Actualidad

Castilla y León

Los cazadores no tuvieron la culpa

Los resultados de las necropsias realizadas a los tres ejemplares de oso pardo cantábrico, el que apareció en Burón y los dos de Palencia, descartan el disparo como causa de la muerte, tal y como se había especulado en tiempos.

05/12/2018 12:19:31 | CdC | Archivado en:  CyL.

Investigación osos

Los restos de los cadáveres de los ejemplares fueron hallados el 5 de octubre y el 8 de noviembre ambos en Cervera de Pisuerga (Palencia) y el 27 de octubre en la localidad de Casasuertes, Burón (León).

Se descarta la muerte por disparo

La Junta de Castilla y León ha comunicado que, finalizado el protocolo de actuación y obtenido parte de los resultados de las necropsias, se ha descartado el disparo como causa de la muerte.

La necropsia de los restos óseos del primer ejemplar, determinó que se trataba de un macho adulto de entre 11 y 13 años de edad que llevaba varios meses muerto cuando se encontraron sus restos. A falta de los resultados del análisis toxicológico, tras el estudio radiográfico, se confirma la ausencia de plomo, fracturas o traumatismos en los huesos. Las causas de la muerte quedan aún por determinar.

El 21 de noviembre se llevó a cabo la necropsia de los restos de los otros dos ejemplares, el primero, encontrado en Bur, es un subadulto, del que aún está por determinar el sexo. El segundo, cuya muerte fue próxima en el tiempo, es otro macho adulto del que aún se conservaban bastantes restos. En ambos las radiografías confirman de igual manera la ausencia de proyectiles o fragmentos y de fracturas óseas. Quedan por determinar los resultados de los análisis toxicológicos, histopatológicos y microbiológicos.

Se descarta también que las muertes estén relacionadas

La distancia que separaba los restos de unos y otros ejemplares, de unos 40 kilómetros entre los dos primeros y de 10 kilómetros entre el primero y el tercero, descarta la posibilidad de que hubiese alguna relación entre las muertes.

En los recorridos de rastreo de las zonas para encontrar pruebas u otros animales muertos que pudieran indicar un episodio de envenenamiento, el resultado fue negativo, no encontrándose ninguna prueba concluyebte. No obstante, los resultados de los análisis toxicológicos confirmarán o descartarán tal posibilidad.

Se conocerán los resultados en las próximas semanas

Muestras de huesos y tejidos de los tres osos han sido enviados, el lunes 26 de noviembre, a laboratorios especializados en histopatología, microbiología, genética y análisis toxicológicos, que a su vez determinarán el sexo del ejemplar de Burón. Se espera obtener los resultados de las pruebas en las próximas semanas.

 

Noticias relacionadas

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.