El Luchadero

El día 15 es la cita

El próximo día 15, cazadores, pescadores, taurinos y gente del medio rural se concentrarán a las 12 horas frente al Teatro Arriaga para transmitir públicamente su malestar por todas la vejaciones que están soportando estoicamente de los grupos anti-caza con el objeto de terminar con la práctica de la caza.

09 abr. 2018 - 1.825 lecturas - No hay comentarios

Cazadores alaveses y bizkainos se agruparán en Bilbao y los gipuzkoanos en Donostia. Así las cosas es el momento de obviar individualismos a los que son tan propensos algunos cazadores y aunar esfuerzos para conseguir que todo este movimiento animalista que ha colonizado prácticamente toda España con la idea de acabar con la caza no se lleve a efecto.


La plaza Arriaga debe ser el magno escenario de la gran concentración de cazadores, pescadores, taurinos y gente del campo. Una convocatoria promovida a instancia de la RFEC por cuanto supone que el colectivo ha dicho ¡basta ya! a un sinfín de desprecios y despropósitos auspiciados en el tiempo por las distintas administraciones de turno, cada vez más alejadas de estos colectivos.


Administraciones que creen entender que apoyar a los cazadores no vende políticamente y, por el contrario, arrimarse al mundo del animalismo entiende que es lo prudente y de rabiosa actualidad. Ellos sabrán lo que hacen. Malo sería que se pasen de frenada porque al final todos recogemos lo que sembramos y las cosas nos están para bromas. No en vano se pretende acabar con la razón de ser de estos colectivos asustados. Quizá un poco desorientados porque la irrupción de estos nuevos mesías, gente de un corazón vulgar, les ha cogido por sorpresa.


Pero entiendo que nunca acabarán con estos colectivos, gente de tinta entera necesaria para gestionar la Naturaleza. Gente que ha hecho que puedan ir con la cabeza bien alta como integrantes de unos colectivos sin fisuras que supo en su momento desterrar ambiciones políticas tendentes a fomentar más nuestra tierra y dar ejemplo que los intereses particulares se deben archivar en aras de una Euskadi unida y en progreso, y eso nunca nadie se lo han agradecido.


De todas formas quiero pensar que al final del largo y oscuro túnel prevalece siempre la verdad y, en materia de caza, que es lo que nos ocupa, el conservacionismo, el respeto, la moderación. Así debe ser, de esta manera nadie va a pasar por encima de estos colectivos por mucho que lo intente.