Desde mi Tronera

Previsiones para la desveda general

Mis previsiones no son científicas, ni las de los demás tampoco, por muy encumbrados que estén como consecuencia de lo bien que se saben vender con cara de póker y acciones fulleras que esconden negocios y protagonismos desmesurados.

13 sep. 2017 - 7.613 lecturas - No hay comentarios

Pero mi decir es más axiomático, pues son muchos los kilómetros que recorro en todoterreno, muchas las preguntas que hago a todos los niveles y al final lo evidencio a través de la fotografía. No. Mis datos tampoco reúnen las condiciones para ser considerados como de valor estadístico, pues su tamaño de muestra no válido. Y eso de las extrapolaciones en un país con una biodiversidad tan diversa son ganas de decir lo que se quiere que oigan los demás. O sea: hacer lo que hacen ciertas consultoras internacionales, y eso no va conmigo. Pero lamentaría volver a acertar, sin ambigüedades o rectificaciones de última hora, tal y como ha ocurrido con la media veda este y otros años.


Perdiz

Dicen que ha criado muy bien y que hay muchas. Por favor, no insulten a la inteligencia de los cazadores. Si había pocas, por muy bien que críen, seguirá habiendo pocas. ¿O no? Jamás se fíen de aquel que les diga lo que ustedes quieren oír o que cada año les venda la misma moto.

Por otra parte, tengo la seguridad absoluta de que las seguirán matando los venenos criminales de la sementera, por todo ello no creo que sea ético echar las campanas al vuelo sin prohibir o variar los fitosanitarios de pasados años. Mucho hablaron nuestras instituciones venatorias, y a muy altos niveles, de los venenos que matan a las ya casi extintas perdices autóctonas, pero poco caso les hicieron a juzgar por los resultados.

La perdiz va conservándose en pequeñas cantidades salvo en contados lugares. Y se van salvando como consecuencia de que se refugian en casas abandonadas, cementerios, corrales, vertederos vallados, casetas de aperos y… hasta en los corrales donde no se meten sus dueños con ellas debido a lo mucho que las quieren ante una Administración indolente que pasa del tema inadecuadamente. Escrito esto, no creo que peligre el negocio de las granjas.


Les voy a poner dos ejemplos de lo que termino de escribir y donde he hecho fotografías a degüello:

  • En el vertedero de Vitoria – Gasteiz hay más perdices que en las fincas de postín donde, en muchas de ellas, se siguen haciendo negocios fraudulentos.
  • En el Parque Empresarial de Miñano, entre las empresas punteras de Álava, hay tantas perdices como en el vertedero. Y como en Vitoria-Gasteiz, en el resto de España, pues puedo ponerles como ejemplo el vertedero de Carcar (Navarra).

Resumiendo, tengo que decirles que es una verdadera temeridad pronosticar ahora la carencia o abundancia de perdiz como consecuencia de que:

  • Aún no se han cosechado los girasoles donde se refugian y este año por razones climáticas se han sembrado muchas hectáreas.
  • Es imposible mantener la superpoblación de depredadores alados y cuadrúpedos que inciden sobre ellas y, cuando se coseche el girasol, se quedarán sin cobertura vegetal, y eso de que van al monte… es en contadas ocasiones, pues en él tienen a los jabalíes y a los zorros entre otros.
  • No se precipiten utilizando la ciencia infusa que no poseen. Sean modestos y honestos, así como moderados en las libaciones, y parcos en el yantar cuando vayan a informar. Pues no es ninguna novedad la de que los ecologistas les han dado hostias hasta en el carnet de identidad. Ya somos conocedores de su ciencia, de sus advertencias, de sus previsiones, de sus logros, de sus promesas y de otras razones que me callo por ahora. Ah, y déjenme en paz, que yo cuento lo que veo y compruebo. Punto. Jamás les pediré perdón a ustedes por poner de manifiesto cómo y de qué manera incitan al cazador de a pie a gastar el dinero que no tiene. Ustedes le incitan a gastar con mentiras que disfrazan de mala información.
  • Y por último, déjense de manifestaciones, que lo único que dijeron haber conseguido fue el cese de doña Cristina Narbona con la MADRE DE TODAS LAS MANIFESTACIONES VENATORIAS. Ese cuento se les ha venido abajo con el «NO ES NO», y pronto les va a decir esa doña Cristina que nos quiere gobernar: «los muertos que vos matasteis, gozan de buena salud».
  • Miren ustedes, si NO nos unimos de inmediato bajo una única institución más democrática, más transparente y con renovada gente, no van a prohibir la media veda, NO. Van a prohibir la caza (pues camino llevan). Y no se preocupen, hombre, que en lo nuestro hay trabajo para todos, pues tantas cabezas de ratón no equivalen a una de león. Equivalen, eso sí, a la dificultad en conducir un rebaño de gatos por una carretera.

Es francamente preocupante contemplar cómo, tanto en los cables como en todos los postes que discurren a la orilla de las carreteras, siempre hay algún depredador alado vigilando en aras de pillar algún ave comestible matada por los vehículos o que se esconda algo entre los matorrales de las vallas de las carreteras. No. No sólo vigilan a los ratones. Lo malo es que no hay comida para todos y muchos de ellos mueren y esos defensores de la biodiversidad no dicen nada a no ser que tengan subvención.


Liebres

Por no meternos en complicaciones, salvo en Guipúzcoa, en el resto de Euskadi la liebre europea va a menos. Pues en Vizcaya y Álava no se hacen repoblaciones de liebres autóctonas que fueron capturadas en Álava (con las debidas autorizaciones oficiales) y después fueron puntualmente devueltas cuando criaron adecuadamente, Álava es el territorio histórico de donde proceden todas las liebres que la Granja Larrasal de Alsasua (Navarra) está repoblando con unos resultados excelentes en toda la cornisa cantábrica.

Mientras no mengüen los jabalíes, habrá que seguir repoblando. Pero si repoblamos cuando no haya ni una liebre en el campo, el fracaso está garantizado.


Tiene cojones la cosa, las liebres europeas de la citada granja son auténticas al cien por cien, salieron de Álava y ahora hay más liebres en Guipúzcoa que en Álava. Si tengo ocasión ya les explicaré quién, cómo y cuándo capturaron los primeros ejemplares con un foco y un rifle de red por la noche.

En el resto de España la liebre ibérica disminuye a pasos agigantados y las granjas crecen y se frotan las manos.


Conejos

El tema de los conejos se mueve por plagas de cúnidos procedentes de las granjas que muchas de ellas se crearon para el consumo y están al borde de la quiebra por no responder a las previsiones en España, a pesar de que la carne de conejo es muy baja en colesterol.

Son conejos que duran tres o cuatro generaciones, y si no se tiene cuidado, provocan explosiones demográficas que se refugian donde no se les puede cazar, que son en lugares tales como los márgenes y puentes de las autopistas, las vías ferroviarias, las viñas y otros muchos lugares, sin olvidarnos de las ciudades. Lugares que en su inmensa mayoría hay que pagar daños que no suelen abonarse si el pagador es la Administración. Las viñas se vallan formando un laberinto que, al lado de las espalderas metálicas con parras sumamente tratadas con toda clase de venenos letales, forman un Liang Shang Po impenetrable con el gasto que ello supone para la Administración, quien subvenciona el tema un montón. Pero la Administración en general, por atavismos medievales, es reacia a autorizar los hurones a sabiendas de que de otra manera en las ciudades, pongo por caso, no hay soluciones viables.


Pero el grave problema se presenta cuando los cazadores, hartos de abatir cormoranes, conejos, jabalíes, zorros, visones americanos, cotorras, tordos pintos, córvidos, nidos de avispas asiáticas y otras plagas; se cansan de no cobrar y encima reciben insultos que no pueden soportar y dejan de cazar los citados bichos. Y es entonces cuando la Administración, en vez de cobrar, tiene que pagar y lo hace de buena gana mientras que a los cazadores no nos beneficia en nada.

Sepan que Australia ha vuelto a lanzar un virus letal para exterminar a los conejos del país que deja pequeños a todas las demás soluciones. ¿Cuándo llegará aquí?


Torcaces

La paloma torcaz es el ave que yo más he visto crecer en toda mi vida y, sin embargo, la pasa la hacen muy complicada y el número es mayúsculo como consecuencia de que son plaga en muchas ciudades de Europa, y ni mentarles quiero en España, donde las masacran los matabichos profesionales cobrando y aquí no está permitida la contrapasa pagando los cazadores por unas cantidades irrisorias y meramente testimoniales.

La pasa será como el resto de los años. Pasarán: muchas, tarde, altas, desviadas de los puestos tradicionales como consecuencia de esos molinos eólicos cuya biodiversidad no está auditada, y concentradas en dos o tres golpes.

Quien quiera abatir torcaces en cantidades aceptables (dependiendo del precio) tendrá que ir de Madrid para abajo. O sea: a la dehesa española y portuguesa.


Zorzales

Quienes utilicen reclamos digitales, que se siguen utilizando, cogerán ingentes cantidades, y quienes cacen de forma legal, tendrán días buenos y días malos, pero siempre los verán altos o bajos. Ojo con confundir los zorzales con las alondras. Sepan que las alondras nada tienen que ver con las calandrias y que ambas no son especies cazables.


Becadas

La becada nunca fue abundante en España salvo en esos célebres pasos donde los sinvergüenzas aprovechaban (y siguen aprovechando) la ocasión para dejar sin becadas al colectivo. Ahora pintan bastos y el cazador está más sensibilizado con una caza que tiene dos caras. La de la sensibilización es una y la de la masificación de su caza con medios electrónicos sofisticados es otra (ojo con los detectores electrónicos de calor en el móvil o en soportes independientes).

De todas las maneras, es la especie que en el tercio norte peninsular mayor número de furtivos concita. Pues son muchos quienes, so pretexto de buscar los perros, salen por la noche a las praderas con unos focos que no son para las esperas del jabalí precisamente y con unos cazamariposas que les delatan. O se toma en serio la cosa, o se seguirán matando en: los desplazamientos, las praderas, los puestos palomeros, días de fortuna y demás lugares que me callo para no dar pistas a los furtivos. Lo malo es que su venta sigue vigente y eso es un aliciente para los matabichos.


Jabalí

Hay que ir mentalizándose que cazar como hasta ahora es prácticamente imposible de sostener en muchas economías venatorias, motivo éste por el que dada la cantidad existente, y para evitar daños y accidentes, la Administración tendrá que dejarse de esos papeleos con los cuales nos ha llevado a esta triste situación. En resumidas cuentas, la Administración tendrá que ir pensando en pagar a los cazadores en vez de aturdirnos con aquellos dichos manidos de batidas efectivas, número de hectáreas y memeces por el estilo, pues el monte está impenetrable y las batidas no se las pueden vender a terceros. Arguyen memeces sin sentido cuando el jabalí está criando durante todo el año. Los responsables de tamaños desafueros serán cómplices necesarios cuando se produzca un accidente con más muertos de los que se vienen produciendo hasta la fecha (Dios no lo quiera).


Acuáticas

En España hay muchas acuáticas, venatorias y no venatorias. Acuáticas que casi todas las autonomías parecen haberse puesto de acuerdo para quitárselas a los cazadores para pasar a engrosar el número de ejemplares que habitan en los humedales y hasta en las láminas de agua de las ciudades. Otra especie que se está adaptando al cambio en los parques capitalinos donde comen de la mano de los mayores y de los niños, pero en el campo son sumamente asustadizas. En lugares tradicionales, como por ejemplo la Albufera valenciana, son aves que venatoriamente no defraudan. Pero en Álava, por ejemplo, donde la red de pantanos es imponente, sería un sacrilegio proponer cazarlas teniendo el Parque de Salburua en Vitoria o el Lago de Arreo, sin olvidarnos del Parque de Arriaga o de las lagunas de Laguardia.

En Álava se mantienen cantidad de acuáticas y es parada y fonda de migratorias como consecuencia de las muchas especies alóctonas que pueblan los humedales y les sirven de sustento. Tanto es así, que los ánsares, pongo como ejemplo, se quedan a criar en Salburua , como saben, es un parque natural en los aledaños de la capital.

Por eso no hay voluntad de erradicar a las especies alóctonas que ha dicho Bruselas. Especies de las que viven las acuáticas, pues eso iría en perjuicio de los muchos parques naturales, humedales y lagos capitalinos.


Fringílidos

Dado que la mayor parte de ellos crían en las ciudades, gozan de muy buena salud a pesar de la mortandad que acusan los que nidifican en el campo. No termino de entender cómo se quieren criar fringílidos en granja o jaula, cuando la mayor parte de sus especies no sufren declives ni amenazan menguas sus poblaciones.


Futuro

En un futuro no muy lejano la caza menor quedara proscrita o será de granja, pero la mayor irá a más caso de no contagiarse el jabalí de: PPA, PPC o de la enfermedad de Aujeszky, entre otras muchas.


Este post también ha sido publicado en la web desveda.info

Imágenes: Miguel Ángel Romero

 

• 
 •

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

Miguel ngel Romero Miguel Ángel Romero Ruiz es colaborador habitual de publicaciones cinegéticas.

RSS