Outdoorstocks

 

Los Foros del Club

 La Caza

 Perros de Caza

 Armas, municiones y óptica

 La Becada

 El Reclamo

 Migratorias

 Gestión cinegética

 Tiro y competiciones

 

Búsqueda avanzada

 

Ayuda y Normas de Uso

 

 

 La Caza -- Ideas, opiniones, dudas...

 Manifiesto de la Montería. Preliminares. escrito por Ponce de Leon el 4/5/2017

 Gran iniciativa escrito por Elcharro el 4/5/2017

 Y necesaria. escrito por Ponce de Leon el 5/5/2017

 Temas de esta modalidad escrito por Elcharro el 5/5/2017

 Una pregunta fuera del tema escrito por JC el 6/5/2017

 Contestando.... escrito por Ponce de Leon el 6/5/2017

 


 

04/05/2017
Lecturas: 321
Manifiesto de la Montería. Preliminares.
Sé que muchos conocen sobradamente el Manifiesto de la Montería, aunque recordarlo y releerlo nunca viene mal; pero creo que también habrá quién desconozca por completo su existencia, en especial lo más jóvenes en llegar a este mundo, y me parece que es interesante su conocimiento y divulgación, algo que en principio haré en cuatro entregas, mas que nada por dar lugar a que se pueda comentar por partes separadas, si es que alguien quiere comentar algo, porque naturalmente el Manifiesto completo se encuentra con facilidad en internet.

Así en Octubre de 1994 nacía el Manifiesto de la Montería.
1ª Parte:

"Manifiesto de la Montería:

La Delegación Española del Consejo Internacional de la Caza y de la Conservación de la Naturaleza (CIC), la Federación Española de Caza, la Junta Nacional de Homologación de Trofeos de Caza, el Real Club de Monteros, y las Asociaciones de Productores de Caza (APROCA) de Castilla-La Mancha, Andalucía, Castilla y León y Extremadura (APROCNEX) conscientes del riesgo de devaluación de los principios tradicionales que dieron secularmente a la montería su singularidad y carácter, acuerdan la divulgación de este Manifiesto con el propósito de defender y mantener la esencia de una actividad fundamental para nuestra caza mayor.

Declaración preliminar

La defensa de la caza y su cultura, como actividad integrada en la socioeconomía rural y del ocio, y en la defensa de la naturaleza, pasa por la mejor gestión y el buen uso de los recursos cinegéticos.
La montería, practicada desde hace ocho siglos, es el espejo de la caza mayor española, con unas características que la han hecho única en el contexto de las técnicas de caza mundiales. El olvido de sus normas consuetudinarias, a través de promotores o practicantes poco rigurosos, y de la evolución de los métodos de explotación del campo, suponen para la montería un descrédito pernicioso que afecta a la caza entera.

Por otra parte, las reglamentaciones venatorias se hacen cada vez más intervencionistas, sin puntos de referencia reales con los intereses que administran. Es precisa la participación inexcusable de los cazadores en el área de tales decisiones, y llevar a ellas lo más depurado y tradicional de sus actividades, que a lo largo de toda su historia consiguieron no sólo un equilibrio racional en sus recursos, sino el mantenimiento de unos territorios en óptimas condiciones naturales.

Es necesario, por tanto, proteger a la montería clásica, mediante una reordenación de su ejercicio, aconsejando a sus practicantes la asunción de los rasgos principales que siempre se estimaron indispensables para su modelo y prestigio.

Este Manifiesto no pretende, en ningún caso, que la montería sea un compendio de ritos anacrónicos ni que suponga la exigencia de unos modos contrarios a nuestro tiempo. Entienden los convocantes que la montería puede evolucionar junto a las circunstancias venatorias actuales, sin merma de sus valores, adaptándose perfectamente a las características de la moderna gestión de la caza mayor y a las pretensiones de los monteros de hoy.

Asimismo, desean expresar los convocantes su preocupación por el incremento de determinados procedimientos de caza mayor, tendentes a garantizar los resultados mediante fórmulas artificiales referidas a la cría y adaptación de las reses, y al acondicionamiento ventajoso de los cazaderos.
Dichas acciones confunden la autenticidad de la montería, al practicarla en condiciones que no sólo adulteran su esencia, sino que no justifican su sistema.

Recopilación de normas de la montería

Para los fines propuestos, se ha considerado que la recopilación de las pautas habituales para llevar a cabo correctamente una montería puede resultar un instrumento de utilidad, al establecer una referencia que, por su sencillez, sea admitido por todos como indispensables. Estas normas prácticas se expresan en forma de Recomendaciones, a imagen de las emitidas por el Consejo de Europa en 1985, relativas a las sugerencias para un código de comportamiento del cazador.

Precisamente en el enunciado de unas Recomendaciones elementales, advertimos que el reiterado olvido de muchas de ellas conduce a desvirtuar un ejercicio cuya grandeza reside en el simple mantenimiento de su tradición y bien hacer. Aunque las Recomendaciones están dirigidas a los distintos responsables que intervienen en la montería, el conocimiento general de las mismas pretende la formación de una conciencia integral que proporcione a los practicantes la definición de un estilo.
Las Recomendaciones se incluyen anejas al Manifiesto.

Declaración final

Las instituciones que avalan este Manifiesto acuerdan:

PROMOVER la divulgación de estas Recomendaciones por todos los medios a su alcance, para que lleguen a conocimiento general del mundo de la montería.
SOLICITAR a todos los monteros de cualquier condición y experiencia la adopción de estas Recomendaciones como guía básica de su actividad.
MANTENER la vigencia de estas Recomendaciones, procurando que las mismas sean recogidas en la norma y espíritu de las reglamentaciones administrativas.
FOMENTAR la observancia de estas Recomendaciones mediante la creación de un Premio anual que distinga de forma puntual las más destacadas actuaciones presididas por la finalidad de este Manifiesto, para lo que será recabado el patrocinio y apoyo de las entidades oportunas.

Octubre de 1994"

 

El autor no permite respuestas de usuarios sin registro