Desde mi Tronera

Confirmado: pésima desveda general

Leyendo los artículos publicados en los medios de comunicación generalista y en los especializados, y contrastando la situación con mis muchos compañeros del mundo de la caza, he comprobado —con una cierta tristeza— que un servidor de ustedes, que soy yo, tenía razón en mi artículo de previsiones de la desveda de la caza menor.

12 nov. 2017 - 3.534 lecturas - No hay comentarios

Y les pongo a Dios por testigo que hubiese preferido no haber acertado o tener un poco más engrasada la cerviz para hacer venias y diluir con florituras y promesas de falsas soluciones las previsiones de esos sinvergonzones que ya nos están tocando los cojones. Pero no, Dios ha querido darme la razón en un estudio sobre las previsiones reducido a un simple post.


Lo que no termino de entender es cómo dijeron por activa y por pasiva que la perdiz había criado bien, pongo por caso, y pocos días antes de la apertura dijeron que no convenía desvedar la perdiz dada su escasez por la pertinaz sequía. Oigan, majaderos, discúlpense o escriban sobre la variedad de colutorios en vez de hacer de hagiógrafos de esos intereses económicos y políticos que nos perjudican a los cazadores de a pie. Intereses, que como ya estoy empezando a estar harto de tanto chorizo, voy a empezar a desgranar, pues estos ignorantes sin escrúpulos se creen que somos tontos. De eso nada, somos, eso sí, sufridos pero no cobardes.

Quienes ahora, que empieza a llover, piden que se cierre o minore la caza por la sequía, son los culpables de que los ecolojetas nos vengan con milongas avaladas por las declaraciones truculentas e indocumentadas de esos que se dicen cazadores sin tener ni puta idea de nada.

Vaya mi reprobación más severa a esos funcionarios de carrera que he visto arrastrarse cual culebras para ascender a un minúsculo puestecillo y ahora, si no les damos incienso ante sus jefes o en los medios de comunicación, nos quieren hacer comulgar con ruedas de molino. Tengan cuidado, vulgares arrastradillos. No sigan tomando represalias ni criticando, que aquí nos enteramos de todo. Bobalicones.

Señores, estamos ante una mala temporada de caza.


Perdiz

La perdiz venía mal del año anterior, año en el que también había criado mal y a pesar del tremendo calor no hubo acuerdo para desvedarla más tarde salvo en contados lugares. Encima de pocas, se menguaron más hasta descender a límites desconocidos hasta la fecha. Después de la veda del año anterior, llegó el emparejamiento con sequía y se emparejaron y desemparejaron varias veces para volverse a emparejar in extremis, pero no con la debida intensidad y a su debido tiempo. Y debido a todo ello la perdiz no pudo criar bien por la sequía, por los productos fitosanitarios que el agua no ha lavado adecuadamente y por una agricultura que bien o mal no hace caso de esos muchos estudios que mueren en un PowerPoint y es por ahí por donde se va el dinero público para alegría de los presuntos sabios y de las granjas que, salvo unas cuantas artesanas, POCAS, el negocio lo mueve una gran empresa que de la noche a la mañana se ha convertido en internacional.

O sea, la perdiz tiene intereses políticos y económicos más allá de lo razonable y nuestros mandamases son unos meros monaguillos de los lobbys de los granjeros o el granjero. En definitiva, la granja ha triunfado y va a ser muy difícil desbancarla debido a sus muchas y reales amistades. Por cierto, al Midas de la perdiz roja lo cazaron en una evasión de impuestos, pero poco se dijo y menos ha trascendido. Su amigo y receptor de perdices El Mataelefantes arrea con todo lo que pilla por delante, lo mismo con la escopeta que con la bragueta. De casta le viene al galgo.


Volvamos a la perdiz roja y a las plumas más bobaliconas que primero dijeron que la perdiz HABÍA CRIADO BIEN y, después que los cazadores de a pie se han embarcado en la compra de tarjetas con el dinero del que carecen, son los primeros en clamar contra la administración y hasta contra el Sursum corda sin querer darse cuenta de que hay personas honestas para con nuestro colectivo que jamás tuvieron por mengua eso de vaciarse por la lengua o por la pluma y, mucho menos, miedo ante los sinvergonzones.

Pero hombres de Dios, muchos de la SEO/BirdLife no son santo de mi devoción, pero no voy a negar que mantengo una cierta relación con ellos que nos enriquece a ambos. Además, antes de estar de moda el tema, yo ya colaboraba desinteresadamente en todo aquello que podía sin creerme por ello mejor ni peor que cualquiera. ¿A santo de qué me vienen a mí con monsergas después de toda una vida con el corazón enterrado en el campo aun cuando por las cosas del comer me he tirado más de 40 años en un despacho sin ventanas a la calle? Miren ustedes, sepan que el número de aves comunes en declive se ha triplicado en los últimos diez años. Es más, sepan también que no sólo lo dice la SEO, no, pues la oficina europea de estadística, Eurostat, incluye el seguimiento de las poblaciones de aves comunes entre los índices más importantes para medir la sostenibilidad y el bienestar social.


Refiriéndose a la perdiz, la SEO dice que en estos últimos 10 años las reducciones poblacionales de la perdiz roja se ven reducidos en los censos de primavera en un 34% y en un 47% en los censos de invierno. Sepan que ese dato ya se conocía y ustedes, vagos, como no pisan campo ni leen, no lo sabían. Ustedes sólo se preocupan de animar el cotarro para que sigan superviviendo, como en tiempos pluscuamperfectos, unas entidades venatorias fosilizadas que todavía están ancladas en los campeonatos, la medición de cuernas, cráneos, bocas, etc. O sea, en ver quien atrapa más en menos tiempo o quienes de la nobleza e hidalguía española abaten el bicho mayor. Además, hay una serie de entidades que reciben outsourcing gubernamental que… huelen mal, muy mal (se impone una auditoria general). Pero con la perdiz llevan muchos años pagando estudios y, lejos de mejorar, empeora a imagen y semejanza de los linces de Doñana.

Sigo recogiendo noticias que enumeraré en esta web de lo mal que está yendo la temporada de perdiz.


La granja de perdices que no ha triunfado a pesar de tener las mejores perdices e instalaciones de España, sobre todo para el reclamo, es la GRANJA DE PERDIZ ROJA RENUEVO ubicada en Santervás de la Vega (Palencia), donde tienen unos tremendos voladeros y espacio suficiente para no vivir en un gallinero. Pero sus dueños entienden que lo suyo es un complemento a la maltrecha agricultura y ganadería y su producción no es intensiva.


La liebre

Todas las especies esteparias van disminuyendo, unas más que otras, como consecuencia de la agricultura, de una inmisericorde concentración parcelaria y de la dejación que se hace de los montes en aras de acabar con el ganado no estabulado y de paso con ese mundo rural que tanto se ha ridiculizado por esos ¿grandes artistas de España? o por quienes escribiendo del mundo rural lo hacen a imagen y semejanza del Oeste Americano reflejado en las películas de Sergio Leone con música Ennio Morricone. Nada que ver con la realidad.

Liebre Ibérica

En el caso de la liebre ibérica en Tierra de Campos (Castilla y León), parece que —EN ALGUNAS PARTES— se va recuperando de esos topillos (microtus arvalis) que hicieron de vectores de la tularemia. Una enfermedad que no les mataba a ellos, pero eran vectores (portadores) que llevaban la bacteria Francisella tularensis a las liebres y hasta a los cangrejos de rio (aláctonos, por cierto). Unos topillos que no se han extinguido a pesar de las: quemas, venenos letales para toda la avifauna, subsolaciones, eliminación de terrenos perdidos, limpieza de arroyos, cunetas, linderas, y similares llevados a cabo por motoniveladoras y otros engendros mecánicos. Una Odisea ocultada, a más no poder, siendo Interviú la revista que de verdad informó del tema en su edición del 20-04-2009 y en la del 04-05-2009.


El crecimiento de la Liebre ibérica en España es desigual y el cómputo general verdaderamente autóctono se desconoce totalmente. Pero no en todos los cotos, lo que me ha llevado a estudiar las granjas que hay en España y ya casi estamos en el soltar liebres y desatraillar galgos a tanto la pieza. Cada vez hay más granjas de liebres cuyo producto no tiene nada que ver con las ibéricas primigenias. Además, ya hay cotos industriales o intensivos que se dedican a tales menesteres. También hay importaciones del extranjero. Absolutamente toda repoblación debiera de estar penada en aras de evitar una mixturación no deseada o el contagio de unas enfermedades de las que ellas son vectores aun cuando parezcan sanas. Aquí no se conocía la tularemia hasta que empezaron a morir liebres y ahora, los cráneos privilegiados patrios publican a bombo y platillo que han descubierto que la tularemia se dispara durante las plagas de topillos. Toma ya. Y lo dicen en un rimbombante comunicado de septiembre de 2015. Pero hombres de Dios, si eso ya lo había descubierto hasta el párroco de mi pueblo que no es cazador.

Su disminución empieza a ser alarmante y no es ninguna solución la repoblación con liebres exógenas por mucho que se parezcan anatómicamente a las ibéricas.

Liebre europea

El bajón es alarmante donde no se hace una repoblación con liebres criadas en cautividad pero de procedencia de su área de dispersión cuyos ancestros fueron capturados con el debido permiso oficial si bien se hizo a la chita callando y en su día dio mucho que hablar, pero la cosa ha salido bien como consecuencia de llevar la gestión una granja de Alsasua (Navarra) (GRANJA LARRASAL) que formaba parte de un proyecto debidamente respaldado, seguido y planificado por técnicos de los de verdad. Y claro está, dada la situación del asunto tiene que haber una voluntad política de por medio, que la hubo y la hay, a sabiendas de que los resultados no van a ser inmediatos ni se van a ver en una legislatura.

La liebre europea pudiera desaparecer como consecuencia de la cerrazón del sotobosque en los montes, de los muchos depredadores y de la plaga del jabalí que va en un peligrosísimo aumento. Plaga, esta última, que además de los daños a la agricultura, que son muchos, las aseguradoras están que trinan con los accidentes y esta ronda no la quiere pagar nadie. De hecho, ya hay lugares en España donde están imposibilitando circular de noche y sembrar algo. Resumiendo, los jabalíes aumentan y los cazadores estamos disminuyendo según los datos gubernamentales que están atrasados y sesgados, pero si dieran los reales, es como para ponerse a temblar. Por eso no los dan.


También hay granjas de liebres honestas y decentes

Es cierto que fui cazador de galgos y ahora he vuelto otra vez a ellos con gastadas herramientas y renovadas ilusiones, pero les voy a escribir de una granja de liebres europeas que nada tiene que ver con las liebres ibéricas. O sea, no hago propaganda a nadie previo o posterior estipendio, salvo ser receptor del respeto y la admiración que me produce que en un mundo tan globalizado y fenicio todavía haya personas de buena voluntad que se conforman con vivir dignamente y poco más.

Restablecimiento de la liebre europea en España

Restablecimiento de la liebre europea (Lepus europaeus Pallas, 1778) en su área natural de la Comunidad Autónoma Vasca, Cantabria, Asturias y Navarra. Cuyo propietario de la granja LARRASAL de nombre LEOCADIO GALÁN es un gran profesional cuya dedicación a las liebres es total y… no le sobra el dinero. Pero el verdadero motor del proyecto hecho realidad fue José Manuel Goikoetxea, veterinario de profesión y político de corazón (RIP) que fue consejero del Gobierno Vasco, parlamentario foral por la coalición EA-PNV, nacido y alcalde de Alsasua (Navarra) además de otros muchos puestos relevantes. Un hombre al que conocí y enseguida congenié con él al informatizar todas las transferencias de GANADERÍA cuando se constituyó el Gobierno Vasco. Materia, esta última, que en sus diversas vertientes institucionales siempre dirigí e incluso programé por no perder el hilo de un sector al que no se le ha hecho mucho caso en ninguna organización del Estado y de sus autonomías. Es más, se me criticó por ello sin tener en cuenta que mis jornadas no tenían horas y los festivos eran los mejores para trabajar enjaulado sin que nadie me molestara ni pagara por ello. No. Jamás he tenido ningún animal que no fueran mis perros de caza, mis fringílidos de reclamo y mis proverbiales perdices también de reclamo.

En resumidas cuentas, en ALSASUA (Navarra) hay una solución que nos beneficia a todo el colectivo de cazadores donde existe la liebre europea.

La Diputación Foral de Guipúzcoa, cuya caza tiene delegada en la Federación Guipuzcoana de Caza, funciona a las mil maravillas y está haciendo mucho y bien tanto por la liebre europea como por otras especies.


El bulo de las liebres capturadas por la noche en Álava y soltadas en Guipúzcoa.

Cuando la información no es transparente y se carece de ese celebre principio de acceso público a ella siempre y cuando no esté protegida por la LOPD, Ley Orgánica de Protección de Datos, se producen ruidos que no sirven más que para enfadar al personal y alejarlo de la administración en general. Pues bien. Las 1.526 liebres soltadas en Guipúzcoa entre los años 1994 y 2000 se trajeron de Francia con todos los certificados exigibles en esas fechas. Es cierto, eso sí, que las liebres francesas no dieron el resultado esperado y ahora se sueltan solamente las producidas en la GRANJA LARRASAL de Alsasua (Navarra).

Es cierto y muy cierto, aun cuando negado en alguna ocasión, que absolutamente todas las liebres manejadas por la Granja Larrasal se capturaron en Álava por la noche, desde un todo terreno y con un rifle que dispara una red como podrán observar en la fotografía que les adjunto. Pero no es menos cierto que las liebres capturadas en Álava se restituyeron en el momento que las liebres en cautividad procedentes de Álava tuvieron las crías necesarias para su devolución inmediata en los lugares donde se capturaron.


No quiero citar, por el momento, a quienes sabiéndolo por su cargo e incluso participación, fueron pregonando el tema de forma confidencial en aras de un clientelismo que les ha ido fenomenal, lo cual no deja de ser inmoral al rubricar, con lo citado, su catadura moral.

Salvo en Guipúzcoa, que también la cosa va mal como consecuencia de existir más de 3.000 jabalíes en una provincia superpoblada y por lo tanto con muchos edificios y fábricas, en el resto de su área de dispersión el problema es ya tan alarmante que tiene difícil solución. Pues la citada granja es pequeña y parte de un proyecto inacabado siendo muy difícil sustituir el día de mañana a Leocadio, quién por muy poco dinero trabaja noche y día en aras de aportar algo a la naturaleza. Y lo hace con la sonrisa en la boca y no por ello se da la importancia que se da un funcionario mal ascendido por designación política. Pero si los hideputas son pocos, lo que ocurre es que nosotros practicamos el silencio de los corderos. Pero hombres y mujeres de Dios, esos, los hideputas hacen daño por detrás por no plantarles cara debidamente como corresponde.

 

• 
 •

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

Miguel ngel Romero Miguel Ángel Romero Ruiz es colaborador habitual de publicaciones cinegéticas.

RSS