Diario de Caza

Posts de Julio de 2007

01 jul. 2007 9:53

2.137 lecturas

Políticamente incorrecto

Hoy quiero ser políticamente incorrecto, muy incorrecto para los tiempos que corren. Cinegéticamente hablando, se entiende. Lo aviso por si algún despistado o sensiblón, incluso de nuestra grey, está empezando a leer estas líneas. Ser políticamente incorrecto es simplemente ir en contra del discurso dominante, de las opiniones generalizadas de una sociedad que han impuesto, y que refuerzan cada día, los medios de comunicación. Muchas de estas opiniones o ideas se sacralizan a través de la Ley por su beneficio para la sociedad, pero otras llegan y pasan como las modas sin el más mínimo fundamento, y lo peor es que no admiten un reproche. Sigue »

16 jul. 2007 8:12

2.139 lecturas

Cada cacería tiene su picardía

Mau, mau, palpalá, palpalá!!!! Sigue »

20 jul. 2007 10:11

2.934 lecturas

Las subastas de aprovechamientos cinegéticos

Hace tiempo tuve la ocasión de intervenir en la adjudicación por subasta pública de los aprovechamientos cinegéticos de un Monte de Utilidad Pública. Lo que allí ocurrió me hizo reflexionar un tanto sobre este hecho que a buen seguro se repite en múltiples ocasiones a lo largo del año, y lo negativas que son estas contrataciones para la gestión responsable de la riqueza cinegética. Sigue »

24 jul. 2007 22:18

2.052 lecturas

Cazadores solamente

A mi amigo Leonardo de la Fuente, que hila la caza "A Tenazón", le han encomendado con acierto hacer el suplemento para la revista LINDE Y RIBERA de Castilla y León. Me pide que para el primer suplemento (Revista Nº 50)le escriba algo sobre una actividad que nos ha hecho amigos y apasiona a los dos. Pues, ¡A tus órdenes! Leo. Sigue »

27 jul. 2007 14:3

1.947 lecturas

Agricultura y caza

Vamos a tratar de analizar los motivos reales por los cuales el agricultor lleva a cabo prácticas contrarias al desarrollo de la fauna en su sentido más amplio. Sigue »

30 jul. 2007 14:3

1.813 lecturas

Naturaleza cambiante

Los seres humanos somos muy dados a inventar las historias más rocambolescas para «explicar» sucesos, digamos anormales, cuyas verdaderas razones desconocemos. Y ocurre que la mayoría de las veces las verdaderas razones son muchos más sencillas, naturales y razonables que las que inventamos. Sigue »

Conversaciones Activas

RSS