Actualidad

Castilla y León

Reacciones a la paralización de la caza del lobo

Hemos querido contar con la opinión del presidente de la Federación de Caza de Castilla y león, Santiago Iturmendi, acerca de noticia que se hizo pública ayer sobre la imposibilidad de cazar el lobo al norte de río Duero. Un panorama desolador se cierne sobre el ganadero, pero el cazador estará a su lado, apoyándole y respaldando cualquier tipo de medida que se aborde.

07/09/2018 16:08:48 | CdC | Archivado en:  LoboCyL.

Lobo

Iturmendi nos ha atendido amablemente para analizar con nosotros las consecuencias que va a traer el hecho de que esta temporada no se pueda cazar el lobo al norte del Duero: «Es un despropósito. Ayer se nos confirmó que este año no se podrá cazar el lobo en Castilla y León. Me parece una situación impresentable. Entiendo que una medida cautelar conlleva una serie de requisitos. El principal es que no se produzcan daños que no sean irreparables. En este caso, se van a producir, y en gran medida».

Los daños los pagaremos los contribuyentes

Iturmendi destaca que seremos todos lo que tengamos que asumir los costes derivados de los daños que se van a incrementar a partir de esta decisión: «La Administración será la que pague estos daños, traducidos a ataques sobre los rebaños. Eso significa que los contribuyentes seremos los que, al fin y al cabo, corramos con los gastos producidos por las indemnizaciones, que vaticinamos van a tener que hacer frente a un número muy alto de denuncias».

Una decisión que desoye los estudios

«En Castilla y León se han llevado a cabo censos de manera científica y llevados a cabo por investigadores, personal de la Junta y por guardas de caza que tienen un rigor sin competencia en Europa. Por esta parte, los argumentos científicos justifican sobradamente el control cinegético de la especie». Esta afirmación de Iturmendi es demoledora. El máximo mandatario de la Federación de Caza de Castilla y León critica la decisión judicial amparándose en que «Los colectivos radicales no se apoyan en ningún tipo de estudio o investigación contrastada de manera científica. Solo buscan que la caza se prohíba, les da igual qué tipo de caza, ya sea la tórtola, el jabalí, la codorniz… Y la caza del lobo es lo que han tenido más fácil, gracias a una sentencia cautelar. Pero esta gente no tiene en cuenta la responsabilidad civil de estas decisiones. El consejero de Medio Ambiente, Suárez Quiñones, es juez en excedencia, y ha manifestado que estamos ante una situación extraña generada por medidas cautelares. Ha pedido a la misma la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León que dictó la medida cautelar una fianza para los demandantes para el supuesto de que se les tenga que exigir responsabilidades por los daños que va a ocasionar esta medida».

Amenaza contra la ganadería extensiva

La situación amenaza gravemente el futuro de la ganadería en Castilla y León, como nos confirma Iturmendi: «Alguien tendrá que pagar los costes de los daños derivados de este sinsentido. Ya se está hablado de que la ganadería extensiva va a entrar en una situación prácticamente insostenible en Castilla y León. Hace doce años, las explotaciones ganaderas de este tipo han pasado de ser casi 15.000 a una cifra actual que no llega a las 4.000. El mundo rural está siendo muy castigado. Y los cazadores nos uniremos a los ganaderos y les apoyaremos en esta trágica situación».

Iturmendi es cauto en cuanto a las acciones que va a tomar la Federación con respecto a este problema: «Estamos esperando a que se publique la nota de prensa de la Junta de Fomento y Medio Ambiente que ayer adelantó Quiñones en la Mesa del Lobo. Cuando conozcamos las medidas y planteamientos que va a llevar la junta, actuaremos en consecuencia, pero ya adelanto que los ganaderos van a contar con el apoyo del cazador de Castilla y León».

 

Noticias relacionadas

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.