Murcia

La Comunidad regula los exámenes para cazadores con 22 años de retraso

La ley regional de fauna silvestre, caza y pesca fluvial de 1995 establecía la obligatoriedad de superar unas pruebas de aptitud para obtener la licencia de caza, pero la Comunidad Autónoma ni las reguló ni las implantó. Lo que hizo en 2003 fue aprobar otra ley regional de caza y pesca fluvial que volvía a prescribir la obligatoriedad de las pruebas de aptitud para los cazadores, algo que ahora, por fin, parece dispuesta a acometer.

13/11/2017 | La Verdad | J. MOLLEJO

La Comunidad regula los exámenes para cazadores con 22 años de retraso La Consejería de Turismo, Cultura y Medio Ambiente está a punto de aprobar el decreto que regula estos exámenes, 22 años después de que lo ordenara la primera ley, algo que el Consejo Económico y Social (CES) considera «una demora que evidencia un elevado grado de desidia».

El proyecto de decreto ya cuenta con el dictamen favorable del CES, que tan solo ha planteado ciertos reparos técnicos, y está a la espera del informe del Consejo Jurídico de la Región. La directora general del Medio Natural, Consuelo Rosauro, prevé que la norma esté aprobada y en vigor a lo largo del primer trimestre del próximo año.

Rosauro, que apenas lleva seis meses en el cargo, no tiene explicación a la tardanza con que se aplicarán estos exámenes en la Región. «Imagino que se fue aplazando porque había otras prioridades», comenta. La mayoría de las comunidades ya cuentan con ellos, pero Murcia no será la última. En Baleares, Cantabria y Cataluña la «desidia» es aún mayor.

La Federación de Caza de la Región, con más de 8.000 integrantes, celebra la noticia. Su presidente, Manuel Cava, opina que con el establecimiento de las pruebas de actitud para los nuevos cazadores se contribuirá a «profesionalizar el sector y adaptarlo a los nuevos tiempos».

Cava considera, además, que la mejora en la formación de los cazadores contribuirá a incrementar el reconocimiento social de esta actividad deportiva. La Federación de Caza ya ha organizado el primer curso para los que deseen obtener la licencia y deban superar las primeras pruebas que se convoquen en la Región. Tendrá lugar entre los días 13 y 17 de noviembre, y es gratuito.

Una de las principales ventajas para los nuevos cazadores que superen los exámenes es que podrán obtener la licencia interautonómica, lo que les permitirá practicar su afición con la misma licencia en ocho comunidades autónomas (Murcia, Castilla y León, Extremadura, Madrid, Aragón, Galicia, Asturias y Comunidad Valenciana).

Hasta ahora, para obtener la licencia de caza en la Región bastaba con presentar el DNI, abonar la tasa correspondiente y suscribir un seguro, y si se quería cazar en otras comunidades debían sacarse una nueva licencia en dichas regiones.

La exposición de motivos del decreto que regula las pruebas de aptitud resalta la importancia de éstas. «La acción cinegética debe ser llevada a cabo -indica- por cazadores deportivos con suficiente formación para hacer un uso adecuado de los recursos cinegéticos, basada en el conocimiento de la legislación, de las especies cazables, de las modalidades de caza, ética del cazador y de las normas de seguridad en las cacerías y correcto manejo de las armas de caza».

Los nuevos exámenes deberán realizarlos quienes pretendan obtener por primera vez la licencia de caza en la Región y los que no la hayan tenido en vigor en los últimos cinco años anteriores a la aprobación del decreto. También las personas a las se haya retirado la licencia por resolución administrativa o sentencia judicial firme.

El decreto establece que se deberán convocar al menos dos pruebas al año, y se podrán presentar los aficionados que tengan a partir de 14 años, con el permiso de los padres o tutores si son menores de edad.

La norma regula también los cursos de formación para obtener la licencia. Serán voluntarios y se llevarán a cabo por entidades homologadas por la Consejería competente. La asistencia a los cursos, acreditada por quienes los impartan, concederá dos puntos sobre diez de la prueba de aptitud. El examen se compondrá de una parte teórica, con 30 preguntas tipo test, y otra práctica, basadas en un programa de 22 temas. Para aprobar la prueba se deberán superar ambas partes.

« Ver más noticias