Actualidad

Madrid

La ONC pone en marcha un proyecto de recuperación de la perdiz roja

La Oficina Nacional de la Caza, la Conservación y el Desarrollo Rural (ONC) ha puesto en marcha un proyecto de recuperación de la perdiz roja, una iniciativa que cuenta con el apoyo del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la Fundación Biodiversidad.

07/03/2018 10:53:34 | CdC | Archivado en:  ONC.

La ONC pone en marcha un proyecto de recuperación de la perdiz roja

En concreto se trata del proyecto Estrategia para frenar el declive de las Aves asociadas a los ambientes agrícolas en la península ibérica. Caso de la perdiz roja, impulsado por el anterior presidente de la ONC, Juan Antonio Sarasketa, y que ha sido retomado y concretado por el actual presidente, Santiago Iturmendi. Se trata de un proyecto diseñado por José Luis Garrido y que cuenta con José Antonio Pérez Garrido como director coordinador del proyecto general y de su materialización en Castilla y León, y con Beatriz Arroyo López como técnico científica de los cotos de Castilla-La Mancha.

De hecho, actualmente se está trabajando desde la ONC para encontrar financiación que permita ampliar su ámbito de actuación a otras comunidades, ya que uno de los objetivos es el de replicarlo en el mayor número de cotos posibles, preferentemente de clubs federados, ya que se requiere la colaboración concreta de los cazadores en trabajos de buenas prácticas de gestión cinegética. En este sentido, los dos presidentes y muchos cazadores de Valderas (en Castilla y León) y Miguelturra (en Castilla-La Mancha) están muy ilusionados con las posibilidades de este proyecto.

Las actividades anuales se desarrollarán durante cuatro años sobre tres modelos de cotos en cada comunidad autónoma. Los tres tipos cotos son: 1) Coto Óptimo o ecológico, que es un coto de agricultura ecológica sobre el que se harán actuaciones de buena gestión cinegética; 2) Coto Prototipo, que es un coto de unas 1.200 hectáreas (coto medio español) con agricultura intensiva cerealista mayormente de secano, donde se pondrán en marcha todas las medidas de gestión medioambiental y cinegéticas más habituales, se realizarán siembras especiales para aves, se construirán cada año al menos 10 hectáreas en bandas lineales dispersas de caballones para sustituir a las inexistentes linderas y otras 10 hectáreas de bandas de 5 a 10 metros ancho sin tratar con biocidas; 3) Coto de Control, de superficie similar al anterior, donde no se introducirán modificaciones en la gestión que vienen haciendo los últimos años, es decir, gestión escasa o nula, que es el más común en España.

Se harán censos en todas las estaciones del año y seguimiento de la evolución de la población de las aves más representativas de esos tres cotos: paseriformes como calandrias, cogujadas o trigueros; también de esteparias como alcaraván, ganga, ortega, sisón y avutarda; rapaces que anidan en el cereal como los aguiluchos cenizo y pálido; y las dos gallináceas más representativas para el mundo cinegético, la perdiz roja y la codorniz.

En estos tres cotos no se hará ningún tipo de sueltas de animales de granja durante los cuatro años de intervención, para no interferir en los censos de poblaciones.

En síntesis, el proyecto intenta comparar los incrementos de poblaciones por kilómetro cuadrado esperados tras las actuaciones en el coto prototipo, que se esperan inferiores que los del óptimo, pero superiores a los obtenidos en el coto de control.

En su desarrollo se contará con la colaboración y trabajo de las sociedades de cazadores propias de cada coto de caza, lo que disminuye los costes del proyecto y permite aproximarse de una forma más certera al esfuerzo real que podría suponer para cualquier coto poner en marcha dicha iniciativa.

Hay que tener en cuenta que no se trata de un estudio experimental, sino de una aplicación práctica de resultados de diversos estudios ya realizados en España y que, lamentablemente, todavía no se han podido llevar a la práctica fuera del ámbito de la investigación, de modo que en éste se ha reducido al mínimo el coste <em>científico</em> y se ha destinado, casi en su totalidad, a actuaciones prácticas perfectamente ejecutables por quien quisiera ponerlo en marcha en el campo.

De igual forma, se hará un seguimiento económico del impacto que pueda tener sobre la explotación agrícola, para compensar al agricultor. Con todo esto, lo que se propone es generar un modelo de prácticas de mejora y gestión de hábitat que permita frenar e invertir el declive de toda la avifauna asociada a estos medios agrícolas, con un cálculo lo más exacto posible de los costes para buscar subvenciones compensatorias en figuras como puede ser la PAC.

La vocación de este proyecto no es la de la exclusividad y puede ser compatible con cualquier otro proyecto afín que tenga este mismo objetivo y se desarrolle en cualquier otro territorio o país asociado dentro de algún programa de colaboración europeo, pues se aspira a que se incluya en el futuro dentro de convocatorias internacionales de ayudas, como FEDER, Interreg Sudoe u otras.

Este proyecto ha sido propuesto por la ONC a la Convocatoria de concesión de ayudas de la fundación Biodiversidad en régimen de concurrencia competitiva para la realización de actividades en el ámbito de la biodiversidad terrestre, marina y litoral, 2017 y ha sido seleccionado con una ayuda que representa más del 50% del presupuesto total a invertir en las dos comunidades autónomas seleccionadas.

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.