Desde mi Tronera

España no elimina las especies exóticas

¿Ustedes creen que en unas cuencas hidrográficas contaminadas y mal gestionadas pueden vivir las especies que hubo hasta hace relativamente pocos años? Pues no. Y no es que lo diga yo, no, que también lo dijo Europa cuando en 2010 venció el plazo acordado y no se había hecho nada al respecto.

31 jul. 2017 - 5.945 lecturas - 5 comentarios

Sepan que en 2013 la justicia europea condenó a España por el retraso en entregar los planes de cuencas hidrográficas. En 2016 la Eurocámara pidió revisar la gestión del agua en España. El PP, socialistas y liberales descafeínan el proyecto de informe, que pedía inicialmente un cambio de gestión radical en España. RESUMIENDO: Tenemos unas cuencas hidrográficas mal gestionadas y unas aguas continentales contaminadas donde las pocas especies que pueden vivir son algunas, no todas, las alóctonas. Ese, y no otro, es el motivo de la pasividad y del acatamiento pero no ejecución de proceder de acuerdo con las normas de Europa. Tan severas para algunos casos y tan laxas para otros. A todo esto, los señores: ¿ecologistas? ¿animalistas? ¿entes físicos y jurídicos subvencionados?, no dicen absolutamente nada ante semejante canallada.


El problema se convierte en irresoluble cuando hay que dar de comer a las especies autóctonas, a las alóctonas de paso migratorio y a las que no migran y a las que crian en España.

Pero las diferentes administraciones se han dado cuenta de que si la Península se convierte en la tumba de nuestras propias aves y de las migratorias, tal y como están las cosas, hasta nos podrían echar de Europa por semejante descalabro y atropello a la razón. Sobre todo, después de estar advertidos por las autoridades europeas y por estar encima de ellos los cazadores y pescadores a quienes acosan para desestabilizarles y hacerles callar. No obstante, insisto en que las administraciones disponen, en este caso, como en otros de gravedad extrema, de los buenos servicios de los ¿ecologistas?, quienes son instrumentados para ganarse sus subvenciones haciendo lo que les mandan sin cuestionarse si están siendo utilizados o no. Estos sujetos, incalificables, colaboran activamente en acciones funestas disfrazadas de probas y competentes operaciones medioambientales.

¿A que lo que les termino de escribir en el párrafo anterior les ha parecido grandilocuente? Pues bien. No es así. Pudiera haber pecado en la forma, pero no en el contenido.


Para que España siga siendo parada y fonda de las especies migratorias anátidas, se necesitan unos recursos naturales en los diferentes humedades y demás aguas continentales de los que carecemos si no recurrimos a las especies alóctonas, y aun así, nos quedamos cortos por una contaminación acuícola a la que no ponemos remedio. O sea, que la eliminación de especies exóticas se cumple, pero no se ejecuta.

Y con el catálogo español de especies exóticas llegó el escándalo

La caza de anátidas se ha convertido en España en una excepción que en muchas autonomías ha pasado a ser casi una erradicación. Se restringen las especies. La administración se vale de una burocracia abusiva, rocambolesca y sin fundamento para poder pescar en ríos y humedales, a estos últimos los declaran figuras especiales para no permitir su caza y mucho menos su pesca totalmente alóctona. Resumiendo, están estrangulando tanto la caza de acuáticas, que ya casi está abolida. ¿Y debido a qué lo han hecho y lo siguen haciendo?: Pues para convertir los humedales en lugares donde se puedan contemplar y fotografiar cantidad de aves tanto autóctonas como alóctonas, pero… esas aves tienen que comer todos los días.


Imagínense que aplicáramos a rajatabla —que tiempo y medios hemos tenido— la erradicación de los cangrejos rojos (Procambarus clarkii) y la de los señales (Pacifastacus leniusculus). Pues bien. ¿De qué se alimentarían las aves de los humedales donde no se puede cazar ni pescar y la administración los vigila para que nadie coja ni un solo cangrejo? Pues el somormujo lavanco, el zampullín, las gaviotas en sus múltiples variedades, los cormoranes, las fochas, las pollas de agua, las cigüeñas, etc. etc. lo pasarían mal, y ni enumerarles en este post quiero incidir sobre las migratorias convertidas en plaga y los tremendos daños que ocasionan a la agricultura en sus diversas vertientes, pero como ejemplo tenemos a los ánsares, las torcaces o los tordos pintos. Pero no sólo de cangrejos viven las aves acuáticas que hay que enseñar a los turistas que visitan los humedales convertidos en verdaderos corrales. También necesitan lucios, percasoles, carpas, percas y demás especies que no necesiten repoblaciones —que se sepa de ellas, claro—.

En lo que a la trucha arco iris se refiere, todas las naciones, menos España, la han considerado como especie asimilada en aras de que se siga pescando la citada sin incidir en la autóctona. Luego vendrá algún iluminado gubernamental y nos hará el gran favor de permitirnos lo que los demás han instrumentado en aras de salvaguardar la trucha autóctona.


Jamás la administración cumplirá lo acordado en el CATALOGO DE ESPECIES ALÓCTONAS como consecuencia del aguante que estas tienen en aguas totalmente contaminadas. Y aun así, las aves cebadas suelen enfermar de botulismo año tras año. La osadía y la noticia mendaz llega cuando en algunos parques se echan las manos a la cabeza y dicen haber dado con cojonosoluciones que funcionan muy bien sobre el papel, pero no en los humedales.

Dejan cazar en parte en la Albufera Valenciana (faltaría más) y de forma meramente testimonial y bajo estrictos controles en muy contados días en Las Lagunas de Villafáfila (Zamora) y en La Laguna de la Nava (Palencia). Cazar, dejan poco; pero pescar: NADA. Menos mal que para avalar afirmaciones tales dispongo de una buena colección de fotografías hechas por mí.


Es evidente que tanto las aves como los peces o los cangrejos están acostumbrados a vivir en aguas sumamente contaminadas. Pero lo malo es cuando esas aves alóctonas se convierten en plaga y en vez de migrar se quedan entre nosotros para zamparse las muy valiosas especies en declive tales como por ejemplo la trucha autóctona. Trucha que el cormorán no sé ni cómo ni cuándo se ha aprendido los lugares de freza y hace verdaderos escarnios, pero como no está incluido en el listado de especies cazables, se caza a la chita callando con permisos oficiales autonómicos o se lo encargan a matabichos profesionales. Pero los resultados no son los deseados, pues van a más, cada año crían más en España.

Otro de los problemas es cuando la sobreabundancia de especies autóctonas o aloctonas está desnivelada e incide negativamente sobre poblaciones vulnerables o sobre especies ganaderas no estabuladas. Tenemos el caso de las cigüeñas, de los buitres leonados. Muchos de ellos —los buitres, cigüeñas y gaviotas— se nutren en los basureros tanto en cuanto se procede de acuerdo con lo acordado en Bruselas, pero como ni los basureros dan abasto a tantos y tan fieros elementos, a los buitres se les construyen comederos con un coste desmesurado en el análisis y traslado de los desperdicios del ganado de consumo humano y venatorio así como de sus desperdicios.


¿Cuándo lo alóctono se convierte en autóctono?

En el caso de los vegetales es más fácil de cuantificar como consecuencia de que constantemente se están introduciendo especies que algunas de ellas son transgénicas. De todas las maneras, el hombre siempre ha estado haciendo injertos y selecciones naturales que al final dieron a muchas especies tanto vegetales como animales un giro de 180 grados.

¿Qué hubiese sido de nosotros sin las patatas, los pimientos o los tomates?

 

• 
 •

5 comentarios

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

31 jul. 19:14
josemiguelmontoyaoli
Mi querido amigo D. Miguel Ángel Romero Ruíz:

Eliminar las especies tan injusta, indocumentada e irresponsablemente calificadas de exóticas invasorasno sirve a ningún interés social, es falso desde la perspectiva ecológica (la exoticidad de una especie no hace referencia a su pasaporte, sino a suadecuación a un medio) porque los únicos exóticos son los nuevos medios que hoy tenemos (para bien y para mal) en España, embalses, ríos regulados, contaminaciones... ers técnicamente inviable a costes soportables por el erario público (nos saldría mucho más barata cualquier guerra) y además es un gigantesco perjuicio económico para nuestros rurales. ¿Alguien puede proponer mayores dosis de estupidez?

Da vergüenza tener que darte siempre la razón. Feliz verano. Miguel

¡Que se vayan a donde estamos pensando!
02 ago. 10:26
Fuente Andrino  
Contestación a don José Miguel Montoya Oliver - Doctor Ingeniero de Montes - Profesor de de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Montes (MADRID).
Mi querido amigo y distinguido profesor. Es para mí un honor que un hombre de tu categoría moral y científica tenga en cuenta lo que pensamos los cazadores y pescadores de a pie. MUCHAS GRACIAS EN NOMBRE DE MUCHOS QUE TE ESTIMAN Y MÍAS PROPIAS.
En segundo lugar, te ruego que me disculpes por haber tardado en contestarte, pues estos días los he dedicado a ir detrás de las cosechadoras en lugares Burgaleses que tú conoces muy bien ( La Bureba) y al campo, no llevo móvil, ni Tablet ni mi PC portátil, pero llevo cámaras fotográficas que poco a poco voy cogiendo el truquillo a base de cursillos y de utilizarlas.
No, nadie puede homogeneizar un continente de la noche a la mañana sin tener medios ni conciencia del cambio. Son unos mentirosos cuando no dicen claramente que nuestras aguas continentales están envenenadas y muchas veces me pregunto lo que pensará un ingeniero superior de montes, como tú, cuando ve que los cauces van encajonados en una maleza que no se limpia ni se respetan las distancias de los márgenes. Es más, constantemente se conculca el caudal mínimo de los ríos. Dicen que el Cambio Climático ha secado las fuentes. Mentirosos. Lo que ha secado las fuentes es que os habéis cargado los acuíferos pinchándoles con pozos sin orden ni concierto. Agunos se rellenan todos los años, eso es cierto. Pero otros les cuesta siglos.
Muchas gracias en mi nombre y en el de los cazadores de a pie que me incitan a escribir lo que ellos ven. Mi verbo no es tan documentado como el de tus muchas e interesantes publicaciones, pero a través de mi humilde persona emitimos quejas para que personas como tú, las deis la debida forma. Lo que ocurre es que en esta España nuestra quieren monaguillos y no obispillos. No te preocupes, que cuando te llame el Señor, serás una eminencia. Eminencia que hemos desaprovechado.
UN ABRAZO MUY FUERTE Y DE CORAZÓN.
02 ago. 21:20
Igor24
Igor24  
Artículo de interés, sin embargo aborda uno de los temas más complicados del medio ambiente actual, cual es el manejo de las especies que conviven con nosotros, autóctonas o alóctonas y algunas que no sabemos en qué punto se encuentran entre ambos extremos de "autoctonicidad" y "aloctonicidad" (y los extremos nunca fueron buenos). Hay mucha tela que cortar y parece que algunas especies son invasoras porque siendo alóctonas o exóticas (sean sinónimos) algunos las han colgado el sanbenito de ser negativas para el medio o invasoras (sean sinónimos). Pero ¿qué criterios se han seguido para esa categorización, se ha realizado una verdadera VISIÓN DE CONJUNTO (propia de técnicos, ingenieros o expertos)? ¿Alguien sabe si los transgénicos (que nadie tachará de autóctonos) son invasores o no? ¿Es el eucalipto europeo?¿Desplaza el eucalipto a las especies autóctonas? Las respuestas creo que son evidentes. De contaminación mejor no hablar, pues un bioindicador tan español... como la perdiz autóctona está siendo declarado en fuerte recesión en zonas o comunidades de manera que uno puede ver como un año tras otro difícilmente ve polladas de más de 5 pollos cuando no ve polladas de 3 pollos un 19 de junio (con predación a la vista...) o incluso 1 o 2 pollitos en julio con su madre... Mientras un regimiento de agricultores barre el campo con atomizadores... ¿Dónde está el veneno o la contaminación, en los cruceros que llegan a Barcelona??? Miren señores/as, aquí la ÚNICA CUESTIÓN ES QUE SOMOS UNOS HIPÓCRITAS QUE EN EL BAR O EN LOS FOROS SOMOS TODOS MUY LISTOS Y MUY AVISPADOS PERO A LA HORA DE LA VERDAD HACEMOS LO CONTRARIO DE LO QUE DECIMOS... ¡MENOS HABLAR Y MÁS HACER!
03 ago. 13:00
Fuente Andrino  
Igor24
IGOR24 es uno de los blogueros más respetados y con mayores conocimientos de la biodiversidad de los que a primera vista se puede uno imaginar. Como todo sabio, utiliza un lenguaje asequible pero didáctico.
Yo …, ¿qué le voy a decir?. Pues que estoy en todo de acuerdo y además muy orgulloso de que se digne escribir en mi humilde post con los razonamientos transparentes de un cazador y pescador de a pie, como los de un servidor. Razonamientos y opiniones que le sirvan para puntualizar y señalar el quid de la cuestión.
Esto me anima a, so pretexto de seguir la línea del cangrejo con sus dicotomías en las universidades y centros oficiales, así como esas absurdas prohibiciones que encierran lo contrario.
Y en lo que al turismo se refiere, no sé de qué vamos a vivir cuando las fabricas cierran, el campo se deshumaniza, los pueblos se abandonan y son saqueados constantemente llevándose hasta las campanas de los campanarios, el cupo de la pesca marítima profesional e industrial ya está hecho desde hace meses, la biodiversidad está en manos de impresentables que andan a la greña disputándose los hides fotográficos como los de la Sierra de la Culebra. Por una parte quieren que se vayan las especies autóctonas y sin embargo abren las jaulas de los zoos como lo hicieron con las de los visones americanos. Algo está fallando. Me da vergüenza escribirlo, pero nuestros universitarios tienen que ir a la vendimia de Francia a trabajar como esclavos.
Muchas gracias Igor24. Siempre he reconocido que vale más lo que vosotros desarrolláis, que lo que yo expongo bajo un punto de vista rural al que no renunciaré jamás.
UN ABRAZO, MI QUERIDO Y COCTO AMIGO IGOR24.
03 ago. 13:10
Fuente Andrino  
IGOR24, te ruego disculpes por no cuidar en mi texto la sintaxis. Pues cuando escribo que los ecologistas quieren que se vayan las especies autóctonas, quise decir que quieren que se vayan las alocotanas. No es una falta de respeto a tu persona, ni mucho menos. Son las prisas, mi querido amigo.
UN ABRAZO Y PERDONA LA IRREVERENCIA.
Miguel ngel Romero Miguel Ángel Romero Ruiz es colaborador habitual de publicaciones cinegéticas.

RSS