Actualidad

Galicia

Los jabalíes de Oleiros siguen dando que hablar

La presencia de un jabalí en la urbanización Beiramar de Perillo ha dejado de ser un hecho aislado para convertirse en algo habitual. De hecho, los vecinos de esta urbanización de Oleiros aseguran que prácticamente no falla ningún día desde hace un mes y que gran parte de la culpa es de algunos vecinos que le echan comida.

13/09/2018 12:11:11 | CdC | Archivado en:  JabalíGalicia.

Jabalí en Oleiros
«No hay que confundir al jabalí de manera que se sienta bienvenido en el entorno urbano»

 

«Melocotones, papaya… frutas que tienen en casa. Y eso hace que el jabalí vuelva una y otra vez, claro», explicaba hace poco un vecino de la urbanización.

Un veterinario experto advierte del riesgo de acercarse o alimentar al jabalí

Luis Fidalgo Álvarez, profesor de la Facultad de Veterinaria de la USC en el campus de Lugo, es uno de los expertos que colaboró con la Xunta en la elaboración de un protocolo para la gestión de la población de jabalíes en Galicia. Fidalgo ha advertido a los vecinos de Beiramar que «no hay que darle de comer ni tampoco acercarse al animal. La gente tiene que entender que se trata de un animal salvaje y que su entorno deber ser el monte. No hay que confundir al jabalí de manera que se sienta bienvenido en el entorno urbano. Eso a largo plazo podría derivar en problemas más graves».

Dice también que es normal que este jabalí se desplace en solitario, porque posiblemente se trata de un macho adulto, asegurando que no está perdido ni desorientado, como piensan algunos de los vecinos. «Son las hembras las que suelen ir con la piara».

Advierte también que «las personas no deben acercarse a ellos ni darles de comer, ya que sin querer atacar, simplemente pidiendo la comida, podría golpear a alguien con un colmillo y ocasionar graves heridas».

El mayor riesgo es llegar hasta la urbanización

Tal y como explicaba un residente de la zona, el jabalí «siempre hace el mismo recorrido. Está un rato en la zona verde donde se encuentra el parque infantil, después sigue hasta Miramar y allí continúa por el paseo o bien sube hacia el Alto de Perillo cruzando la carretera N-VI a la altura del Sol y Mar».

El experto veterinario ha insistido en que quizás el mayor peligro sean estas deambulaciones del suido por la zona de la N-VI, pudiendo ocasionar un accidente de tráfico.

 

 

Noticias relacionadas

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.