Reportajes

Primer aviso: el sector de la caza está unido

Así se recordará la fecha 15-A

A veces, lo mejor que puede suceder es que te enfaden para reaccionar. Y eso es lo que sucedió el pasado domingo. Se venía gestando desde hacía tiempo en el seno de las federaciones de caza, con la RFEC orquestándolo todo y casi la totalidad de las autonómicas apoyando desde sus sedes.

CdC

19/04/2018 - 4952 lecturas

«La caza se desarrolla bajo el control de una normativa muy escrupulosa que custodia ese derecho legal que abriga nuestra actividad»

«Nunca antes se había coordinado un movimiento de protesta de manera tan eficaz»

«Unos 10.000 gallegos se convirtieron en todo un ejemplo al tomar las calles de manera multitudinaria»

«Muchos se muestran orgullosos del hito histórico que todo esto ha supuesto»

Enfadarse es algo normal, casi natural y muy habitual, pero los cazadores se han enfadado de manera inteligente. Hay quien se enfada de manera pasiva, que se lo guarda y lo reprime; otros lo van guardando hasta que no pueden más y entonces descargan su ira; hay quien explota a la mínima y da un puñetazo en la pared ante un ataque; pero también hay quien sabe aprender de su enfado y lo gestiona de manera inteligente, convirtiendo esa emoción en unión, utilizándola para hacerse más fuerte. Esto es lo que ha sucedido con los cazadores de este país. Además, siempre se planteó como un movimiento de defensa y se procuró que no hubiera ataques porque se reivindicaba precisamente eso, y hay que comulgar con el ejemplo.


Madrid

Tarragona

No había necesidad de recordarlo, pero aun así, se hizo: la caza se desarrolla bajo el control de una normativa muy escrupulosa que custodia ese derecho legal que abriga nuestra actividad. Permisos de armas, licencias de caza, seguros, reglamentos de caza, planes técnicos, vedas, normativa a nivel europeo, a nivel nacional, autonómico e incluso normas a nivel provincial o local.

Respaldo del cazador y del político

Nunca antes se había coordinado un movimiento de protesta de manera tan eficaz, tampoco una protesta del sector había contado con el apoyo de la mayoría de los partidos políticos, un apoyo público y publicitado en muchos casos, incluso poniendo al frente caras tan relevantes como la de Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía, que calificó las reivindicaciones como «totalmente justas». En Jaén, el delegado de Medio Ambiente socialista, Juan Eugenio Ortega, asistió a apoyar a los cazadores jienenses, de la misma manera que Juan Diego Requena, presidente provincial del PP.

El portavoz del PSOE de Extremadura, Juan Antonio González, apoyó la convocatoria, calificándola como un «éxito». Mérida tiene que enorgullecerse de haber sido una concentración muy numerosa y que contó con representantes políticos del PP, PSOE y Ciudadanos. Por su parte, la presidenta del Partido Popular de Asturias, Mercedes Fernández, participó, junto a otros miembros del PP, en la concentración de Oviedo. Los populares también apoyaron en Zamora, Ávila, Salamanca y Valladolid. VOX acudió a Madrid con su presidente, Santiago Abascal a la cabeza «para reivindicar la importancia del mundo rural».


Murcia

En Guipúzcoa no se salía a las calles desde que en el año 1991 se manifestaran miles de cazadores vascos en una histórica defensa de la contrapasa, que tuvo una notable repercusión. En esta ocasión se reunieron 10.000 cazadores que recorrieron las calles de San Sebastián bajo el lema Euskadin Ehiza bai (Sí a la Caza en Euskadi). Juan Antonio Sarasketa, presidente de la Asociación para la Defensa del Cazador y Pescador (ADECAP), censuraba que los partidos vascos ya no quieran relacionarse con los cazadores y, por contra, se muestren partidarios del ecologismo y aparezcan «junto a esos mesías de la naturaleza porque eso da más votos» y «porque son unos cobardes».


Guadalajara

Sevilla

Unos 10.000 gallegos se convirtieron en todo un ejemplo al tomar las calles de manera multitudinaria, a la vez que pacífica. Desde primera hora de la mañana nos llegaban fotos de autobuses repletos de cazadores que acudía a la convocatoria desde todos los rincones de Galicia. Marcharon por Santiago de Compostela y rodearon el Parlamento para que los que allí tienen su lugar de trabajo «tomen nota de sus reivindicaciones», en palabras de Javier Nogueira Díz, presidente de la Federación Galega de Caza.

Y qué decir de Navarra, con esa marea naranja anegando la Avenida Carlos III, sin olvidar las camisetas verdes de Murcia, o las concentraciones de Córdoba, Logroño, las cinco provincias de Castilla-La Mancha, Bilbao, Santander, las islas.

Un éxito que podía haber sido definitivo

Muchos se muestran orgullosos del hito histórico que todo esto ha supuesto. Otros se lamentan argumentando que la cifra resulta nimia considerando escaso ese diez por cien —que fueron los que salieron a las calles— del total de efectivos con los que cuenta el sector. No les falta razón. Era la oportunidad perfecta para dejar con la boca abierta a la sociedad y a nuestros detractores. Pero tanto unos como otros saben que se ha dejado patente que somos un colectivo fuerte, que somos más de los que se vieron y que se nos tiene que respetar y tener en cuenta a la hora de tomar decisiones que puedan afectar a lo nuestro.

Próximas citas

-El próximo 2 de junio, en Santiago de Compostela, se ha convocado una concentración en defensa de la caza, la pesca y el mundo rural gallego.

-El 26 de mayo en Valencia, bajo el lema “Per un Món Rural Viu i la nostra Cultura”, los cazadores de Castellón, Valencia y Alicante, también saldrán a la calle para protestar contra la discriminación del sector. Contarán con el apoyo de las principales organizaciones vinculadas al ámbito rural, en la que denunciarán la discriminación que sufren y exigirá al Gobierno un cambio en sus políticas.