Actualidad

Crónicas de caza

Abate un jabalí medalla de oro con un colmillo extraordinario

Era ‘zorro viejo’. Nada más comenzar la batida, comenzó a escurrirse entre la maleza. Suerte que Juan pudo verlo cuando atravesaba un claro. El trofeo de este jabalí es con el que sueña todo apasionado de su caza: extraordinario, defectuoso, único.

30/01/2019 12:19:54 | CdC | Archivado en:  Valencia.

Esta noticia la han leido 23.810 personas

Colmillo extraordinario

El jabalí no era muy grande. El tamaño de su cuerpo no es lo que lo hace destacar. Pero si observamos su trofeo, todo cambia. Su impresionante boca lo convierte en un ejemplar casi único.

Un ‘zorro viejo’

Juan Ripoll es un joven cazador que el pasado día 26 acudió ilusionado a una batida organizada por la Sociedad de Tárbena, en la Marina Baja alicantina. Esta sociedad de cazadores suele llevar a cabo varios ganchos de 15 o 20 personas durante la temporada, pero este era de más magnitud. «Éramos 70 cazadores y 6 rehalas», nos confirma Juan.

El lance se produjo en cuanto comenzó la caza. De esta amanera nos lo cuenta el cazador: «Acababan de soltar las rehalas. Era el principio de la batida. Estos animales son muy expertos, «zorros viejos», como yo les llamo. Iba muy despacio avanzando entre el monte. Aquí las manchas tienen mucha maleza, lo que dificulta que veamos a los animales entre tanta zarza».

La suerte y la pericia como cazador de Juan tuvieron mucho que ver en la consecución de este bello animal: «Me di cuenta de milagro. Estaba mirando hacia el lugar indicado en el momento justo. Lo vi atravesar un claro de unos 20 metros que estaba debajo de un pinar. Cuando lo descubrí, llevaba recorrido medio claro».

Disparo e incertidumbre

Verlo y disparar fue todo uno. Juan detalla cómo se produjo el lance: «Estaba a unos 70 metros. Encaré mi Remington de calibre .30-06 y le disparé en cuanto lo centré en el visor. Pero, tras el disparo, le perdí de vista. Entre los pinos y la maleza, no le veía. Estuve toda la batida nervioso y dudando si le había alcanzado o no.

»En cuanto acabó la cacería, me dirigí al lugar y allí estaba. La bala Winchester de 180 grains le entró por la parte superior de la paletilla derecha y le salió por la barriga, debido a la inclinación del terreno y el ángulo del disparo.

»Muchos de mis compañeros llevan calibres más contundentes, como el .300 Win. Mag., pero yo he comprobado que, para cazar en esta zona, donde no sueles efectuar disparos largos ni ante animales de gran tamaño, el .30-06 es un calibre ideal».

Un trofeo de ensueño y medalla de oro

El trofeo de este jabalí es extraordinario. De hecho, es el mayor que ha conseguido Juan. Hemos hablado con el taxidermista encargado de naturalizar el trofeo. Se trata de José Gabriel, del taller de Taxidermia Ponoig WILD LIFE. Nos ha contado que la medición en verde del trofeo arroja nada menos que 111 puntos. Nos confirma que uno de los colmillos, el más llamativo, mide 23,5 centímetros. Se trata de un colmillo defectuoso, pero José Gabriel, con una dilatada experiencia como taxidermista, reconoce que nunca había visto un colmillo con este desarrollo sin que existiera rotura de amoladera. El otro mide 19,5 centímetros.

 

Noticias relacionadas

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.