León

La Junta pide un registro de daños de conejo para poder hablar de plaga

La superpoblación de conejos ha vuelto a convertirse en un quebradero de cabeza para los fruticultores y horticultores bercianos que ven, con impotencia, como estos roedores destrozan sus plantaciones. Un exceso de ejemplares que, de momento, no tiene la calificación oficial de plaga que llevaría a la Junta de Castilla y León a orquestar medidas específicas, más allá de las batidas autorizadas hasta el momento para ajustar la población de roedores.

09/02/2018 | Diario de León | María Carro

La Junta pide un registro de daños de conejo para poder hablar de plaga Por eso, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente instó ayer a los perjudicados a que elaboren un registro de daños y se lo hagan saber a la Administración para poder actuar en consecuencia. Reconoce Medio Ambiente que los datos de los que ellos disponen pueden no estar actualizados y no describir la realidad que ahora mismo sufre el campo berciano.

«La Consejería trabaja con los datos de siniestros que periódicamente recibe de la Entidad Estatal del Seguro Agrario (Agroseguro) como única fuente de siniestralidad agraria y, seguramente, estos daños están subestimados, dado que no existe obligación legal para los productores primarios de asegurar sus cosechas. Por tanto, es más que conveniente que el sector hortofrutícola ponga en conocimiento de la Consejería los datos de siniestralidad de sus cultivos», explicaron fuentes de Medio Ambiente.

El alcalde de Carracedelo, Raúl Valcarce, tomó ayer la delantera en este sentido y ya adelantó que trasladará directamente la petición de declaración de plaga a la consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, que el lunes volverá al Bierzo para informar de las próximas acciones que la Consejería llevará a cabo en el marco de Bierzo Hub y hacer un balance de lo hecho hasta el momento. Y es que mientras no se declare la situación de plaga, la Junta no tiene competencia para intervenir más allá de flexibilizar las condiciones de caza y ampliar los plazos para las cacerías controladas.

«Mientras la declaración de plaga no se produzca, la caza o el control población de conejo en los cotos del Bierzo corresponde a los titulares de los cotos privados de caza y esta responsabilidad pueden solicitarla en cualquier momento los fruticultores afectados», explicaron desde la Consejería de Medio Ambiente. «La Junta no es competente para realizar controles poblacionales de conejo en terrenos de titularidad privada», resumen las mismas fuentes.

Más flexibilidad para cazar

Pese a que Medio Ambiente recalcó ayer que se han flexibilizado las condiciones en temporada de caza y se están autorizando controles poblaciones en cualquier época del año «con la máxima celeridad», para los cazadores permisos que se dan no son suficientes ni en lo que a plazos ni en lo que a cantidad de piezas se refiere. El alcalde de Carracedelo hizo ayer altavoz de sus reclamaciones y además de pedir que se autoricen las cacerías, por lo menos, hasta finales de marzo (el permiso actual caduca el 25 de febrero); solicitó que en los planes cinegéticos que se elaboren para el siguiente período de caza se permita abatir más de 200 piezas.

« Ver más noticias