Reportajes

Minox DTC 390

Compacta, robusta y muy fiable

El fototrampeo, esa técnica tan utilizada para saber qué pasa en la naturaleza cuando tú no estás.

CdC

20/07/2018 - 1851 lecturas

«Se trata de una cámara compacta, robusta y muy fiable, resistente a la intemperie»

«Puede soportar temperaturas extremas que rondan entre -20 a 60º C»

«El aparato es de fácil y rápido manejo»

«Nos permite hacer grabaciones de vídeo en resolución HD»

«La cámara dispone de una garantía de dos años»

El control de furtivos, la vigilancia de las zonas de querencia de los animales, guardar al ganado del ataque de alimañas, son razones más que suficientes para que gestores, ganaderos, cazadores o incluso, aficionados a la fotografía adquieran una cámara de fototrampeo.

La cantidad de modelos y marcas en el mercado es abrumadora. Desde los que llegan del continente asiático a los más sobresalientes y avanzados… Todo dependerá de la calidad que aporte cada marca, así como las garantías y servicios postventa, por lo que la más barata no quiere decir que sea la más recomendada para las funciones que le queremos dar. Hay para todos, pero no son iguales.

Tras un sondeo, para nuestras pruebas de campo, en concreto de censo de jabalí en determinadas zonas de la finca, hemos optado por una cámara de Minox, el modelo DTC 390.

Se trata de una cámara compacta, robusta y muy fiable, resistente a la intemperie. Pensada para resistir al agua, al polvo, al frío y al calor, pudiendo soportar temperaturas extremas que rondan entre -20 a 60º C y funcionando en condiciones de humedad de entre un 5% y un 90%.

Para nuestro trabajo del día a día, en el campo, una de los aspectos primordiales es que el aparato sea de fácil y rápido manejo. La DTC 390 cumple a la perfección con ese requisito, pues aunque sus instrucciones no vienen en español, sí que dispone de menú en nuestro idioma. Una vez seleccionado, todo es coser y cantar.

Unboxing

  • Dispositivo Minox
  • Correa de sujeción
  • Fijación o montaje para la pared
  • Instrucciones de uso

La imagen

Con un sensor de 5 megapíxeles, proporciona una excelente calidad de imagen con una definición nítida, un contraste rico y una reproducción completamente natural del color en las fotografías y vídeos tomados por el día. Las fotos y vídeos realizadas por la noche son en blanco y negro, pero igualmente con nitidez y claridad.

Además de capturar imágenes, nos permite hacer grabaciones de vídeo en resolución HD.

Su potente flash infrarrojo, con más de 940 nm de longitud de onda, garantiza excelentes imágenes, tanto en condiciones de poca luz como en la oscuridad, incluso a distancias de más de 10 metros, siendo completamente invisible tanto para personas como para animales.

Gracias a su corto retardo de obturación, de aproximadamente un segundo, y una duración de batería de hasta seis meses*, la cámara DTC 390 es una herramienta fiable para nuestras funciones de control y vigilancia.

Todos los datos se almacenan en una tarjeta SD y se pueden leer desde la pantalla integrada de 2.4» o transferirse mediante cable USB a un ordenador o televisor.

La DTC 390 también se puede proteger con una contraseña de seis dígitos numéricos contra el acceso no autorizado.

Datos técnicos

Modos de trabajo: Cámara, vídeo, cámara + vídeo
Sensor de imagen CMOS 5 Mpx
Lente 7.45 mm, f /2.8
Ángulo de visión 55º
Filtro de infrarrojos (IR) Automático
Pantalla Color TFT de 2.36"
Alcance del sensor PIR o detector de movimiento pasivo Hasta 15 metros
Flash invisible 10 metros de alcance
Tiempo de disparo 1 segundo
Ráfaga 1 a 3 fotos (ajustable)
Color de la fotografía/ vídeo por el día Natural
Color de la fotografía/ vídeo por la noche Blanco y negro
Resolución de imagen 12 MP / 8 MP /5 MP (ajustable)
Grabación de vídeo 1820 x 720 HD - 30 (fps)
1920 x1080 (15 fps)
848 x 480 (30 fps)
640 x 480 VGA (30 fps)
Duración del vídeo De 2 - 30 segundos a 1, 3, 5 minutos (ajustable)
Formatos de archivo JPEG / AVI (MJPG)
Micrófono integrado
Indicación de fecha, hora, temperatura y fases de la luna

Características

  • Dimensiones: 95 x 136 x 75 mm.
  • Peso aproximado sin batería: 280 gramos.
  • Capacidad de la tarjeta SD HC hasta 32 GB (no incluida).
  • Alimentación de 8 pilas alcalinas AA 1.5V. (no incluidas).
  • Autonomía de las pilas de hasta 6 meses.
  • Se desconecta automáticamente cuando la batería está baja (consumo de energía en modo espera <0.3mm)
  • Puertos: USB, salida de TV (NTSC / PAL), y alimentación 6V DC.
  • Adaptador para soporte con rosca de 1.4».
  • Menú multilenguaje.
  • Protección con contraseña de seis dígitos numéricos.
  • Resistente al agua.
  • Temperatura de trabajo de -20º a 60º C.
  • Humedad de funcionamiento 5% ˜ 90 %.
  • Impermeable IP54.

La cámara dispone de una garantía de dos años. Su precio, en relación a su calidad y prestaciones es admirable, podemos encontrarla en el mercado por menos de 120 euros.

Nosotros optamos por el color camo, pues se trata de un camuflaje tan real que se adaptaba perfectamente al medio natural donde la hemos usado, que junto a su reducido tamaño, la hace pasar desapercibida a las miradas indiscretas. No obstante, puedes encontrarla en colores gris y marrón.