dueño de la finca

El juez ha considerado probado que los condenados forzaron la puerta de la finca, robaron un galgo y huyeron conduciendo temerariamente cuando fueron perseguidos por el padre del propietario de este galgo.

La finca está situada en el término de La Solana, en Ciudad Real. El sistema de alarma instalado por el propietario de la misma le avisó el pasado 15 de julio cuando los ladrones forzaron su puerta.

De inmediato, el padre del dueño del galgo acudió a ver qué sucedía, sorprendiendo a los ladrones en su huida. A pesar de esto, los condenados trataron de mentir durante el juicio.

La abogada del propietario desmontó las mentiras de la defensa

El Juzgado Penal número 3 de Ciudad Real se ha encargado de condenar unos hechos que el juez ha considerado probados. En la sentencia, se detalla que los acusados dieron una versión muy diferente a lo que realmente sucedió aquel día.

La abogada de la acusación particular, Yolanda Pérez Cruz, se ha encargado de desmontar con pruebas y argumentos la versión de los procesados, en la que negaban los hechos. Intentaron argumentar que ese día se encontraban buscando trabajo por las inmediaciones de la finca. Que pararon la furgoneta para preguntar a un hombre si necesitaba trabajadores para la vendimia y, tras responderle que no, continuaron la marcha. Fue entonces, según su versión, cuando un vehículo impactó contra su furgoneta. Dijeron que el conductor llevaba una escopeta y por eso aceleraron y le dejaron atrás. Al llegar a Baeza, acudieron a la Guardia Civil para denunciar los hechos.

Pero esta versión fue desmontada por la abogada, que demostró que su cliente les persiguió al ver que se llevaban un perro de su finca a la que accedieron tras forzar la puerta.

Durante la huida, los ladrones frenaban bruscamente, lo que provocó que el perseguidor impactase por detrás contra la furgoneta. Las peligrosas maniobras de conducción durante la huida continuaron hasta lograr que el propietario de la finca acabase impactando contra una barrera protectora de la carretera, a la altura de la cárcel de Herrera de La Mancha. Los condenados huyeron, pero fueron localizados poco después de la denuncia interpuesta.

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.