El Luchadero

Traición

Lo veníamos anunciando hace tiempo, los cazadores no estaban dispuestos a sufrir más injusticias y humillaciones ni de los grupos anticaza ni de algunos partidos políticos. Y al final ese sentimiento animalista que está barnizando el carácter de los urbanitas ha hecho que el PSOE y Cs se hayan plegado a sus exigencias y el cántaro ha estallado en mil pedazos.

04 jul. 2017 - 3.267 lecturas - No hay comentarios

El caso es que cazadores, pescadores, mundo del toro, agricultores y ganaderos han anunciado movilizaciones a gran escala después de que el Congreso de los Diputados rechazara la modificación de la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad propuesto por el PP y apoyado por el PNV con el objetivo de permitir la caza y la pesca de determinadas especies exóticas o invasoras. Sin embargo el PSOE y Cs, que habían adquirido el compromiso de apoyar al mundo rural, impidieron que saliera adelante dicha modificación.

Y como no podía ser de otra forma, la que se ha preparado es de armas tomar. Cazadores y pescadores tachan de traidores a estos partidos políticos y la mala uva aflora como nunca. Y es que el hecho de que no se pueda pescar o cazar determinadas especies supone pérdidas millonarias para el mundo rural cuando no para vendedores y fabricantes de artículos de caza y pesca.

Miren, es tal el distanciamiento que hay con todo lo relacionado del mundo rural por algunos partidos políticos que todo lo que les huele a campo les suena poco menos que a chino. Igualmente entienden que todo lo que sea prohibir caza o pesca vende políticamente en una sociedad alejada de la realidad de la Naturaleza. Muerto el perro se acabó la rabia, Dios proveerá y el medio rural en caída libre y abandonado a su suerte. Además no entienden estos naturalistas amateurs que en el ser humano hay contradicciones y tenga uno en casa un perro y una escopeta y le guste la música clásica.

Pues eso, que el tema está que arde, y temo que va a ser muy difícil que se enfríe porque entre la Narbona, Podemos y algún otro ya se encargarán de calentarlo.