Armas Internacional
mayo 2017
Caza, Pesca y Naturaleza
22-23 de abril 2017
Trofeo
mayo 2017
Caza Mayor
abril 2017
Federcaza
abril 2017

Caza y Safaris

Sumario de mayo 2017

Caza y Safaris

En portada. Arruí, de la introducción a la erradicación

En portada. Arruí, de la introducción a la erradicación

De nombre científico Ammontragus lervia, el arruí, o carnero de Berbería, es una especie que en los últimos meses ha sido tristemente protagonista de numerosas noticias en relación con su situación en España por la sentencia, publicada el pasado año por el Tribunal Supremo, promovida por diversos grupos ecologistas, que establecía su consideración como especie invasora y, por tanto, de necesaria erradicación.
Tal y como recoge el Atlas de Mamíferos Terrestres de España, Ammotragus significa ‘cabra de las arenas’ y, a pesar de que su encuadre taxonómico no está claro, puesto que se encontraría en un género que podríamos considerar como intermedio entre los géneros Antilope y Ovis.  Su aspecto es el de un animal compacto, de cabeza robusta y extremidades relativamente cortas y macizas, y coloración típicamente rojiza o parduzca que sorprende en sus avistamientos a aquellos que no están acostumbrados a tener la oportunidad de apreciar su belleza.

 

Caza con arco. Cómo adquirir un arco de poleas

Caza con arco. Cómo adquirir un arco de poleas

Toca ahora acertar a la hora de comprar un arco de poleas que sea realmente adecuado para poder cazar como es debido y, como consejo principal, que un profesional sea quien os aconseje al respecto.
La adquisición de un arco de poleas para la caza conlleva acertar con respecto al dinero del que se dispone y, por eso, lo más aconsejado, si no se es un conocedor del asunto, es acudir a un centro realmente especializado en la caza con arco cuyos vendedores sean unos éticos profesionales con su clientela. 
Como ellos lo que desean es que nos fidelicemos a su empresa, lo normal es que nos guíen adecuadamente y, si así ha acontecido, nosotros seremos sus mejores embajadores cuando alguien nos pregunte dónde comprar su equipo y, por eso, se desaconseja vivamente comprar on line material de segunda mano o nuevo proveniente de vendedores no conocidos, pues, si se es bisoño, lo más normal sería malgastar el dinero.

 

¿Plaga de jabalíes o plaga de iluminados?

¿Plaga de jabalíes o plaga de iluminados?

Cada día nos desayunamos con alguna noticia en los medios relacionada con esa ‘plaga de jabalíes’ que invade Asturias, unos 60.000, según el censo imaginario del INDUROT, con un margen de error de más menos 7.000, en opinión del director de Medio Rural, Manuel Calvo.
Si preocupante es que nos bombardeen cada día con este tipo de noticias, que lo es, mucho más es que quieran, como tantas y tantas veces, hacernos comulgar con ruedas de molino. 
Muchas son las causas que nos han llevado a esta situación y hay varios culpables, pero son los cazadores los que están dando soluciones y, además, con su actividad contribuyen económicamente al desarrollo de las zonas rurales. 
El abandono del campo, la cuestionada gestión de nuestros montes, la falta de desbroces adecuados, las dificultades normativas y su aplicación por la Administración, entre otras tantas, son las principales causas.

 

Conejos ¡emergencia cinegética!

Conejos ¡emergencia cinegética!

La resolución de 03/03/2017, de la Dirección General de Política Forestal y Espacios Naturales, de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, declaraba comarca de emergencia cinegética temporal por daños del conejo de monte en 231 municipios de las provincias castellano-manchegas. Se veía de venir. Desde hace al menos cinco temporadas se viene sucediendo…
Nos fuimos a La Mancha para comprobarlo, lo de la ‘plaga’. La resolución establece que se podía realizar la captura –son tan ‘sensibles’ en la Administración de Castilla-La Mancha con sus ‘socios’ de gobierno, que no se atreven a llamarle caza– con hurón y escopeta, sin perro, desde la fecha de la publicación, 3 de marzo, hasta el 31 del mismo mes, y desde el 1 de junio al 15 de agosto, lo que será la temporada de descaste. Las fechas de captura con hurón, capillo o red, también sin perro, se prolongan durante todo el año, en este caso para traslocación, tanto dentro del mismo coto de caza como a otros territorios.

 

En portada. Bestiario ‘Plains Game’. Safaris de antílopes y ‘asociados’

En portada. Bestiario ‘Plains Game’. Safaris de antílopes y ‘asociados’

El término plains game, literalmente ‘caza de llanuras’, es un tanto difuso, y básicamente se puede decir que hace referencia a aquellos animales que se pueden cazar en el África subsahariana y que no son considerados como peligrosos. Pero no es tan sencillo, ya que se entiende esencialmente como peligrosos los ‘cinco grandes’ –búfalo, elefante, león, leopardo y rinoceronte– más el hipopótamo y el cocodrilo. ¿Y, por ejemplo, otros felinos, las hienas o los chacales? ¿Los consideramos plains game? Es posible que sí, pero para esta ocasión los vamos a dejar fuera de este ámbito y ya trataremos sobre estos animales, algunos de mucha enjundia cinegética, en un artículo específico.
Dado que la ambigüedad del término lo permite, consideraremos para este artículo como plains game a los siguientes animales que se puedan cazar al sur del Sahara en África: todos los antílopes, facocheros y otros jabalíes, cebras y jirafas. Incluiremos las especies selváticas, aunque más adelante dedicaremos un reportaje sólo a la caza en las selvas africanas, también tendremos en cuenta a los animales de montaña, a pesar de aquello del plains.

 

SCI. Marromeu III. Valora la cacería…

SCI. Marromeu III. Valora la cacería…

Allí estaba, una vez más en África, con mi .375H&H apoyado en las varas, en uno de los grandes momentos de aquella cacería. 
–¡Intenta encontrar una trayectoria limpia, entre el matorral! –me susurraba Quinton al oído–. 
A pesar de ser, probablemente, uno de los disparos más difíciles que hice, esta vez no era un elefante, un búfalo o un leopardo… tampoco era un gran antílope a más de trescientos metros. Era una preciosidad, ¡un pequeño suni, a menos de treinta metros…!
Por la mañana habíamos cazado un búfalo en los pantanos y, de regreso al campamento, casi al fin de la tarde, Quinton, mientras conducía, había visto el ejemplar de suni corriendo en medio de la selva. 
Salimos del jeep un poco más adelante y muy, muy, lentamente, nos aproximamos al lugar en el que imaginábamos que podría estar el animal.

 

.25-06 Remington. Un polivalente desconocido

.25-06 Remington. Un polivalente desconocido

El calibre .25-06 es un desconocido para el cazador español y, a instancias de mi amigo Adolfo Sanz, que sabe que nosotros en Spitskop Safaris lo utilizamos frecuentemente en África, me he animado a escribir este artículo, para dar a conocer algo sobre este versátil calibre.
Si tiene la oportunidad de hacerse con un rifle recamarado en este calibre, no lo dude… cómprelo y se llevará un arma excelente para poder hacer ‘trabajos’ de precisión a larga distancia. 
No es un calibre mágnum, de modo que los rifles son más ligeros (llevan acción estándar) y el retroceso más moderado.
Estamos en España… y eso hará que todos sus compañeros de caza crean que su rifle ‘no mata’ y ‘no para’ los bichos… porque en España, lo que no es mágnum, o mejor aún, ultra mágnum, no vale.

 

En el punto de mira. Limpieza y puesta a punto

En el punto de mira. Limpieza y puesta a punto

Con la general cerrada y metidos ya de lleno en el corzo, no está de más recordar algunos trabajos de puesta, mantenimiento y limpieza de nuestro equipo. Armas, óptica, municiones, cuchillos o, incluso, ropa y calzado, deben ser revisadas y cuidadosamente limpiadas para encontrarlas en perfecto estado de uso cuando comience la nueva temporada. 
Recuerdo el caso cercano de un compañero que guardó su rifle junto a una manzana, sorprendiéndose, al comenzar la nueva temporada, cuando lo sacó de la funda para subir al monte y se encontró el cañón completamente oxidado e inservible. Sin llegar a despistes de esta categoría es sencillo evitar contratiempos con sólo poner un poco de interés y gastar unos minutos antes de encerrar a nuestros equipos dentro de los armeros. 
Al montante económico que puede suponer la reparación o compra de uno nuevo viene a unirse la seguridad, tanto la nuestra como la de nuestros compañeros. Nunca olvide que el ejercicio de la caza está obligado a mantener un estricto seguimiento de ésta y un buen mantenimiento de nuestros equipos es el primer paso para conseguirla.