León

Daños por la superpoblación

La caza mayor ha experimentado un crecimiento en su última campaña en cuanto a piezas abatidas, en especial en cuanto a los jabalíes cuya temporada finaliza el próximo 26 de febrero. Esa es la tesitura que han puesto sobre la mesa los diferentes colectivoa afectados y que han trasladado a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León para que entre todas las partes la situación se pueda subsanar en la próxima campaña.

17/02/2017 | Diario de León | MIGUEL ÁNGEL TRANCA

Desde la administración autonómica ya se han puesto manos a la obra para intentar encauzar una situación que ha llevado en los últimos tiempos a daños en la ganadería, especialmente por parte de los lobos, la agricultura en este caso con los venados como causantes de algún que otro problema y en el caso de las carreteras los corzos y jabalíes provocando un número creciente de accidentes.

Desde estos colectivos se apunta a que el problema no radica en que las piezas cobradas han bajado sino en la optimización de las cacerías que en algunos casos, a pesar de su añto número, no consiguen la eficiencia cinegética necesaria para que no existan superpoblaciones de animales y con ello el ecosistema y su relación con el hombre se vea afectada. Desde la Consejería de Medio Ambiente se ha expresado ya a los representantes sindicales y de los diferentes colectivos que no se ha cazado lo necesarios sobretodo en alguna especie lo que ha llevado a que el exceso de población tras la temporada de caza mayor haya afectado a sectrores como el ganadero y el de la agricultura. El malestar en algunos sectores ya ha quedado puesto de manifiesto. En el caso de la ganadería por la acción del lobo en los rebaños mientras que en la agricultura por las pérdidas ocasionadas por la acción de los venados. También en el caso de los usuarios de las carreteras que en los últimos tiempos han visto como el número de accidentes provocados por el jabalí o el corzo son notables. El el caso de los primeros porque desde hace también tiempo su hábital en la media y alta montaña se ha acercado a las poblaciones y también a las vías de comunicación.

Esta problemática que hace mención más a la calidad que a la cantidad (en algunas zonas el número de ejemplares abatidos no ha sido el óptimo para mantener ese equilibrio cinegético mientras que en otros apenas hay ejemplares cuando lo necesario sería posibilitar situaciones para poder aumentar el número) de las cacerías podría solucionarse según los estamentos implicados en un mayor control para optimizar la caza.

Esa situación ya ha llevado al consejero de Fomento Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones a celebrar una primera reunión con las partes afectadas así como crear una comisión para que pueda establecer unoa cauces de mayor efectividad para campañas venideras.

El interés de la Consejería en solucionar esta problemática queda plasmado en una comisión que empezará a funcionar con el reto de que la caza pueda establecer una línea cinegética óptima en la provincia leonesa. Y de paso evitar que sectores como la ganedería y la agricultura puedan verse afectadas por la superpoblación de algunas especies de caza mayor.

« Ver más noticias