Revista de Prensa

Canarias

La orden regional de caza desoye la propuesta insular para el inicio

La temporada se abrirá el 5 de agosto, y no el día 12, quedando prohibida por segundo año la escopeta para el conejo. Cada cuadrilla no podrá coger más de nueve conejos y perdices rojas.

21/07/2018 | Canarias7

La orden regional de caza desoye la propuesta insular para el inicio La temporada 2018 de caza menor en Gran Canaria comenzará una semana antes de la fecha que había propuesto el Consejo Insular, el día 5 de agosto en lugar del 12, porque la orden regional que regula esta práctica en el archipiélago ha decidido que se abra al mismo tiempo en todas las islas en contra de los informes técnicos del Cabildo sobre la población actual de las distintas especies cinegéticas, en particular del conejo.

La temporada se abrirá, precisamente, para la caza del conejo con perro y sin hurón a lo largo de seis jornadas, los jueves y domingos del 5 al 23 de agosto, permitiéndose el hurón para esta especie a partir del 26 de agosto y hasta el 28 de octubre, es decir, durante 19 jornadas hábiles de caza. Para el resto de especies cinegéticas -que son perdiz roja, paloma bravía y animales asilvestrados- la veda se levantará el día 16 de septiembre, permitiéndose su caza con perro y escopeta también hasta el 28 de octubre, la fecha final de la temporada de 2018. Son 13 jornadas en este caso.

Así pues, y por segundo año consecutivo, la escasa población de conejos en los campos de la isla ha llevado a no permitir su caza con escopeta, como ya ocurriera en 2017. Los informes técnicos estiman una densidad de 0,26 ejemplares por hectárea, apenas por encima del umbral mínimo para su aprovechamiento como especie cinegética, que sería de 0,25.

La decisión del Consejo Regional de Caza de permitir este año dos fechas más de caza de conejo con perro y sin hurón de las acordadas por el Consejo Insular ha sido contestada por el Cabildo con alegaciones a la orden. Los técnicos de Medio Ambiente discrepan del argumento esgrimido al respecto por el Consejo Regional, evitar el tránsito interinsular de cazadores, debido al coste económico y las trabas administrativas que conlleva la práctica de la caza en otra isla.

La citada orden limita el número de piezas cazables en esta isla a tres conejos y tres perdices rojas por cazador y día, nueve en cada caso si se trata de cuadrillas. Para palomas bravías y animales asilvestrados no hay tope alguno.

En cetrería y caza con arco el número de piezas es el mismo, aunque la temporada en estas modalidades va del 11 de agosto al 27 de octubre. Para evitar su coincidencia con los otros cazadores, los días hábiles serán miércoles y domingos.

Las cuadrillas de cazadores de 2018 podrán estar formadas por un mínimo de tres y un máximo de cinco licencias asistidas por un morralero, auxiliar o acompañante si tiene más de 16 años, o tres si son más jóvenes. En cetrería y caza con arco el máximo son tres.

Esta temporada se autorizan hasta cuatro perros por cazador, ocho si son dos y 12 por cuadrilla. En cetrería y caza con arco solo se admite uno por cazador.

« Ver más noticias