Actualidad

Barcelona

Un jabalí ataca y hiere a una mujer al salir de un parque de atracciones

El ‘jabalí gigante’, como así lo ha descrito la víctima, se encontraba a pocos metros de la salida del Parque de Atracciones Tibidabo, en Barcelona. Allí arremetió contra a una mujer, causándole varias heridas y hematomas: «Me embistió y me levantó dos o tres veces» ha manifestado la afectada, que en ese momento se encontraba en compañía de sus hijos.

19/08/2018 21:32:51 | CdC | Archivado en:  JabalíCataluña.

Esta noticia la han leido 30.609 personas

Jabalí daños Barcelona
Ataque de jabalí

Los hechos sucedieron el pasado martes por la noche. Núria Medina se encontraba disfrutando de un día de diversión en el conocido Parque de Atracciones Tibidabo junto a su marido y sus dos hijos. Cuando salían de las instalaciones, se encontraron de frente con el jabalí: «Lo vimos rebuscando en la basura. Estábamos saliendo del recinto para coger el autobús y nos topamos con un jabalí gigante», expresó la víctima.

Embestidas que la levantaron del suelo varias veces

En ese momento dieron media vuelta e intentaron alejarse del animal, pero ya era tarde. Algo llamó su atención y comenzó a seguir a la asustada familia. Medina está segura que fue la mochila que portaba. Así lo narraba: «Mi hijo es diabético y en la bolsa llevaba insulina, galletas y zumos. No me dio tiempo a reaccionar. Quería sacar la comida que llevaba y tirarla para evitar que se me acercase, pero en nada me embistió y me levantó del suelo dos o tres veces».

Su familia y otros padres con hijos pequeños que les acompañaban consiguieron detener el ataque. Núria tenía la pierna ensangrentada y tuvo que ser tratada en el Hospital Vall d'Hebron. El resultado fue un hematoma en el muslo y varios puntos para cerrar las heridas ocasionadas por las defensas del jabalí.

Fuentes del parque de atracciones han confirmado que efectivos de la Guardia urbana se personaron inmediatamente y consiguieron retirar al animal, aunque no ha trascendido cómo se llevó a cabo esa retirada.

Sobrepoblación

El cada vez más disparado número de jabalíes que se registra en Barcelona ha conllevado que las incursiones en terreno urbano se hayan convertido en una constante en los últimos años. En el Parque Natural de Collserola, las cifras que se manejan en cuanto al número de jabalíes triplican la densidad recomendada: los responsables del Parque Natural estiman que son 1.500 los suidos que habitan la zona, cuando la carga máxima recomendada para este espacio es de 600, pero se especifica que la cifra ideal es de 300.

La controvertida vacuna anticonceptiva para el jabalí

La Guardia Urbana ya advirtió que solo en 2017 se produjeron 668 incidencias relacionadas con este animal. Pero lo más llamativo es la solución que el departamento de Sanidad y Anatomía de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Autónoma de Barcelona, Manuel López Béjar, encabezó en abril de 2017: la controvertida vacuna anticonceptiva destinada a esterilizar a los animales con el objetivo de reducir su capacidad anticonceptiva.

Esta solución pretendía imponerse ante el control cinegético, exponiendo, en palabras de López Béjar, que «la solución no está en la eliminación, si no en la convivencia, pero con un número limitado de individuos». Béjar también manifestó que debía apostarse por métodos complementarios que sean más éticos ante la opinión pública, como por ejemplo la sensibilización ciudadana.

La respuesta de la Federación Catalana de Caza no se hizo esperar. Desde el principio, los responsables federativos advirtieron que no compartían el criterio de convivencia que Béjar defendió y rechazaron que humanos y jabalíes tengan que convivir en el mismo espacio por los peligros que esto puede llegar a ocasionar.

Ahora los hechos han dado la razón a los cazadores, que el pasado año demostraron con datos objetivos la eficacia del control cinegético en este problema, exponiendo que la temporada anterior se redujo, gracias a sus actuaciones, de los 12 a los 6,2 ejemplares por 100 hectáreas. Este es el valor más bajo de los últimos 10 años, según los planes técnicos de gestión cinegética de la Generalitat en las zonas controladas de caza.

Un estudio universitario lo advirtió hace tres meses

El consistorio de la ciudad volvió a intentar solucionar el problema sin siquiera afrontarlo, con acciones como anclar los contenedores al suelo, a tapar las papeleras y a informar a los vecinos sobre las consecuencias de alimentar a los animales. Pero con los animales que estaban generando los problemas no se hizo nada, a pesar de que la Universidad Autónoma de Barcelona, con el investigador Jorge R. López Olvera encabezando un estudio, alertó sobre el aumento en la agresividad de estos animales. En el proyecto se recogía un aumento de la violencia de estos animales hacia personas que llevan comida consigo.

El consistorio de la ciudad inició el pasado julio un plan para reducir la presencia de jabalís en zonas residenciales. El ayuntamiento comenzó a anclar los contenedores al suelo, a tapar las papeleras y a informar a los vecinos sobre las consecuencias de alimentar a los animales con el objetivo de evitar que los cerdos salvajes se acostumbren a la vida urbana.

 

Noticias relacionadas

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.