Pontevedra

Batidas en soutos de castaños podrían reducir daños del jabalí

El pasado día 5 el Concello de Riós acogió una reunión convocada por el Servicio de Conservación de la Naturaleza de Ourense y en la que participaron los representantes de propietarios de "soutos" de castañas y de las Sociedades de Cazadores de las Comarcas Ourensanas de Monterrei y Conso-Frieiras, los representantes de UNITEGA y de otras entidades.

11/10/2017 | Faro de Vigo

Batidas en soutos de castaños podrían reducir daños del jabalí
Precisamente, UNITEGA manifestó la necesidad de "cambiar el chip" en lo que se refiere a las formas que se vienen empleando para tratar el problema de los daños, puesto que "lo que parecía ser efectivo en los últimos años, ahora parece que no es suficiente", por lo que abogó por abrir un diálogo entre todos los implicados para explorar nuevas formas de afrontar el problema aprovechando el potencial que tiene la caza social en Galicia.

Con esta reunión de trabajo se perseguía explorar las posibilidades reales de colaboración entre el colectivo de productores de castañas y el cinegético, para priorizar la realización de las batidas de jabalí en las zonas de soutos, dónde se suelen producir cuantiosos daños unos días antes de la recogida.

Y es que en estas comarcas la cosecha de castañas se realiza en plena temporada de caza, por lo que no es preciso solicitar permisos especiales para realizar este tipo de batidas preventivas, siendo solamente necesario que los propietarios de soutos de una zona se pongan en contacto con la Sociedade de Cazadores responsable del Tecor dónde está ubicada, para solicitarles que en la próxima jornada de caza elijan sus soutos como "mancha" dónde practicar la caza mayor.

De esta forma se evita la concentración de daños en los frutos que están en proceso de recolección durante un período aproximado de dos semanas, después de las cuales es recomendable repetir la actuación preventiva.

UNITEGA valora positivamente esta iniciativa, puesto que supone un paso importante para reducir la conflictividad que se viene generando en los últimos años entre los productores de castañas y las Sociedades de Cazadores por culpa de las reclamaciones por los daños que producen los jabalíes. Al mismo tiempo que se exploran formas de colaboración que no suponen un coste económico en su ejecución y que propician un beneficio para los productores de castaña, que ven reducidos los daños provocados por el jabalí.

Así, los colectivos presentes aprovecharon la presencia de la Jefa Territorial, Victoria Núñez y de los Técnicos de la Consellería de Medio Ambiente, para dialogar sobre otros aspectos que afectan también a la incidencia de los daños agrícolas. En concreto, se plateó la necesidad de abrir un debate entre agricultores, ganaderos y la propia Xunta de Galicia para valorar si con la problemática actual de daños agrícolas tiene sentido mantener vedadas para la caza mayor el 10 por ciento del territorio que ocupan los tecores, puesto que en la práctica se están proporcionando "zonas tranquilas" a los jabalíes durante dos años seguidos, cuando quizás sería más lógico que este tipo de vedados solo se aplicaran para la práctica de la caza menor.

También se planteó a la Administración la posibilidad de aplicar métodos de prevención de daños con anterioridad a que se produzcan o en el mismo inicio de los mismos, empleando para desencamarlos perros atraillados, pequeños grupos de perros sueltos o incluso celebrando batidas sin armas. Y es que en la actualidad el protocolo que se aplica solo contempla actuaciones posteriores a que se produzcan los daños.

« Ver más noticias